Big Shot
Buscar
Buscar

SPOTLIGHT /EN LA OPINIÓN DE

Spotlight / En la opinión de

Big Shot

Burnout en home office. Foto: Pexels / Andrea Piacquadio

El home office no es disponibilidad total de tiempo

La pandemia de Covid-19 tomó por sorpresa a todo el mundo, y en México esto no fue la excepción. Para la gente el adaptarse a la opción del teletrabajo ha sido un gran reto, debido a que no se cuenta con procesos bien definidos y mediciones adecuadas para esta modalidad.

Los jefes y dueños de las empresas deben de tener algo más que claro, home office no es sinónimo de disponibilidad total de tiempo, no porque los colaboradores se encuentren trabajando en su domicilio significa que están las 24 horas disponibles.

De acuerdo a una investigación realizada por OCCMundial, en cuestión de que tanto los trabajadores en México logran dejar a un lado sus labores en cuanto termina supuestamente su horario laboral, el 46% mencionó que una vez terminado su horario no toma en parte en nada relacionado con su trabajo, aunque no se deslinda del contacto para poder atender alguna emergencia, mientras que el 52% expresó ser incapaz de alejarse del trabajo.

Te recomendamos leer: Un líder en la nueva era

La situación de la pandemia de COVID-19, el estrés de la preocupación de que cuando uno sale a la calle corre peligro de contraer la enfermedad, más las tareas normales en el hogar, incrementan en gran manera la presión humana, cosas que no son normales en la implementación de un home office de forma regular.

El home office debe de ser evaluado con base en cumplimiento de objetivos, por lo que no es necesario tener al colaborador pegado a la computadora 10 horas todos los días. Como jefes de área se debe plantear un esquema de trabajo, priorizando cada proyecto acorde a su fecha de cumplimiento. Uno conoce las fortalezas y áreas de oportunidad de cada elemento de su equipo de trabajo, así como también las funciones y tareas que normalmente desempeñan cada día.

Considerando estos aspectos uno puede asignar las tareas a realizar a cada uno de ellos de la forma más eficiente posible, el secreto es ser claro en que día se debe cumplir con el proyecto, para que de esta forma se pueda acordar una fecha compromiso con cada uno para recibir la parte que a cada quien le corresponde.

Puedes destinar un día en específico cada semana o cada 15 días para revisar el estatus de cada actividad con todo tu equipo, de esta forma no solo les brindas la seguridad de que tienes confianza en ellos, sino que también abres la posibilidad de que puedan administrar su tiempo con las diversas actividades que ellos tienen, ya que no solo deben de cumplir como empleados, sino como padres, madres, hermanos y pareja.

Obviamente deben estar pendientes por alguna eventualidad que pudiese ocurrir.

Ahorita el tiempo que cada uno le dedica a sus actividades laborales, es en verdad un tiempo efectivo, ya que solo están destinando ese tiempo para enfocarse en lo que deben de hacer, y no tienen las distracciones usuales dentro de la oficina. Ya se ha comprobado que implementando 4 horas días bien efectivas, incrementan en gran medida la productividad y eficiencia del colaborador.

Ahorita es cuando las cabezas de cada empresa quedan al descubierto al ver la capacidad que tienen en dirigir a su personal, y no solamente por la parte laboral, si no por la parte humana. Ya que es más evidente el tipo de persona que eres así como el tipo de organización a la que cada colaborador pertenece.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en FacebookTwitter y LinkedIn.

burnout, coronavirus, empleo, gran encierro, home office, lider, liderazgo

Scroll to top