Big Shot
Buscar
Buscar

SPOTLIGHT / TENDENCIAS

Spotlight / Tendencias

Big Shot

Bill y Melinda Gates. Foto: gatesnotes.com

Los logros de la fundación de Bill y Melinda Gates

El empresario y multimillonario Bill Gates acaparó brevemente los reflectores el viernes 13 de marzo al anunciar su renuncia al consejo administrativo de la empresa tecnológica que ayudó a fundar, Microsoft.

La razón principal para tomar esta decisión se debe a su interés por dedicarse de tiempo completo a ser filántropo y  trabajar en la fundación creada en el año 2000 de la mano de su esposa Melinda Gates.

A lo largo de 20 años de su existencia, Bill y Melinda Gates Foundation ha donado más de 53.8 mil millones de dólares a diversas causas, de los cuales más de 26,000 millones de dólares provinieron originalmente de la fortuna de esta pareja de empresarios tecnológicos.

Una de sus más recientes donaciones realizadas por la fundación fue de 100 millones de dólares para ayudar a contener la propagación del coronavirus, que recientemente fue declarada pandemia, por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En febrero de 2020, Melinda y Bill Gates compartieron un recuento y reflexiones sobre la labor de su fundación, especialmente recordaron el camino que han tenido que recorrer para identificar en cuáles serían los problemas específicos en los que buscarían ayudar y destinar sus recursos, tanto monetarios, como logísticos.

“Sabíamos por un tiempo que queríamos regalar la mayoría de nuestra riqueza de Microsoft y usarla para mejorar la vida de las personas. El desafío, por supuesto, era cómo hacerlo de una manera significativa y de alto impacto”, compartieron Bill y Melinda en su mensaje, en un texto publicado en su sitio web gatesnotes.com.

La pareja relató que tras entrevistarse con expertos y estudiar detenidamente diversos informes, se convencieron de que “el mundo debería estar haciendo más para abordar las necesidades de sus personas más pobres”. 

El empresario y la exdirectiva de Microsoft reiteraron que a pesar de que las condiciones del mundo habían cambiado mucho en estas dos décadas, la idea nuclear del trabajo de esta fundación es que “cada persona merece la oportunidad de vivir una vida saludable y productiva”.

Reconocieron que la filantropía nunca puede, y nunca debe, tomar el lugar de los gobiernos o el sector privado. Sin embargo, esta actividad tiene un papel único que desempeñar para impulsar el progreso.

En el mejor de los casos, la filantropía toma riesgos que los gobiernos no pueden y las corporaciones no deben. Los gobiernos necesitan concentrar la mayoría de sus recursos en escalar soluciones probadas, advirtieron.

Así es cómo han repartido los recursos de la fundación en los últimos 20 años:

Cómo han distribuido los recursos de la fundación Bill y Melinda Gates. Gráfico: gatesnotes.com
Gráfico: gatesnotes.com

Balancearse por las cercas (swing for the fences)

Warren Buffett, un querido amigo y fuente de excelentes consejos desde hace mucho tiempo, lo expresó con un poco más de colorido. Cuando donó la mayor parte de su fortuna a nuestra fundación y se unió a nosotros como socio en su trabajo, nos instó a ‘balancearnos por las cercas’”, detallaron los filántropos estadounidenses.

“Balancearse por las cercas” Es una frase que muchos estadounidenses reconocen del béisbol. “Cuando te balanceas hacia las cercas, pones cada gramo de fuerza en golpear la pelota lo más lejos posible. Sabes que tu bate puede perder la pelota por completo, pero que si logras hacer contacto, las recompensas pueden ser enormes”, explicó Gates.

“Así es como pensamos también en nuestra filantropía. El objetivo no es sólo un progreso incremental. Es poner toda la fuerza de nuestros esfuerzos y recursos detrás de las grandes apuestas que, si tienen éxito, salvarán y mejorarán vidas”, comentaron.

¿Qué ha logrado Bill y Melinda Gates Foundation?

En su carta para iniciar 2020, Melinda y Bill Gates hicieron un breve recuento de sus labores en materia de educación y salud y destacaron dos problemas globales, que se han convertido en prioridades para su fundación: la crisis del cambio climático y la igualdad de género y cómo influirán en su labor los próximos 20 años.

