Big Shot
Buscar
Buscar

NUEVOS NEGOCIOS

Academy

Big Shot

Destinar el crédito disponible de una tarjeta de crédito a la cadena de suministro, gasto corriente y venta online, mejora el desempeño y alarga la vida de las PyMEs mexicanas. Foto: Getty Images

PyMES: ¿Cómo usar la tarjeta de crédito para crecer?

Para dar mayor potencia a Pequeñas y Medianas Empresas (PYMEs), el Programa de Garantías del proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 pretende beneficiar a este motor de la economía con créditos equivalentes a un total de 270 millones de pesos.

Bancomext, Nafin y la Asociación de Bancos de México (ABM), junto con la banca privada, podrían apoyar a más de 130 mil PYMEs y a 370 mil micronegocios, con dichos financiamientos; por lo que, dueños de estas empresas y emprendedores deben averiguar si son candidatos para beneficiarse con créditos de Nacional Financiera, pero también informarse sobre las mejores formas de invertir el capital.

Te recomendamos: El futuro del trabajo ha llegado

“Planear alternativas de financiamiento es tan importante como planear estrategias de crecimiento o de expansión de mercado; de ello depende en gran medida lograr rendimiento, rentabilidad y estabilidad, fines a los que ayudan las tarjetas de crédito a PyMEs”, comentó Alejandro Servín, CEO de Pagaloop, app móvil que ayuda a personas, PyMEs y startups a liquidar con tarjetas de crédito a terceros que no aceptan esta forma de pago (como proveedores, empleados y arrendadores).

¿Cómo beneficiarse?

Así que, si un micro, pequeño o mediano empresario cuenta con una tarjeta de crédito o está por beneficiarse de una, podría emplearla para optimizar las siguientes áreas del negocio e incluso lograr un mejor balance financiero sin endeudarse por largos plazos:

  • En la cadena de suministro.

Aunque los empresarios deben planear su flujo de efectivo, en ocasiones sus clientes no pagan en la fecha acordada. Para estas situaciones el uso del crédito de una tarjeta puede ser la opción para mantenerse al corriente con proveedores, fabricantes, arrendadores, distribuidores y colaboradores.

De la misma forma, pueden caber conceptos ligados al gasto corriente como el pago de la nómina y renta, transporte, viáticos, energía, internet, recargas o planes de celular, etc.

“Si no se cuenta con el pago puntual de los clientes, una opción sería retirar efectivo de tarjetas de crédito en cajeros; lo que implicaría altas y diversas comisiones o intereses en caso de un financiamiento. Por eso diseñamos la aplicación Pagaloop para que PyMEs y startups accedan a los fondos de una tarjeta, a cambio de una baja comisión”, añadió Servín.

  • Para incursionar en e-Commerce.

El estudio “Venta online pymes 2019”, de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), asegura que 68% de las PyMEs del país aún no hacen e-commerce, por dos motivos: desconocimiento de cómo hacerlo y la falta de capital para la compra de tecnología.

Mantenerse al margen de las tendencias en ventas es una gran desventaja para estas unidades económicas, de modo que se puede destinar el crédito de un tarjeta para la contratación de un proveedor externo que desarrolle la plataforma web.

Apoyarse de una tarjeta para estos fines resulta estratégico y podría hacer la diferencia entre la salud financiera empresarial y la desaparición, en un contexto en el que la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios (ALAMPYME) estima la desaparición de 30 mil MIPyMEs en el próximo medio año, por falta de financiamientos.

  • Para evitar deudas prolongadas.

Miles de empresarios para no incumplir en los pagos a proveedores y empleado deciden solicitar un préstamo online o bancario. Independiente de que el préstamo sea de corto o largo plazo hay desventajas que es mejor evitar recurriendo a la tarjeta de crédito.

Por ejemplo: un financiamiento a corto plazo se tramita rápido y las tasas de interés son relativamente accesibles, sin embargo, para liquidarlo a veces el periodo de tiempo es muy corto y sí o sí, se debe pagar en el periodo de tiempo estipulado.

Uno a largo plazo, permite elegir las mensualidades conforme a la capacidad de pago de la empresa, pero lo elevado de los intereses podrían hacer interminable la deuda y el proceso de trámite es más largo.

“Por ello, la recomendación es disponer del crédito de las tarjetas vía Pagaloop, con una de las comisiones más bajas del mercado (3.9% + IVA); convirtiéndonos en el aliado financiero que el sector productivo necesita, pues sin importar que los fondos provengan del ámbito público, privado o ambos, ayudamos a maximizar el potencial de la empresa”, dijo Servín.

Te invitamos a seguir BigShot Magazine en Facebook y Twitter.

financiamiento, negocios, pymes, sector financiero, tarjeta de crédito

Scroll to top