Big Shot
Buscar
Buscar

SPOTLIGHT / EN LA OPINIÓN DE

Spotlight / En la opinión de

Big Shot

Los ataques cibernéticos contra las organizaciones y empresas, en particular Pymes, aumentaron en el último año. Foto: Getty Images

El alto costo de los ciberataques

Por: Gerardo Flores*

Por diversas razones México es el tercer país a nivel mundial en ataques recibidos por la ciberdelincuencia, solo después de Estados Unidos y Reino Unido, lo que plantea un buen número de desafíos en el tema de ciberseguridad para el sector financiero.

¿Por qué México ostenta ese lugar?

Aquí algunas razones: Por la vecindad con Estados Unidos, por el tamaño de su economía (según el Foro Económico Mundial somos la economía 13 del mundo), porque en nuestro territorio existen numerosos corporativos mundiales que almacenan gran cantidad de datos y porque muchas empresas todavía no están conscientes de que es preciso aumentar su seguridad cibernética. Todo esto hace a México muy vulnerable ante este tipo de riesgos.

Hace poco la Organización de Estados Americanos (OEA) publicó el informe Estado de la ciberseguridad en el sistema financiero mexicano, realizado con apoyo de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Te recomendamos leer: 7 tareas para mejorar la ciberseguridad financiera

Ese documento revela que la alta dirección de las empresas no está entregando los recursos suficientes a las áreas de seguridad. Por otro lado, el outsourcing de servicios de seguridad se ha convertido en un estándar para dar agilidad a procesos clave ligados a la transformación digital.

Por ejemplo, el despliegue de elementos en nubes múltiples, con la ventaja de que así se evita invertir en desarrollos internos.

Los servicios más contratados por las organizaciones financieras son las pruebas de seguridad y análisis de vulnerabilidades, el monitoreo de la infraestructura de seguridad, el cumplimiento regulatorio y la seguridad en la nube, entre otros.

De acuerdo con la OEA, el costo total promedio de respuesta y recuperación ante incidentes de seguridad digital para una entidad financiera grande en México equivale a alrededor de 2.3 millones de dólares (mdd); para una organización mediana supone 634,689 dólares, y para una firma pequeña, 317,615 dólares al año.

Además, los ataques cibernéticos contra las organizaciones y empresas, en particular contra las Pymes, aumentaron en el último año. Según el portal de cibereducación Cybint Solutions, hay un ataque de hackers cada 39 segundos, incidencia que creció durante 2019.

Cuando descubren una brecha de ciberseguridad, muchas corporaciones recurren a los expertos, desde un abogado hasta un forense cibernético; desde especialistas en tecnología pura hasta en privacidad de datos, entre otros perfiles especializados, para confirmar si el ataque se concretó y si se comprometieron los sistemas o datos.

Si las empresas quieren eliminar estos riesgos, deben considerar la implementación de soluciones de ciberseguridad centradas en el ser humano, que les ayuden a identificar y responder a los riesgos en tiempo real para proteger sus activos más valiosos, donde sea que residan, ya sea en la nube, en las instalaciones o en los dispositivos.

Esas herramientas brindan visibilidad en tiempo real y orientación práctica para que la empresa pueda innovar y crecer mientras se mantiene en línea, incluso frente a las regulaciones más estrictas.

Las instituciones financieras, como muchas otras empresas, enfrentan requisitos estrictos para dar seguridad de los datos, así como un intenso escrutinio de clientes, reguladores y accionistas. Todos los días, la reputación está en juego. Una auditoría fallida o una noticia sobre el robo de datos puede causar un daño irreparable. Vale la pena prevenirlo.

*Gerardo Flores es country manager de Forcepoint para México y Centroamérica.

Te invitamos a seguir BigShot Magazine en Facebook y Twitter.

ataques cibernéticos, ciberataques, ciberdelincuencia, ciberseguridad, hacker, hackers, tecnologia


Big Shot Magazine

Big Shot Magazine - No es para todos

LO MÁS LEÍDO
Scroll to top