Salud global

Melinda Gates relató que cuando la fundación comenzó a trabajar en la salud a nivel global, se impactaron al descubrir la cantidad de niños que todavía morían en países con bajos recursos debido a enfermedades que podían prevenirse con vacunas, las cuales estaban disponibles fácilmente en naciones como Estados Unidos. 

Nos hizo comprender que los retos que imponen la pobreza y las enfermedades están siempre relacionadas”, comentó Melinda.

 La fundación de Gates trabajó con la OMS, el Banco Mundial y UNICEF para crear “Gavi, la alianza por la vacunación”.

Gavi logró reunir a gobiernos y otras organizaciones para recaudar fondos que permitieran comprar vacunas y apoyar a aquellos países de bajos recursos para que las aplicaran a sus niños.

Bill Gates explicó que esta iniciativa despertó ciertas dudas.

“No estábamos completamente seguros de qué esperar. Gracias a Microsoft, estaba familiarizado con los riesgos de comenzar una nueva organización. Sin embargo, los riesgos que estábamos tomando con Gavi eran diferentes. En lugar de intentar presentar un nuevo producto y atraer a los clientes, intentamos demostrar al mundo que una asociación internacional para las vacunas no solo era posible sino necesaria. Si fallamos, podríamos desalentar a los gobiernos y otros financiadores a invertir en esfuerzos futuros” explicó.

Esta iniciativa logró recaudar suficiente dinero para convencer a los fabricantes de que suministraran las vacunas en países de desarrollo y lograr que algunos países asumieran la difícil tarea de llevar vacunas a los niños.

Para 2019, Gavi había ayudado a vacunar a más de 760 millones de niños y a prevenir 13 millones de muertes. También ha logrado traer más vacunas y suministros al mercado al tiempo que baja los precios. 

Por ejemplo, una dosis única de la vacuna pentavalente, que protege contra cinco infecciones mortales, solía costar 3.65 dólares. Ahora cuesta menos de un dólar.

Hoy, el 86 por ciento de los niños en todo el mundo reciben vacunas básicas. Eso es más que nunca. 

“Pero alcanzar el último 14 por ciento será mucho más difícil que alcanzar el primer 86 por ciento. Los niños de este grupo son algunos de los niños más marginados del mundo”, advirtió Melinda Gates.

Combatir al VIH

El trabajo de Bill and Melinda Gates Foundation sobre vacunas tiene paralelos con otra área en la que ha estado muy involucrados desde el principio: el VIH y el SIDA.

“Cuando nuestra fundación abrió sus puertas, la tasa de mortalidad por SIDA en el mundo rico finalmente comenzó a disminuir, gracias a nuevos tratamientos. Pero al igual que con las vacunas, las herramientas que salvaban vidas en los países de altos ingresos no estaban disponibles en los países de bajos ingresos. El número de nuevas infecciones en África subsahariana se estaba disparando. Recuerdo haber leído un horrible artículo de Newsweek sobre cómo el virus convertiría a toda una generación de niños en huérfanos”.

En respuesta a la creciente epidemia, así como a la necesidad de abordar a otros dos grandes asesinos, en 2002 los filántropos estadounidenses ayudaron a la creación de una nueva organización llamada Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria. Tenía un objetivo similar al de Gavi: entregar medicamentos, tecnologías y programas que salvan vidas en países de bajos ingresos. 

Pero al igual que Gavi, el Fondo Mundial ha demostrado ser un gran éxito. Solo en 2018, casi 19 millones de personas recibieron tratamiento contra el VIH para salvar vidas en países donde la organización invierte.

“Una vez que se estableció el Fondo Mundial, sabíamos que el mundo tenía una tubería para llevar nuevas innovaciones a los lugares que más las necesitaban. Entonces, junto con el apoyo al Fondo Mundial, nuestra fundación invirtió en el desarrollo de nuevas herramientas”, relató Bill.

Al principio, decidieron dedicar muchos recursos a los preventivos del VIH que debían tomarse todos los días. Por muchas razones, no resultaron como esperaban.

