Buscar

MUNDO FIFÍ / DEPORTES

Mundo Fifí / Deportes

Big Shot

Tom Brady. Foto: Aaron Doster / NFL

Semana 6 de la NFL: los pronósticos

Siempre un gusto poder compartir mis puntos de vista y llegar a una nueva semana de la NFL y como siempre nos deja mucha tela de dónde cortar para comentar y analizar. Por ejemplo, la tremenda lesión de Dak Prescott QB de los Vaqueros, el regreso después de un año y nueve meses de aquella terrible lesión de Alex Smith; los Halcones de Atlanta despiden a su Head Coach (por fin), los Acereros de Pittsburgh, por primera vez desde 1979, inician con 4-0; la sorpresiva victoria de los Raiders en la casa de los actuales campeones; y la paliza de los Delfines contra los 49’s, éstos dos últimos resultados, verdaderos rompe quinielas.

El recuento de la semana 5 de la NFL

Por Carlos A. Jiménez de la Vega.

Bucaneros de Tampa Bay 19 – Osos de Chicago 20

(3-2)(4-1)

La semana 5 comenzó en el estadio del soldado casa de los Osos que, a decir verdad, en la primera mitad fueron totalmente dominados en todo sentido por los Bucaneros, pero habrá que decir que los de Chicago se mantuvieron siempre cerca.

Brady y compañía no aprovecharon el dominio y en los minutos finales de la primera mitad, cuando los Osos iban abajo en el marcador 0-13 justo en la pausa de los dos minutos, a Nick Foles le bastó menos de minuto y medio para darle la vuelta al marcador e irse al descanso con la ventaja de 14-13.

Foles completó 30 de 42 pases para 243 yardas ganándole una vez más a Tom Brady, igual que en aquel Gran Super Bowl (LII) que nos regalaron, solo que aquella vez defendiendo a equipos diferentes a los que ahora comandan. Cabe decir que Brady jamás había perdido con el jersey de los Patriotas en contra de los Osos.

En un juego en que las defensivas jugaron a un muy buen nivel, Mack tuvo dos capturas en contra de Brady que lanzó para 253 yardas y una anotación. Tom tuvo al final la oportunidad de remontar, pero no pudo después de que Cairo Santos logrará un gol de campo de 38 yardas para poner arriba a los Osos y aún con 1:17 en el reloj no logró llevar a su equipo a buen puerto, y para terminar, digamos que salvo alguna lesión de Foles con los Osos, veremos iniciar un juego a Trubisky exmariscal de campo titular ahora que Nick Foles le ha dado una nueva fisonomía al equipo.

Te recomendamos leer: El milagroso caso de Alex Smith

Las Vegas Raiders 40 – Jefes de Kansas City 32

(3-2)(4-1)

¡Vaya, vaya, vaya! Soberana sorpresa se dio este domingo 11 de octubre en el estadio Punta de flecha de Kansas donde Mahomes con marca de 12-1 ante equipos de su división recibían a unos Raiders que entraban al partido como victimas seguras y más por el mal desempeño de sus últimas dos actuaciones, solo que no contaban con que Derek Carr lanzara para 347 yardas y tres touchdowns para llevarse el duelo ante Patrick Mahomes que dicho sea de paso, en sus últimos dos juegos incluyendo éste, ha tenido chispazos del gran QB que es, haciendo jugadas de fantasía, teniendo una calma espectacular en algunas jugadas; pero no ha sido precisamente su mejor momento e incluso la intercepción clave que le valió a los Raiders a la postre el triunfo. En otro momento jamás habría lanzado a esa zona plagada de contarios, con esto los Jefes rompieron una racha de 13 juegos sin perder misma que inicio en su juego de temporada regula aquí en el Estadio Azteca, por su parte los Raiders no ganaban en el Arrowhead desde octubre del 2012.

Acereros de Pittsburgh 38 – Águilas de Filadelfia

(4-0)(1-3-1)

Los Acereros de Pittsburgh no iniciaban 4-0 desde la campaña de 1979, ahora con la mancuerna de Ben Roethilsberger y Chase Claypool, el cual fue seleccionado en la segunda ronda del draft y cual brillo con luz propia, fue aniquilante para un equipo de Filadelfia que dio partido y ahí estuvo prácticamente todo el juego acechando, sin embargo, el proveniente de Notre Dame, Claypool anotó cuatro veces, tres por aire y una por tierra; y llevó a los acereros a mantener el invicto.

Big Ben lanzó para 239 yardas completando 27 de 34 pases por el otro lado, Carson Wentz lanzó 238 yardas y dos Touchdowns, sin embargo, sufrió un par de intercepciones las dos a cargo de Steven Nelson.

Aunque habrá que señalar que la defensa de los Acereros también fue puesta en jaque por el receptor Travis Fulgham que tuvo 10 recepciones de 13 intentos hacia el para tener también un gran día con 152 yardas y una anotación.

