Big Shot
Buscar
Buscar

NOTICIAS

Noticias

Big Shot

La principal preocupación por el impacto del coronavirus para la Coparmex es aminorar el impacto en empresas en temas de liquidez; pide estímulos fiscales. Foto: Getty Images

Coronavirus: Coparmex pide estímulos fiscales

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que la propagación del Covid-19 podría frenar la economía mundial en 2020, ya que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) no superará 2.4 por ciento para 2020.

La Coparmex advirtió que los datos de la OCDE muestran que si el coronavirusvirus se vuelve más intenso, se alarga más allá del primer trimestre de 2020 y se extiende por la región de Asia Pacífico, Europa y América del Norte, el crecimiento mundial del PIB podría ser de 1.4 por ciento para este año.

Es decir, la OCDE estima que en el mundo se crecería casi la mitad de lo que había proyectado en noviembre de 2019, que era de 2.9 por ciento.

La cúpula empresarial indicó que el organismo internacional, a través de su reporte ‘Coronavirus: El mundo, economía en riesgo’, realizó proyecciones de crecimiento, las cuales se redujeron en comparación con las que hizo el año pasado ante la propagación de coronavirus.

Para México, en noviembre estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) para 2020 sería de 1.2 por ciento, pero para marzo, una vez que se propagó la enfermedad respiratoria, la estimación es de 0.7 por ciento; es decir, 0.5 por ciento menos.

Por ello, la Coparmex, a través de su plataforma de opinión, se sumó a la petición de la OCDE que pidió a los gobiernos garantizar medidas de salud pública para prevenir contagio e infecciones, Políticas focalizadas para los sistemas de atención médica, Proteger ingresos de grupos sociales y empresas vulnerables, y Políticas macroeconómicas para restaurar confianza.

El organismo empresarial advirtió que “es preciso que los gobiernos actúen de inmediato para contener la epidemia, sustentar el sistema de atención a la salud, apuntalar la demanda y ofrecer un salvavidas financiero”.

Coparmex pide estímulos fiscales

La principal preocupación por el impacto del coronavirus para la Coparmex es aminorar el impacto en las empresas en temas de liquidez, ya que por la propagación del COVID-19, caerá la actividad económica, y las pequeñas y medianas empresas (Pymes) empezarán a enfrentar un problema de liquidez en su flujo de caja.

Tras la experiencia de México en el manejo de la epidemia de influenza AH1N1 se tiene muy claro que empresas de las industrias restaurantera, turística y de entretenimiento pueden verse sumamente afectadas, dependiendo de las medidas de prevención que se establezcan.

Los empresarios insistieron en que la fortaleza económica de México será puesta a prueba, y la ventaja competitiva estará en los países que tomen medidas serias para aliviar y salir más rápidamente de esta contingencia de sanitaria y financiera, en la que es prioritario cuidar la salud y vida de las personas, pero también de las empresas.

No obstante de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), declaró estar analizando incentivos económicos, las cúpulas empresariales han considerado que son insuficientes.

Las medidas tomadas actualmente por el gobierno federal consisten en:

  • Activar líneas de crédito para el sector productivo.
  • Trabajar con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en criterios contables para mantener líneas de crédito.
  • Liquidar rápidamente adeudos con proveedores gubernamentales.

Ante ello, la Coparmex planteó una serie de propuestas adicionales que podrían evitar la pérdida de empleos y activar nuestra economía:

  • Acelerar los procesos de devolución de impuestos, en particular del Impuesto al Valor Agregado (IVA).
  • Suspensión temporal de pagos provisionales de impuesto sobre la renta (propio y retenido por sueldos), particularmente en el sector aéreo, turismo, logística y transporte.
  • Suspensión temporal de actos de fiscalización.
  • Establecimiento urgente de estímulos fiscales temporales al empleo e inversión.
  • Suspensión temporal del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diesel.

Mejorar la disponibilidad de la financiación y acceso a créditos por parte de instituciones como Nacional Financiera (NAFINSA) o el Banco Nacional de Comercio Exterior (BANCOMEXT).

“En la Coparmex estamos convencidos de que los países que tomen primero decisiones eficaces, pertinentes y razonables para proteger su economía y a sus empresas, serán los primeros en salir de la crisis de salud a la que nos enfrenta el coronavirus.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Facebook y Twitter.

Coparmex, coronavirus, empresas mexicanas, epidemias, estímulos fiscales, gobierno federal, negocios, pandemia, salud

Scroll to top