“Estábamos optimistas de que los geles vaginales podrían ayudar a prevenir la infección, pero no fueron efectivos para detener la transmisión de la enfermedad. Y aunque ahora hay una píldora preventiva diaria que es 99 por ciento efectiva en la protección contra la enfermedad si se toma de manera constante, no ha hecho mella en la epidemia en los países de bajos y medianos ingresos. Los programas locales de salud han tenido problemas para administrar una píldora diaria de una manera atractiva y que se ajuste a la vida de las personas”, explicó Bill Gates.

El multimillonario detalló que actualmente su labor se centra en los preventivos de mayor duración. “Imagine si, en lugar de tener que tomar una píldora todos los días, una persona pudiera recibir una inyección cada dos meses, un implante en su brazo o incluso una vacuna para eliminar por completo el riesgo de contraer el virus”.

La base de la fundación también se centra en opciones de tratamiento de mayor duración. Gracias a los grandes avances, una persona VIH positivo que recibe tratamiento, ahora tiene la misma esperanza de vida que alguien sin VIH. Pero, al igual que con los preventivos de hoy, el medicamento debe tomarse todos los días. “Estamos buscando nuevos tratamientos que se puedan tomar con menos frecuencia, con hasta un año de diferencia”.

“Incluso si perfeccionamos opciones duraderas, todavía hay una serie de desafíos que enfrentar antes de realmente revertir el curso de la epidemia”, explicó el empresario.

Para Bill, la salud global siempre será un foco central de su fundación. “Este trabajo solo será más importante en el futuro, ya que el cambio climático hace que más personas sean susceptibles a las enfermedades”, comentó.

“Junto con nuestras inversiones en vacunas y VIH, continuaremos apoyando el progreso en otras enfermedades, como la malaria, la tuberculosis y la poliomielitis (a través de nuestra asociación con la Iniciativa Global de Erradicación de la Polio). Financiaremos nuevos avances en planificación familiar y salud materna y neonatal, y exploraremos nuevas formas de prevenir el flagelo de la desnutrición”, dijo Bill Gates.

Educación

Contrario a sus expectativas, al buscar impulsar la educación de los jóvenes en Estados Unidos, Bill y Melinda se han enfrentado a escenarios más complejos de los que anticipaban.

“Cuando se trata de la educación de Estados Unidos, aún no estamos viendo el tipo de impacto final que esperábamos. El status quo sigue fallando a los estudiantes estadounidenses”, explicó Melinda Gates.

“Considere esto“: el aula de la escuela primaria estadounidense promedio tiene 21 estudiantes. Actualmente, 18 de esos 21 completan la escuela secundaria con un diploma o una credencial equivalente (que es una mejora significativa desde el 2000), pero sólo 13 comienzan algún tipo de programa postsecundario un año después de graduarse. Solo siete obtendrán un título de un programa de cuatro años dentro de seis años.

Empeora cuando se desagrega por raza. Si todos los estudiantes en nuestro salón de clases son latinos, sólo seis terminarán su programa de cuatro años en seis años. Para un aula de estudiantes afroamericanos, el número es solo cuatro.

“Sin embargo, el hecho de que el progreso haya sido más difícil de lograr de lo que esperábamos no es razón para rendirse. Justo lo contrario. Creemos que el riesgo de no hacer todo lo posible para ayudar a los estudiantes a alcanzar su máximo potencial es mucho, mucho mayor”.

Melinda detalló que pese a esto, han logrado ver algunos signos de progreso. 

“Entre otras cosas, hemos ayudado a apoyar algunas mejoras en el plan de estudios, nos hemos vuelto más inteligentes para evitar que los niños abandonen la escuela y hemos profundizado nuestra comprensión de lo que hace que un gran maestro sea excelente y que pueda mejorar a un buen maestro”, dijo la esposa del multimillonario.

Otro de sus grandes orgullos es el programa Gates Millennium Scholars, que proporcionó becas universitarias completas a 20,000 estudiantes de afroamericanos.

“No hay duda de que esta nueva década está comenzando en un momento de gran inquietud e incertidumbre en todo el mundo”, reflexionó Melinda. 

