Big Shot
Buscar
Buscar

NOTICIAS

Noticias

Big Shot

Lanzamiento Dragon 6 de diciembre 2020. Crédito: Twtter SpaceX

SpaceX lo hace de nuevo, lanza una nueva cápsula Dragón con una carga muy especial

La conquista del espacio y Elon Musk, siguen siendo el tema de hoy. La nave lanzada por SpaceX el domingo 6 de diciembre de la Tierra es una versión más nueva y más grande que la anterior, con la que comparte el nombre de Dragón. Ambas en órbita al mismo tiempo. A partir de ahora, con el programa comercial tripulado de la NASA funcionando, se espera tener siempre al menos una cápsula Dragón en la Estación Espacial Internacional.

“Hay Dragones donde sea que mires en el espacio”, comentó en tono simpático Kenny Todd, el Director adjunto del programa de estaciones espaciales de la Nasa.

Grandes logros de SpaceX

Todd señaló que el regalo de navidad que le llevan a la astronauta de la Nasa Kate Rubins, el más grandioso, es un buscador de virus que llevó a cabo el primer secuenciador de ADN en el espacio hace algunos años. A los cuatro astronautas estadounidenses, grupo al que pertenece Rubins; dos rusos y un japonés que están ya en la Estación Espacial, se les envió un pavo rostizado con aderezo y salsa de arándano, así como galletas para que tengan una verdadera cena navideña. Los astronautas tuvieron oportunidad de ver el lanzamiento del cohete Falcon 9 que llevaba la cápsula Cargo Dragón, desde donde están, a 400 kilómetros de distancia de la Tierra.

El modelo de la cápsula de carga enviada el domingo que es tan grande como la cápsula de la tripulación del SpaceX, llegará la tarde del lunes 7 de diciembre y se “estacionará” por sí sola. Mientras que las cápsulas de carga anteriores necesitaban un brazo robot que salía de la Estación, para poder aparcar. Una vez que esta cápsula alcance su destino, permanecerá ahí por un mes como es costumbre, antes de partir de regreso con los experimentos realizados, y con equipo viejo para caer en el Océano Atlántico, mucho más cerca de Cabo Cañaveral. Lo que ahorra tiempo de reciclaje. Antes las naves de carga llegaban de regreso al Océano Pacífico.

Te recomendamos leer: 7 productos tecnológicos que definieron esta década

El cargamento que lleva la cápsula, incluye miles de millones de microbios y muestras de pedazos de asteroides para que se realicen estudios de biominería, un nuevo dispositivo médico que proveerá resultados rápidos de muestras de sangre para los astronautas en el espacio, así como una cámara privada y operada para mover experimentos tan grandes como refrigeradores fuera del laboratorio en órbita. Además, van volando 40 ratones para hacer estudios de huesos y ojos, dos áreas vulnerables para los astronautas durante largas estancias fuera de la Tierra.

Elon Musk y SpaceX apuestan por cerrar la brecha que actualmente existe entre las zonas urbanas y rurales en cuanto al acceso a internet. El proyecto Starlink Satellite de Musk busca proveer un servicio de internet más rápido y de menor costo para la población más desatendida de Estados Unidos y del resto del mundo.

Starlink Satellite Internet Company planea comenzar su programa beta de ensayos para más personas en enero 2021. Los voluntarios han visto ya que las promesas se han cumplido. Las velocidades llegan cerca de los 103 Mbps en promedio y la latencia llega a 39 ms en promedio.

Todo lo anterior será posible porque mientras la señal de internet satelital tradicional tiene que llegar primero al satélite y luego viajar de regreso al servidor web en la Tierra, regresar al satélite y luego al usuario, los satélites Starlink estarán mucho más cerca de nuestro planeta y la señal tendrá que viajar un distancia menor. Esto significa una latencia mucho menor.

Además, usarán lasers para que cada satélite Starlink se comunique con otros cuatro satélites, resultando en un aumento considerable de la velocidad del internet, cercano a la velocidad de la luz. Algo que sólo podría asemejarse con fibra óptica. Actualmente hay más de 800 satélites en órbita que se calcula aumentará a 42,000 creando así una megaconstelación. Mientras que en la Tierra apunta a tener 5 millones de estaciones.

La conquista del espacio, uno de los planes más ambiciosos de Elon Musk que ya es una realidad, comenzó en mayo de este 2020. Con el lanzamiento del cohete Falcon 9 de SpaceX que partió del Kennedy Space Center. Esta misión llevó 60 satélites al espacio, cada uno del tamaño de un escritorio con un peso cercano a 225 kilos. Así que cargó el equivalente a más de 13 millones y medio de kilos.

Elon Musk describió las terminales Starlink como platillos voladores en un palo. “Cada una tiene su motor para que ajuste el ángulo óptimo para ver el cielo. Las instrucciones son simples: conectar un enchufe y apuntar al cielo. O viceversa. No se necesita entrenamiento”. A las terminales terrestres las describió como una pizza de tamaño chica a mediana por lo que se les llama “cajas de pizza”.

Te invitamos a seguir BigShot Magazine en Facebook y Twitter.

astronomía, Elon Musk, nasa, SpaceX, tecnologia

Scroll to top