Big Shot
Buscar
Buscar

SPOTLIGHT / TENDENCIAS

Spotlight / Tendencias

Big Shot

  • Inicio
  • Tendencias
  • Cuidado con el exceso de confianza, la lección que aprendió WeWork
We Work. Foto: Cortesìa

Cuidado con el exceso de confianza, la lección que aprendió WeWork

El exCEO de WeWork confió demasiado en el éxito de su empresa. La realidad lo puso fuera de la jugada con un alto costo financiero para la firma.

Con bombo y platillo The We Company, nombre oficial de WeWork, firma inmobiliaria que era considerada una de las startups más prometedoras de Estados Unidos, anunciaba en abril pasado su debut en Wall Street.

Todo parecía indicar que la empresa neoyorkina tocaba el cielo luego de que, a menos de una década de su fundación (2010), alcanzó presencia en 35 países y un valor de 47,000 millones de dólares (mdd), cifra que representaba 26 veces sus ingresos declarados en 2018.

Te recomendamos: Libros en tiempos de cuarentena: Ensayo sobre la ceguera

Pero en septiembre, su salida a la bolsa de valores de Estados Unidos fue tomada con escepticismo, y la gran burbuja en la que se elevaba a los cielos se reventó con la fallida Oferta Pública de Inversión (OPI).

La lección que debió aprender WeWork

“El problema fue que analistas y posibles inversionistas empezaron a cuestionarse el gobierno corporativo de Adam Neumann (ahora, exCEO de la empresa), las pérdidas acumuladas durante varios años y el modelo de negocios de la empresa”, señala Federico D’Kuba Chávez, profesor del área de Dirección Financiera del IPADE Business School.

En opinión del especialista, tal vez estemos ante el comienzo de una mayor racionalidad de los inversionistas, quienes no vieron a WeWork como un modelo de negocios tecnológico disruptivo, “si bien varias empresas han entrado a la bolsa con pérdidas, avizoran un futuro”.

Dadas las dificultades que anticipaba la colocación de títulos en el mercado, SoftBank, uno de los principales accionistas de la compañía unicornio, pidió que se pospusiera la OPI.

Adam Neumann, cofundador de WeWork, fue destituido de su cargo como CEO. A esto le siguieron el despido de alrededor de 2,000 empleados (16% de su capital humano), el rescate financiero de SoftBank y el nombramiento de nuevos directivos.

La previsión

Federico D’Kuba, del IPADE, sugiere que antes de hacer una Oferta Pública (OPI), los CEO deben:

  • Tener un gobierno corporativo fuerte con un consejo de administración con comités y consejeros independientes.
  • Revisar si el modelo de negocio diseñado es idóneo y atractivo para competir en un mercado de valores.
  • Comunicar a través de una estrategia sólida las bondades de la empresa, sobre todo, su capacidad rentable.

Te invitamos a seguir BigShot Magazine en Facebook y Twitter.

emprendedores, emprendimiento, startups, Wall Street, We Work

LO MÁS LEÍDO
Scroll to top