“Pero incluso en un momento tan desafiante como este, de hecho, especialmente en un momento como este, seguimos comprometidos a apoyar a defensores, investigadores, funcionarios gubernamentales y trabajadores de primera línea que están haciendo posible una vida saludable y productiva para más personas en más lugares”.

De vista al futuro

“Los últimos 20 años solo han profundizado nuestro compromiso de avanzar en la salud pública y la educación mundial. Pero también hemos desarrollado un gran sentido de urgencia en torno a otros dos temas. Para Bill, se trata del cambio climático. Para mí, es la igualdad de género.

A medida que miramos hacia los próximos 20 años”, dijo la filántropa.

Bill and Melinda Gates Foundation. Foto: Cortesía gatesnotes.com
Bill and Melinda Gates Foundation. Foto: Cortesía gatesnotes.com

Cambio climático

“El mundo no puede resolver un problema como el cambio climático sin hacer grandes apuestas”, consideró Bill Gates.

El empresario estimó que abordar el cambio climático exigirá niveles históricos de cooperación global, cantidades de innovación sin precedentes en casi todos los sectores de la economía, el despliegue generalizado de las soluciones actuales de energía limpia como la solar y la eólica, y un esfuerzo concertado para trabajar con las personas que son más vulnerable a un mundo más cálido. “Eso no sucederá a menos que decidamos qué vamos a hacer y cómo lo haremos”.

Entonces, Gates se preguntó ¿cómo debería ser el plan para alcanzar ese objetivo de cero emisiones? “La respuesta es tan complicada como el problema que estamos tratando de resolver. Pero la versión corta se divide en dos segmentos: mitigación y adaptación”.

“Entonces, ¿cómo debería ser el plan para alcanzar esa meta de cero emisiones? La respuesta es tan complicada como el problema que estamos tratando de resolver “.

Para Bill Gates, la mitigación se trata de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El empresario explicó que la clave para que esto suceda es una combinación de implementar las cosas que funcionan ahora y mucha innovación para crear y escalar las tecnologías que aún necesitamos.

“Cuando las personas hablan de resolver el cambio climático, generalmente se centran en reducir las emisiones, ¡lo cual es bueno! Necesitamos alternativas de carbono cero en todos los sectores de la economía, muchos de los cuales aún no existen. La mitigación es, con mucho, el mayor desafío que tenemos que resolver, y es genial ver tanta energía puesta en cómo poner a cero las emisiones”, reflexionó.

Pero resolver el cambio climático requerirá más que solo mitigación. “También tenemos que asumir la adaptación”.

“Las personas de todo el mundo ya están siendo afectadas por un mundo más cálido. Esos impactos sólo empeorarán en los próximos años. La cruel ironía es que las personas más pobres del mundo, que contribuyen menos al cambio climático, sufrirán lo peor”, advirtió.

Gates consideró que organizaciones como Gavi y el Fondo Mundial van a desempeñar un papel importante en esto al ayudar mejorar la salud en los lugares más vulnerables. “Si vamos a prevenir un desastre climático, las intervenciones y soluciones específicas para el clima no son suficientes. También debemos pensar en los efectos indirectos, como cómo un planeta más cálido afectará la salud global”.

“El cambio climático es uno de los desafíos más difíciles que el mundo ha asumido. Pero creo que podemos evitar una catástrofe climática si tomamos medidas ahora para reducir las emisiones y encontrar formas de adaptarnos a un mundo más cálido”.

Igualdad de género

Melinda Gates se dedicó a transformar las fundaciones de que su esposo y su suegro habían creado antes, con la intención de alinearlas a la filantropía del siglo XXI.

En su libro “No hay vuelta atrás: el poder de las mujeres para cambiar el mundo”, Melinda narra cómo fue que consiguió que el matrimonio y la convivencia se basaran en la igualdad. Algo que suena un poco complicado cuando su esposo no sólo es uno de los hombres más ricos del mundo durante varias décadas, sino también fue su jefe.

Ante ello, la igualdad de género también se ha convertido en uno de los pilares de la fundación.

