Big Shot
Buscar
Buscar

SPOTLIGHT / TECNOLOGÍA

Spotlight / Tecnología

Big Shot

En este nuevo mercado laboral la proactividad, la flexibilidad y el autoaprendizaje, serán las habilidades mejor valoradas por los empleadores. Foto: Getty Images

Robots en el mundo laboral:¿amigos o rivales?

Por Amanda Solís Tapia

Un grupo de cajeros españoles se manifiesta afuera de un centro comercial contra la instalación de cajas de autocobro en una tienda departamental en la ciudad gallega de La Coruña. Argumentan que cada máquina sustituye siete puestos de trabajo, con lo que la empresa ahorra aproximadamente 2.4 millones de pesos (mdp) al año.

La escena, que ocurre a finales de 2019, recuerda a los artesanos textiles que iniciaron el movimiento ludista a principios del siglo XIX en Inglaterra, cuando las innovaciones de la Revolución Industrial empeoraban las condiciones laborales y reducían la demanda de mano de obra. Los luditas destruyeron más de una centena de telares entre 1811 y 1816, sin embargo fueron vencidos por leyes que castigaron con pena de muerte y destierro los ataques contra las máquinas.

Hoy, a poco más de dos siglos, la automatización plantea nuevamente el dilema entre eficiencia y productividad o desempleo y precarización laboral. El desafío no es menor y compete no solo a empresas y trabajadores.

Te recomendamos: 20 retos que enfrentaremos en 2020

En los debates entre los aspirantes a la candidatura demócrata para la elección presidencial  de Estados Unidos en 2020, el foco en materia de tecnología es la robotización y el impacto que tendrá en la fuerza laboral.

En este nuevo mercado laboral la proactividad, la flexibilidad y el autoaprendizaje, serán las habilidades mejor valoradas por los empleadores.
Los robots desaparecerán 75 millones de empleos en  cinco años.

La Federación Internacional de Robótica (IFR) calcula que este año más de tres millones de robots industriales estén en uso en fábricas de todo el mundo, tres veces más que en 2009. 

La encuesta Global Citizens and Automation de Ipsos y el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), que consultó a 18,813 trabajadores en 26 países, revela que 30% de los empleados está de acuerdo en que la automatización pone en riesgo su puesto de trabajo.

Además, en determinadas labores la variable de la productividad ha detonado la competencia entre robots y humanos. Al menos así lo manifiestan empleados de Amazon alrededor del mundo, quienes aseguran que los estándares de desempeño se han vuelto más estrictos y les impiden tomar un descanso o ir al baño.

Para 2025, cifras del WEF estiman que 52% de las tareas que ahora realizan humanos serán ejecutadas por máquinas. La presencia de éstas crecerá 23% y se eliminarán de 75 millones de empleos.

En México siete de cada 10 trabajadores desempeñan actividades con alta probabilidad de automatización, revela el informe La automatización en México desde una perspectiva regional, elaborado por el Banco de México.

“Si bien estas cifras representan la probabilidad de que se desarrollen tecnologías que permitan la automatización de distintas ocupaciones, ello no implica que aquellas sean necesariamente implementadas”, precisa el reporte del banco central.

La automatización dependerá, entre otros aspectos, de los costos de implementación, del costo relativo frente a otros factores productivos y del marco regulatorio.

Sin embargo, los robots son cada vez más competitivos. De acuerdo con el reporte El futuro del trabajo en América Latina: ¿Cómo impactará la digitalización y qué hacer?, elaborado por Diálogo Interamericano, el costo por hora de un ‘cobot’ (robot que colabora con un humano) es de apenas 4 dólares por hora, contra 7 de un trabajador mexicano y 49 de un alemán.

“La automatización no siempre implica sustituir a las personas, ya que su objetivo es ayudar a los humanos a llevar a cabo su trabajo, dejándoles tiempo para concentrarse en problemas más importantes y específicos, en lugar de tareas diarias y repetitivas”, explica Gustavo Parés, director general de la firma especializada en inteligencia artificial (IA) y cómputo cognitivo, NDS Cognitive Labs.

Según el WEF, para 2025 estas tecnologías generarán 133 nuevos puestos de trabajo, lo que daría un balance positivo de 17.7% más empleos, al descontar las tareas que serían desempeñadas por robots o brazos mecánicos. La robotización es más bien una oportunidad.

José Vázquez, Executive Manager en PageGroup, empresa de reclutamiento, señala que estas tecnologías, “utilizadas de manera efectiva, permiten a la gente enfocar su creatividad en aspectos diferentes en donde puedan crear más valor”, asegura.

En este nuevo mercado laboral la proactividad, la flexibilidad ante el cambio y el autoaprendizaje, serán las habilidades mejor valoradas por los empleadores.

Sin embargo, José Vázquez destaca que esta transformación no solo es originada por un cambio tecnológico sino también es derivada de un cambio generacional.

“Los recién graduados no se preocupan por si la futura posición va a desaparecer; por el contrario buscan posiciones, responsabilidades y actividades que muy probablemente aún no existen”, expresa.

No obstante, esta realidad requiere “que la política educativa impulse la formación de habilidades cognitivas (sociales y creativas) para facilitar una inserción exitosa de los trabajadores a las empresas. Sobre todo en las regiones más rezagadas del país en cuanto al nivel de capital humano de su población”,  precisa el estudio del Banco de México.

El estudio también refiere la cooperación necesaria entre diversos actores ante la problemática que implica la robotización.

Sergio Bital, autor del reporte de Diálogo Interamericano, recomienda “abordar con urgencia el tema de los nuevos trabajos y elaborar propuestas para que todos se beneficien del progreso y se revierta la brecha actual entre el aumento de la productividad y el rezago de las remuneraciones”.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Facebook y Twitter.

automatización, empleos, Recomendaciones, robots, tecnologia, trabajo

LO MÁS LEÍDO
Scroll to top