Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / DEPORTES

Mundo Fifí / Deportes

Big Shot

El Comité Olímpico Internacional busca ajustar los Juegos de Tokio 2020 ante la presión del deporte mundial en la crisis del coronavirus. Foto: Cortesía Twitter Tokio 2020

Tokio 2020: la primera transgénero en unos Juegos Olímpicos

La historia está por cambiar en los Juegos Olímpicos, pero sin duda también habrá polémica.

La levantadora de pesas de Nueva Zelanda, Laurel Hubbard, parece estar destinada a ser la primera mujer transgénero en competir en el magno evento del verano.

Según reportes, y aunque todavía no ha sido seleccionada por su país, ya tendría su boleto para la justa de Tokio que fue pospuesta por la pandemia de Covid, y fue precisamente gracias a ésta ya que se tuvieron que cambiar las reglas porque muchos eventos clasificatorios fueron cancelados.

Hubbard, que competirá en peso súper pesado femenino, tiene 43 años y cambió de sexo en 2012, compitiendo en la categoría femenil desde 2013.

Desde entonces, tiene el título de campeona de Oceanía en 2017 (+90 kilos) con 273 kilos y 2019 (+87 kilos), con 268. En el Mundial de Anaheim 2017, en 90 kilos, levantó 275 y se hizo con la medalla de plata. El 2019, en Pattaya, compitió de nuevo en 87 kilos y fue sexta en 285. Y esta misma semana, en el Mundial Master -veteranos- se quedó en 268 kilos.

Te recomendamos leer: La bestia francesa

También ganó medalla de oro en los Juegos del Pacífico de 2019 en Samoa, donde encabezó el podio por delante de la campeona de los Juegos de la Commonwealth de Samoa, Feagaiga Stowers, lo que provocó indignación en la nación isleña.

Pero también tuvo que superar una difícil lesión que tuvo durante los Juegos de la Commonwealth de 2018, donde también fue la primera transgénero en representar a Nueva Zelanda en dicho evento.

Tratando de levantar un récord de los juegos de 132 kilos, compitiendo en 91 o más kilos, la barra se le fue por detrás, lastimando su codo izquierdo. Su diagnóstico fue ruptura de ligamento en el brazo y hasta se pensó que no volvería a competir.

Pero logró levantarse para seguir.

Sobre la polémica con los deportistas transgéneros, ella ya era elegible para competir en los Juegos Olímpicos desde 2015, cuando el Comité Olímpico Internacional emitió nuevas pautas que permiten a cualquier atleta competir como mujer siempre que sus niveles de testosterona estén por debajo de 10 nanomoles por litro durante al menos 12 meses antes de su primera competencia.

Los integrantes de las selecciones tienen que ser nombrados el 5 de julio, pero Hubbard debería tener problema para ser parte. Incluso podría aspira a medalla por lo que ha levantado.

Sin embargo, la polémica también está presente. Muchas personas, entre ellas deportistas, consideran que las mujeres transgénero tienen ventaja física sin importar cuántos tratamientos tengan.

Hay reportes científicos que dicen que si una persona vive su pubertad como hombre retiene significante fuerza con todo y los medicamentos para suprimir la testosterona. Hubbard fue hombre 35 años y no compitió en levantamiento de pesas hasta que se convirtió en mujer.

“Las reglas que me permiten competir están en efecto desde 2003”, dijo la neozelandesa tras ser segunda en el campeonato mundial de 2017.

La federación de la especialidad de Australia trató de impedir que compitiera en los Juegos de la Commonwealth 2018 en Gold Coast, pero los organizadores rechazaron la medida.

Caitlyn Jenner, quien nació hombre y ganó medalla de oro en Decatlón en los Olímpicos de Montreal 1976 y que cambió a mujer en 2015, dice que no es justo este tipo de competencia, aunque ella lo estableció a nivel colegial.

“Esto es una cuestión de justicia, y por eso me pongo a que los niños biológicos que son trans compitan contra niñas en el colegio. Simplemente no es justo, y tenemos que proteger a las chicas”, explicó a TZM.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Google NoticiasFacebookTwitter y LinkedIn.

Juegos Olímpicos, Laurel Hubbard, Tokio 2020, Transgénero

Scroll to top