No hay vuelta atrás, libro de Melinda Gates. Foto: Cortesía
No hay vuelta atrás, libro de Melinda Gates. Foto: Cortesía

“Después de que Bill y yo comenzamos la fundación, comencé a pasar tiempo con mujeres en los lugares más pobres del mundo. Escribí mucho sobre esos viajes en mi libro, porque cambiaron todo para mí”.

“Los datos son inequívocos: no importa en qué lugar del mundo se nazca, la vida será más difícil si nace como una niña”, dijo Melinda.

En los países en desarrollo, las experiencias de niños y niñas comienzan a divergir dramáticamente en la adolescencia. La niña promedio en África subsahariana termina su educación con dos años menos de escolaridad que el niño promedio. Una de cada cinco niñas está casada antes de cumplir 18 años, atrapándola en el lado equivocado de un desequilibrio de poder incluso dentro de su propia casa.

Mientras tanto, en los países de altos ingresos, la desigualdad de género tiende a ser más visible en el lugar de trabajo. Aunque las mujeres en Estados Unidos obtienen títulos universitarios y de posgrado a tasas más altas que los hombres, tienden a concentrarse en ciertas especialidades y a menudo se canalizan a trabajos menos lucrativos. 

Los hombres tienen un 70 por ciento más de probabilidades de ser ejecutivos que las mujeres de la misma edad. Estos números son aún peores para las mujeres afroamericanas, que están doblemente marginadas por las fuerzas combinadas del sexismo y el racismo.

“La razón por la cual el ritmo de progreso para las mujeres y las niñas ha sido tan glacial no es un misterio. Es el resultado directo del hecho de que, a pesar de los valientes esfuerzos de activistas, defensoras y movimientos feministas, el mundo se ha negado a hacer de la igualdad de género una prioridad. Los líderes mundiales simplemente aún no han hecho los compromisos políticos y financieros necesarios para impulsar un cambio real”, explicó Melinda Gates.

“Para hacer que este momento sea diferente, debemos hacer intentos audaces de encontrar nuevas soluciones que desmantelen la desigualdad al presionar tres palancas simultáneamente”, advirtió la empresaria.

El primero es el seguimiento rápido de las mujeres en puestos de liderazgo en sectores críticos como el gobierno, la tecnología, las finanzas y la salud. Cuando más mujeres tienen voz en las habitaciones donde se toman las decisiones, más de esas decisiones nos beneficiarán a todas.

La trayectoria de Gates como defensora pública de esta situación comenzó con la planificación familiar. 

Hay más de 200 millones de mujeres en los países en desarrollo que no quieren quedar embarazadas pero no usan anticonceptivos modernos. Cuando las mujeres pueden cronometrar y espaciar sus embarazos, es más probable que permanezcan en la escuela, obtengan ingresos y brinden a cada uno de sus hijos la atención que necesitan para prosperar.

“Además de intensificar nuestros compromisos con la planificación familiar, ordené a nuestra fundación desarrollar estrategias que prioricen la igualdad de género. En los últimos años, hemos invertido para cerrar las brechas de datos, fortalecer la promoción y apoyar el empoderamiento económico de las mujeres”, comentó.

“También he estado trabajando para promover el poder y la influencia de las mujeres en los Estados Unidos a través de una compañía que comencé llamada Pivotal Ventures. En octubre pasado, anuncié que Pivotal Ventures comprometerá mil millones de dólares para acelerar la igualdad de género en los Estados Unidos durante la próxima década, una inversión que espero sea vista como un voto de confianza en los expertos y defensores que ya trabajan en estos temas, y una invitación para que otros filántropos hagan sus propios compromisos importantes, tanto en los Estados Unidos como en todo el mundo.

Lee el mensaje completo de Bill y Melinda Gates en su sitio gatesnotes.com

Te invitamos a seguir BigShot Magazine en Facebook y Twitter.

Bill Gates, cuidar la salud, educación, empresarios, empresas con causa, equidad, equidad de género, estados unidos, filantropía, igualdad, Igualdad de género, Melinda Gates, salud, SIDA, VIH

LO MÁS LEÍDO
Scroll to top