Big Shot
Buscar
Buscar

SPOTLIGHT /TENDENCIAS

Spotlight / Tendencias

Big Shot

Sector agroalimentario. Foto: Getty Images

Los cambios que deberá atender el sector agroalimentario en México

La complejidad del sector agroalimentario en México y los efectos que causa la crisis sanitaria por la pandemia de COVID-19, están impactando dramáticamente la cadena de valor.

El cierre de los centros de consumo como restaurantes, hoteles y grandes mercados, ocasionan sobreoferta de productos y picos en los precios, principalmente en commodities.

La incertidumbre de la fuerza laboral para trabajar en las cosechas de las próximas temporadas, la desaceleración de exportaciones y la falta de políticas públicas contundentes para reactivar el sector por parte del gobierno son algunos de los factores que han impactado al sector.

A raíz de la pandemia, el consumidor está cambiando sus hábitos de consumo, desde el incremento en la demanda de productos frescos y locales (principalmente frutas y verduras), la caída en el consumo de carne, hasta su forma de interactuar con la cadena de valor.

En este contexto, el consumidor se empieza a preocupar cada vez más por el origen de los alimentos, la forma en la que son tratados y el impacto ambiental que su producción genera en el planeta.

Esta consciencia que está adquiriendo el consumidor orillará a todos los integrantes de la cadena de valor agroalimentaria a cambiar su estrategia, procesos y capacidades para adaptarse a los cambios en las decisiones de compra del consumidor ante la nueva normalidad.

“La crisis del COVID-19 ha cambiado la vida de las personas y ha contribuido a la aceleración de los cambios en el tipo de productos que demandan los consumidores. La pandemia tendrá un impacto permanente en cómo compran, qué compran y cómo consumen”,  comentó Gilberto Lozano, Socio Líder de Consultoría para la industria de Consumo , EY Latinoamérica Norte.

Los cambios en el sector agroalimentario de México

La firma de consultoría y estrategia EY identificó los principales cambios a los que el sector agroalimentario se puede anticipar:

Demanda del mercado internacional

México es un país exportador de alimentos y esta crisis sanitaria afectó profundamente al sector. En abril de 2020, las exportaciones agropecuarias cayeron un ~8.2% en comparación al mismo periodo del año 2019.

Una causa de esta caída fue el cierre parcial o total de fronteras en donde los productos más afectados fueron pescados, crustáceos y moluscos (-48.4%), legumbres y hortalizas frescas (-15.3%)1, entre otros.

Cambios en los hábitos en compra en anaquel

De acuerdo con una encuesta de Nielsen, el 42% de los mexicanos aumentó sus compras en alimentos listos para comer y 33% en productos con fechas de vencimiento más extensos como enlatados. Esto tiene sentido por la incertidumbre de la crisis sanitaria.

Demanda de productos LATTE

Ahora más que nunca, los consumidores están teniendo consciencia sobre el origen de sus alimentos y cada vez se preocupan más porque estos hayan pasado por un proceso sustentable y por apoyar a la economía local.

Foto: Getty Images

Esto será la base para lograr lealtad en la marca de parte de los consumidores. Inclusive, algunos segmentos están dispuestos a pagar altos precios por productos de mayor calidad, frescos y locales.

Adopción sostenida de e-commerce

De acuerdo con el EY Future Consumer Index, los consumidores alrededor del mundo cambiarán de manera significativa el canal de compra que utilizan principalmente con el objetivo de disminuir riesgos.

De manera general, el 52% de los encuestados comentó que cambiará la manera en la que compra. De estos, 70% afirmó ser mucho más consciente de las medidas de higiene y limpieza del canal tradicional, 60% disminuirá la frecuencia de visitas al canal tradicional buscando consolidar sus compras y 44% incrementará su compra de alimentos y comestibles por el canal digital.

Cambios en regulación en el sistema alimentario

La consciencia sobre el uso de los recursos en la producción de alimentos y su origen es una tendencia que ha venido a acelerarse con la crisis por la pandemia de COVID-19.

“La preocupación por la seguridad de los alimentos orillará a las autoridades a establecer protocolos fitosanitarios que permitan identificar el origen y tratamiento de los alimentos a lo largo de la cadena de valor”, dijo Patricia Moreno, Gerente de Transformación de Negocios.

¿Cómo pueden las empresas del sector adaptarse y transformarse ante los cambios que se avecinan?

Los cambios que se anticipan en la demanda de alimentos, la forma de comprar de los consumidores y nuevas medidas regulatorias, orillarán a las empresas del sector agroalimentario a repensar su estrategia y, en algunos casos, a transformar su modelo de negocio para permanecer relevantes.

Por ello, las empresas deben tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

Acercamiento con el consumidor final

El hecho de que los consumidores estén preocupados por el origen, tratamiento e ingredientes de los alimentos que consumen impactará no solo en los productos que demandan, si no en el tipo de empaque, la transportación, la trazabilidad y certificaciones requeridas por los mayoristas y minoristas, así como el canal de compra de los consumidores finales.

Adopción de nuevas metodologías y herramientas de planeación

Entender los cambios en las tendencias de gasto y dónde se está produciendo ese gasto, implica reconfigurar la planeación a través de toda la cadena de valor del sistema alimentario a partir de la demanda.

Trazabilidad en la cadena

Los cambios en la regulación y la adopción de medidas que permitan conocer el origen y camino de los alimentos hasta llegar a la mesa de los consumidores finales se están acelerando.

Los productores en México y protagonistas del sector agropecuario deberán comenzar a adoptar este tipo de medidas ante la exigencia de algunos países sobre las exportaciones.

Con este escenario, las empresas del sector deben preguntarse cuál es el rol que van a tomar en la transformación del sistema alimentario.

Con información de EY.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en FacebookTwitter y LinkedIn.

agricultura, consumidores, consumidores mexicanos, coronavirus, covid-19, Ernst & Young, EY, pandemia, Sector agroalimentario

Scroll to top