Los Acereros regresaron después de no poder jugar el domingo anterior contra los Titanes por varios casos positivos de COVID-19 en el equipo de Tennessee en juego que posteriormente se jugará.

Gigantes de New York 34 – Vaqueros de Dallas 37

(0-5)(2-3)

En un duelo entre la peor ofensiva de la liga en cuanto a puntos anotados, la de los Gigantes y su coordinador ofensivo Jason Garret (11.8) por juego contra la peor defensiva, en cuanto a puntos recibidos, la de los Vaqueros con su coordinador defensivo Mike Nolan (36.5 puntos recibidos por juego) dio como resultado un encuentro entretenido en donde la ofensiva de los Gigantes se vio mejor que en sus juegos anteriores e irónicamente la defensa de los Vaqueros también se vio mejor que en sus juegos anteriores con buenas jugadas, robos de balón, variantes y más presión al pasador.

Lo lamentable fue la aparatosa lesión de Dak Prescott al fracturarse el tobillo y quedar fuera desgraciadamente el resto de la temporada, aquí es donde cobró sentido la contratación de Andy Dalton, quien jugo nueve años con los Bengalíes e inicio 133 veces como titular, es un muy buen QB con experiencia y; aunque su inicio no fue precisamente miel sobre hojuelas en este partido, en su primera serie fue despedido rápidamente; en la segunda protagonizó la perdida de un balón; pero tuvo la tranquilidad que un novato difícilmente hubiera aportado para tener un regreso de 13 puntos incluyendo un gol de campo con el reloj prácticamente en ceros para darle a los Vaqueros de Dallas el triunfo que los coloca con dos victorias como lideres de su mediocre división.

Dalton terminó con nueve pases completos de 11 intentos para 111 yardas apoyado de dos espectaculares recepciones de Michael Gallup la última de ellas dejando en la yarda 16 el balón y con el reloj prácticamente en cero logrando así los Vaqueros el gol de campo del triunfo.

Halcones Marinos 26 – Vikingos de Minnesota 25

(1-4)(5-0)

En un muy buen juego, digno de dos grandes equipos, pese que los números de los Vikingos digan lo contrario, Russell Wilson protagonizó su 30 serie ganadora desde que entró a la NFL en 2012; la máxima racha activa registrada por un QB desde esa fecha con 1 minuto y 57 segundos en el reloj. Bajo una persistente llovizna y 94 yardas por avanzar, Wilson y su receptor Metcalf llevaron al triunfo con un pase de 6 yardas a los Halcones Marinos que si bien es cierto unos minutos antes en cuarta oportunidad y una yarda por avanzar Mike Zimmer coach de los Vikingos jugo a ganar y en vez de ir por el intento de gol de campo que pondría a los de Minnesota, 8 puntos arriba en el marcador, decidió jugársela y fue detenido por la defensa de los de Seattle. Es ahí donde le dieron a Wilson la oportunidad de tener el balón con los resultados que ya platicamos y dejando a los Halcones Marinos más firmes que nunca en la cima de su división.

Cafes de Cleveland 32 – Potros de Indianápolis 23

(4-1)(3-2)

Desde que Bill Belichick fue entrenador de Cleveland en 1994 y Ozzie Newsome era ejecutivo en las oficinas generales de los Cafés antes de ser el primer gerente general afroamericano en la NFL no tenían un récord de 4-1 como ahora. Sin duda están levantando la mano en la conferencia americana, pero, ¿son tan buenos estos chicos? Esa respuesta la tendremos en unas 8 semanas más, por lo pronto a la defensiva número uno de la liga la de los Potros Mayfield logró lanzarles dos pases de anotación, aunque también dos interceptados para obtener 21 completos de 37 intentos y 247 yardas.

A pesar de no contar con su corredor titular Nick Chubb, K Hunt tuvo un día muy decente por tierra y logró 72 yardas en 20 acarreos, la siguiente semana será un gran prueba de fuego al enfrentar a las Acereros que también vienen inspirados y embalados será sin duda un lindo partido.

Por su parte, el veterano Phillip Rivers tuvo un partido muy gris lanzando para 243 yardas y dos intercepciones.

Como dato adicional, el mote de “Cafés” para el equipo de Cleveland en realidad no debería de ser ya que el “Brown” es el apellido de su entrenador en jefe Paul Brown quien no estaba muy conforme que el apodo del equipo fuera en su honor y utilizaron su apellido para que después todo mundo lo empezara a manejar como “Los Cafés”, incluso también en su honor el estadio de los Bengalíes de Cincinnati lleva su nombre actualmente, Paul Brown Stadium.

