Big Shot
Buscar
Buscar

SPOTLIGHT /TECNOLOGÍA

Spotlight / Tecnología

Big Shot

Fake news, desinformación. Foto: Pexels/Connor Danylenko

COVID-19: evita la desinformación con ayuda del buscador de Google

Con la llegada de la pandemia de COVID-19 son muchas las compañías tecnológicas que han aumentado sus esfuerzos para combatir la desinformación y ayudar a los ciudadanos a identificar noticias falsas (fake news), tarea que no siempre es fácil.

Aunque no siempre es fácil distinguir las noticias falsas o la desinformación, los usuarios cuentan con recursos a disposición que les ayudarán en esta tarea, como es el caso del buscador de Google.

Desde la propia compañía señalan la importancia de revisar la parte superior de los resultados de búsqueda, ya que es donde se encuentra la información relevante y confiable en la web abierta.

En el marco de la pandemia, Google ha desarrollado una serie de recursos para que la información esté disponible rápidamente y priorice la de organizaciones y fuentes oficiales como gobiernos locales, organismos electorales o agencias de salud directamente en el buscador.

Noticias de última hora

En situaciones de desastres naturales, pandemias y crisis –contextos más propensos a rumores y a la difusión de información falsa–, los usuarios pueden utilizar el buscador de Google para encontrar información actualizada y de última hora.

Aunque los algoritmos de Google han aprendido a priorizar los contenidos más recientes y destacados ante eventos importantes, los usuarios pueden consultar las noticias más recientes de forma manual.

Te recomendamos leer: Firma digital, una necesidad latente

Para ello, los usuarios tienen acceder a las “Herramientas del Buscador” -entre las opciones disponibles bajo la barra de búsqueda-, hacer clic en la opción “Cualquier fecha” y seleccionar “Última hora”. De esta forma, podrán filtrar los resultados de la búsqueda que hayan sido publicados en los últimos 60 minutos.

Además, cuando hay eventos importantes, Google puede publicar una Alerta SOS en la parte superior del buscador, que muestra de forma rápida información esencial sobre un tema en concreto, por ejemplo sobre la Covid-19 o un terremoto.

Estas alertas -que se resaltan con un recuadro de color rojo- pueden incluir enlaces a fuentes oficiales, así como números de teléfono de emergencias, mapas e incluso traducciones de frases útiles, entre otras cosas.

Noticias verificadas y contexto

Algunas noticias que han sido denegadas pueden contener un sello de verificación en el buscador, Google Noticias y Google Imágenes. El sello proviene de medios de comunicación y agencias de verificación que emplean el sistema ClaimReview para resaltar las verificaciones que se han realizado.

Los usuarios también pueden acceder a más contexto sobre la información que están buscando. Para ello, pueden utilizar las funciones de ‘noticias relacionadas’ y ‘cobertura completa’ en el buscador de Google y Google Noticias, que priorizan el contenido de fuentes fiables.

Los usuarios también pueden acceder rápidamente desde el buscador al contenido original y noticias exclusivas, lo que puede ayudar a verificar los hechos reportados directamente desde la fuente original.

Identificación de agentes malintencionados y spam

Aunque Google explica que sus algoritmos no pueden determinar si un contenido en concreto sobre un evento reciente es verdadero o falso, el Buscador puede identificar comportamientos relacionados con el ‘spam’.

La compañía ha señalado que, a pesar de que no todos los spammers se dediquen a la desinformación, muchos actores malintencionados y ciberdelincuentes adoptan tácticas similares para distribuir contenido sospechoso.

Para ello, el buscador de Google comprueba las técnicas utilizadas para dar visibilidad a una noticia y un equipo de trabajadores analiza manualmente las páginas basándose en los comentarios de los usuarios y los canales de informes para eliminar esos contenidos lo antes posible.

¿Qué es la desinformación

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la desinformación es la información falsa o incorrecta con el propósito deliberado de engañar. En el contexto de la pandemia, puede afectar en gran medida todos los aspectos de la vida, en particular la salud mental, habida cuenta de que las búsquedas en internet de información actualizada sobre la COVID-19 se han disparado de 50% a 70% en usuarios de todas las generaciones.

En una pandemia, la desinformación puede afectar negativamente la salud humana. Muchas historias falsas o engañosas se inventan y difunden sin comprobar su veracidad ni calidad

Muchas historias falsas o engañosas se inventan y difunden sin comprobar su veracidad ni calidad. Gran parte de esta desinformación se basa en teorías de la conspiración, y parte de ella introduce algunos de los elementos de ellas en el discurso predominante.

Ha estado circulando información inexacta y falsa sobre todos los aspectos de la enfermedad, como el origen del virus, la causa, el tratamiento y el mecanismo de propagación. La desinformación puede difundirse y asimilarse muy rápidamente, dando lugar a cambios de comportamiento que pueden llevar a que las personas tomen mayores riesgos. Todo esto hace que la pandemia sea mucho más grave, perjudique a más personas y ponga en peligro el alcance y la sostenibilidad del sistema de salud mundial.

¿Por qué la infodemia puede empeorar la pandemia?

  • Dificulta que las personas, los encargados de tomar las decisiones y el personal de salud encuentren fuentes confiables y orientación fidedigna cuando las necesitan. Entre las fuentes figuran las aplicaciones para teléfonos móviles, las organizaciones científicas, los sitios web, los blogs y las personas influyentes, entre otras.
  • Las personas pueden sufrir ansiedad, depresión, agobio, agotamiento emocional y sentirse incapaces de satisfacer necesidades importantes.
  • Puede afectar los procesos decisorios cuando se esperan respuestas inmediatas, pero no se asigna el tiempo suficiente para analizar a fondo los datos científicos.
  • No hay ningún control de calidad en lo que se publica y a veces tampoco lo hay en la información que se utiliza para adoptar medidas y tomar decisiones.
  • Cualquier persona puede escribir o publicar algo en internet (podcasts, artículos, etc.), en particular en los canales de las redes sociales (cuentas de personas e instituciones).

Con información de Europa Press y OPS.

Foto de Connor Danylenko en Pexels

Te invitamos a seguir BigShot Magazine en Facebook y Twitter.

coronavirus, covid, covid-19, desinformación, fake news, pandemia, tecnología

Scroll to top