Big Shot
Buscar
Buscar

SPOTLIGHT /TENDENCIAS

Spotlight / Tendencias

Big Shot

La industria del entretenimiento post-COVID-19 Foto: Pexels Teddy

¿Cómo impactó el COVID-19 en los hábitos de entretenimiento de los mexicanos?

Las restricciones de movilidad por la pandemia de COVID-19 afectaron de manera significativa a la industria del entretenimiento fuera de casa, en particular actividades de alta densidad y en espacios cerrados como ir al teatro, conciertos, cines, restaurantes y bares.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), esta industria es una importante fuente de empleo e ingresos para muchos hogares mexicanos, al generar más de 5 millones de empleos a nivel nacional.

La crisis sanitaria ha afectado drásticamente las finanzas de los hogares mexicanos, donde ocho de cada 10 reflejan un impacto negativo y el ingreso en tres de cada 10 se redujo en más del 60%, de acuerdo con el estudio “Perspectivas sobre el cambio en los hábitos de entretenimiento de los mexicanos” realizado por la consultora EY entre el 23 de mayo y el 4 de junio en el que se encuestó a consumidores mexicanos para conocer sus preferencias de entretenimiento antes y después del confinamiento.

Más de la mitad de los mexicanos (57%) piensa regresar a los hábitos que tenía previo a la crisis, uno de cada cuatro (25%) será cauteloso al realizar actividades fuera de casa y tendrán un regreso gradual, y una menor proporción tomarán una posición drástica sobre sus hábitos de entretenimiento; 15% evitarán salir y 3% aprovecharán para disfrutar la vida saliendo aún más que antes del inicio de la pandemia.

Te recomendamos leer: Los “nuevos” gastos hormiga en el confinamiento

“Las empresas de entretenimiento tienen una oportunidad de capturar una gran cantidad de consumidores al regresar a la nueva normalidad. Sin embargo, para acelerar esta reactivación deberán acercarse a sus clientes más fieles y repensar su estrategia de precios, su imagen de marca y su propuesta de valor en un entorno más competitivo”, dijo Juan Solana, socio de Transformación de Negocios e Innovación en EY Latinoamérica Norte.

Después del confinamiento no se prevé un regreso masivo en los diferentes giros de entretenimiento fuera de casa como casinos, estadios, eventos deportivos y culturales, museos, teatros, gimnasios, parques bares y antros.

En particular los restaurantes y cafeterías, los cines, y los bares y antros, son los tres giros que se prevé que sean los más afectados en la “nueva normalidad”, ya que el 51%, 49% y 47% respectivamente de los consumidores mexicanos encuestados considera que los frecuentará menos que en 2019.

Los negocios de entretenimiento en la “nueva normalidad”

Además, bajo esta “nueva normalidad” las empresas deben repensar las medidas sanitarias que deberán establecer para brindar una experiencia segura para sus consumidores sin incrementar drásticamente sus costos operativos. En este sentido las medidas sanitarias más importantes para los consumidores encuestados son básicas y de bajo costo.

El 93% considera como esencial la limpieza frecuente de todo el espacio, para el 87% el tener gel antibacterial en distintos puntos de los centros de entretenimiento y el 86% considera de suma importancia el uso de cubrebocas por parte de todo el personal de servicio.

Ahora bien, mientras que la pandemia impactará drásticamente los hábitos de consumo de los mexicanos respecto al entretenimiento fuera de casa, también impactará los hábitos de entretenimiento en casa con una fuerte penetración de las actividades digitales.

En particular las actividades gratuitas o de bajo costo como el ejercicio, comidas y acceso a redes sociales tomarán más relevancia en los próximos meses; con lo que nacen nuevos perfiles de consumidores y una insólita definición del entretenimiento para los mexicanos.

El “nuevo consumidor” post crisis tendrá una cierta correlación entre actividades dentro y fuera de casa:

  • Regreso a la normal (68%)

Una alta proporción de consumidores no cambiará sus hábitos tanto fuera como dentro de casa, considerando que la pandemia no debería de modificar su estilo de vida.

  • Divertirse en casa (21%)

Segmento empujado por personas mayormente de altos ingresos que piensan reducir sus actividades fuera de casa, reemplazándolas por actividades adentro, un reto clave para las empresas de entrenamiento fuera.

  • Consumidores reservados (12%)

Reducirán también las actividades en casa, por la caída en recursos, tiempo u oferta de actividades en casa (personas de escasos recursos, adultos mayores, familias monoparentales y viviendo fuera de ciudades metropolitanas).

“El impacto para las empresas con servicio en lugares cerrados como bares, cines, restaurantes y gimnasios será de mediano plazo ( más de 18 meses). Ante esta realidad, las empresas de entretenimiento deben transformar e innovar su modelo de negocio buscando evolucionar parte de su negocio hacia un contexto digital y repensar la experiencia del cliente en sus centros de entretenimiento físicos y digitales” comentó Juan Solana.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en FacebookTwitter y LinkedIn.

conciertos, confinamiento, coronavirus, covid-19, desconfinamiento, encuesta, entretenimiento, Ernst & Young, EY, nueva normalidad, pandemia, post-covid, reactivación económica

Scroll to top