Big Shot
Buscar
Buscar

NUEVOS NEGOCIOS

Academy

Big Shot

Firma digital. Foto: Pexels Bongkam

Firma digital, una necesidad latente

La industria del real estate se ha ido adaptando paulatinamente al momento tecnológico global, sin embargo, aún observamos algunas barreras que pueden derribarse si empleamos todas las herramientas a nuestro alcance.

Cambiar la mentalidad y hábitos de consumo no es tarea fácil. El aislamiento que tenemos en la “nueva normalidad” nos obliga a reinventarnos y seguir adelante para perpetuar en un mercado altamente competido.

El universo emprendedor se ha caracterizado por estar en constante innovación con la finalidad de ofrecer beneficios y garantías únicas en todas las industrias, en nuestro caso buscamos ayudar a los arrendadores y arrendatarios; facilitando el proceso de renta, logrando concretar un proceso en menos de 24 horas.

Sabemos que la vivienda es una necesidad básica de la sociedad y tiene un papel fundamental en el ciclo económico del país y el mundo. Estamos conscientes de la coyuntura que atravesamos a nivel global y regional; además que requerimos de herramientas tecnológicas para poder seguir con la operación de cualquier empresa y no entorpecer la economía familiar.

Te recomendamos leer: Nuevos modelos de trabajo ayudan a las finanzas ante la era post Covid-19

Vivimos una temporada complicada por la pandemia de COVID-19. En la industria tradicional de bienes raíces el contacto físico ha sido una constante para poder firmar un contrato de arrendamiento; gracias a los avances tecnológicos que implementamos, ahora no es necesario este contacto para completarlo.

Firma Digital

Desde el primero de abril implementamos la firma digital para todos nuestros contratos. Facilitamos las operaciones de renta sin necesidad de salir de casa, esto, en conjunto con las diversas plataformas de pago y dispersión, nos afianza como única plataforma digital en México que cuenta con un proceso totalmente en línea y sin contacto físico.

Esta herramienta permitirá que los propietarios e inquilinos concreten un contrato digitalmente sin la necesidad de salir de su hogar e incluso en un par de horas. El equipo de tecnología trabajó en el desarrollo de nuevos estándares de seguridad y calidad para que la información sea totalmente inquebrantable y con el debido proceso legal para resguardar la confianza de todos los involucrados.

La operación de la firma no debe ser visto como una solución sin seguridad, todas las industrias deben empujar su proceso a esta nueva vertiente para ser más eficientes y sobre todo tener la capacidad de reinventarse frente a cualquier escenario. Digitalizar los procesos no es exclusivo de las startups, debe ser una práctica en cualquier empresa.

El reto de la digitalización

El mayor reto que implica tener esta nueva herramienta es sensibilizar a la industria tradicional de la necesidad de inclusión tecnológica, en este caso, la coyuntura nos obliga a tener alternativas para evitar que las transacciones se detengan.

En México se ha comenzado a romper este paradigma; actualmente todos los arrendamientos que concretamos los hacemos por medio de la firma digital. Es un pequeño paso pero sin duda mejorará todas las prácticas existentes en distintas partes del mundo.

Como empresas tenemos la obligación de mejorar constantemente nuestra plataforma, haciéndola empática y responsiva. Siempre adelantarnos a las necesidades de nuestros usuarios nos brindará ventajas competitivas. Escuchar lo que necesitan tus clientes y aprender de ellos es la clave del éxito.

La sociedad avanza en la digitalización, es momento de que todos cooperemos en la adaptabilidad tecnológica con productos acorde a la situación. Mejorar los procesos tradicionales y lograr evolucionar es responsabilidad de todos. Los usuarios están ávidos de encontrar soluciones acorde a sus necesidades y es ahí donde encontraremos una oportunidad.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en FacebookTwitter y LinkedIn.

covid-19, digitalización, firma digital, nueva normalidad, pandemia, real estate, Recomendado, sector inmobiliario, transformación digital

Scroll to top