Big Shot
Buscar
Buscar
Noticias
Blank

Noticias

Big Shot

Francisco Toledo falleció el jueves 5 de septiembre a los 79 años de edad.

¿Quién es Francisco Toledo?

El artista oaxaqueño Francisco Toledo es considerado como uno de los artistas mexicanos más relevantes de la segunda mitad del siglo XX.

El pintor, escultor, ceramista y dibujante falleció la noche del pasado 5 de septiembre a los 79 años de edad tras varias semanas de presentar un cuadro delicado de salud, de acuerdo con la Secretaría de Cultura.

Toledo nació en Juchitán, Oaxaca en 1940, a los 17 años comenzó a estudiar en el Taller Grabado de la Escuela de Diseño y Artesanías en la Ciudad de México.

La primera exhibición individual del artista oaxaqueño fue en 1959 en la Galería Antonio Souza.

Toledo viajó a París en 1960 y permaneció en la ciudad francesa durante cinco años. En 1977 radicó en Nueva York y en 1978 expuso su obra en el Everson Museum of Art en Syracuse.

La obra que sembró Toledo

Entre sus obras más destacadas se encuentran la escultura La Lagartera y piezas como Chapulines, Sapos, Una génesis de zoofilia y fábulas. Su obra se expuso en Japón, Estados Unidos, España, Francia, Inglaterra e Italia entre otros países.

Al menos tres obras de Toledo decoran el Fondo Carlos Monsiváis, ubicado en la Biblioteca de México.

El artista juchiteco diseño y armó 43 papalotes que fueron elevados en Oaxaca por los estudiantes desaparecidos en 2014 de la Escuela Normal Rual “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero.

Su labor como activista y filántropo también dejó huella, como la regularización de los terrenos para la comunidad mixteca, en la colonia Héctor Caballero; que durante su estadía donó 1 millón 103 mil pesos para la escrituración de los lotes para 24 familias mixtecas, radicados en el municipio de Juárez.

En marzo de 2012, el artista oaxaqueño donó su archivo completo al Instituto Nacional de las Bellas Artes, compuesto por 8 mil piezas, 3 mil fotos y 1,500 libros raros y antiguos, a condición de que el acervo no se disperse y permanezca en Oaxaca.

Pese a su partida a sembrar otros caminos, el gran legado del artista plástico y activista se mantiene presente. A Toledo le sobreviven sus cuatro hijos: Natalia, subsecretaria de Diversidad Cultural; la artista visual Laureana Toledo; el también artista Jerónimo López Ramírez (Dr. Lakra), y Benjamín.

arte plástico, cultura, francisco toledo

Scroll to top