Delfines de Miami 43 – 49’s de san Francisco 17

(2-3)(2-3)

El señor Ryan Fitzpatrick se ha convertido en un verdadero impredecible igual de un magno partido como de pronto da el más mediocre desempeño, por desgracia para San Francisco, ahora le tocó a Ryan llegar en plan de gente grande a Santa Clara teniendo un día de tres touchdowns y 350 yardas aéreas, aprovechando que los 49’s son un verdadero desastre y perdieron su tercer partido de forma consecutiva como locales.

Para los 49’s inició el juego Jimmy Garopolo y tiró para dos intercepciones en la primera mitad lo que le valió ya no salir para el tercer cuarto al campo de juego. Beathard entró en su lugar y aunque logró un pase de anotación, la derrota ya estaba escrita. Esto genera grandes dudas sobre el estatus del equipo y de Garopolo, ya que sus dos únicas victorias han sido irónicamente en MetLife Stadium de New York, justo contra los equipos neoyorquinos que esta temporada según parece no son capaces de ganar ni en sus” scrimmage”.

Cargadores de los Ángeles 27 – Santos de New Orleans 30

(1-4)(3-2)

El lunes por la noche vivimos lo que conocemos como injustica deportiva cuando los Cargadores merecían, sin duda, llevarse el triunfo, pero su pateador Michael Badgley, quien por cierto falló por primera vez en su carrera un punto extra, la ruleta le dio la oportunidad de lavar su error después de una maravillosa y acrobática recepción de Williams, sin embargo, falló el intento de gol de campo de 50 yardas al pegar en el poste izquierdo ya con el reloj en ceros.

Al final este juego no es de merecer sino de ver quién anota más puntos y aprovechar los errores del rival justo como lo hizo el viejo lobo de mar Drew Brees, que si le dan la oportunidad, es muy difícil que la desperdicie; y los Santos, en el tiempo extra, lograron un gol de campo de Lutz de 36 yardas dándole la oportunidad al novato Herbert, quien por cierto tuvo un gran partido y aparentemente sin duda es el presente y futuro de la franquicia de los Ángeles logrando 4 touchdowns y 264 yardas. Pero al final se quedaron a unos centímetros en cuarta oportunidad tras una gran tacleada de Marshon Lattimore de los Santos ante Mike Williams dejando tendidos en el campo a los cargadores.

Titanes de Tennessee 42 – Búfalo 16

(4-0)(4-1)

Después de tener que posponer su juego contra Pittsburgh por contagios de COVID-19 los Titanes y Tannehill regresaron por la puerta grande y aplastaron a los BillsRyan Tannehill lanzó para tres pases de anotación y logró uno más por tierra, ahora tienen su mejor inicio de temporada desde 2008 donde empezaron con una marca de 10-0.

Los Titanes se sobrepusieron y lograron estar concentrados, pese a todos los temas extra cancha por los que tuvieron que pasar y derrotaron fácilmente a uno de los equipos contendientes de la Conferencia Nacional.

En el resto de los resultados:

Panteras de carolina 23 – Halcones de Atlanta 16

(3-2)(0-5)

Las Panteras les pegan a unos Halcones que se pierden totalmente y se quedan sin entrenador en jefe debido a las malas decisiones y desventajas perdidas varias veces de juegos que virtualmente estaban ganados y terminaron perdiendo cosa que el dueño del equipo ya no aguantó más y por fin tomo decisión que debió haber tomado desde hace mucho tiempo.

Cardenales de Arizona 30 – Jets de New York 10

(3-2)(0-5)

Los Cardenales borran del terreno a unos inexistentes Jets en una temporada para el olvido.

Carneros de los Ángeles 30 – Washington 10

(4-1)(1-4)

Los Carneros, sin duda, un equipo que le dará muchos dolores de cabeza a varios, le pegan a un equipo de Washington en reconstrucción.

Bengalíes de Cincinnati 3 – Cuervos de Baltimore 27

(1-3-1)(4-1)

Los Cuervos apagaron la pólvora de Burrow y solo confirman que son contendientes serios de la conferencia Americana.

Jaguares de Jacksonville 14 – Texanos 30

( 1-4)( 1-4)

Por fin los Texanos logran su primer triunfo en la temporada y pasan sobre unos indefensos Jaguares, por el momento inoperantes.

Los pronósticos

Por Luis Enrique Campos Meléndez.

¡Qué extraña jornada la que fue la semana 5 de la NFL! Y no solo me refiero a los extraordinarios resultados que obtuvieron Delfines, Titanes y Raiders, sino a los movimientos en el calendario que se realizaron en los últimos momentos.

Vámonos pues como es costumbre, a darle un rápido conteo al asertividad de mis pronósticos de esta muy rara semana 5 de este también muy raro 2020:

  • 9 aciertos
  • 5 desaciertos
  • 1 postergado

¿Qué esperamos para la semana 6 de la NFL?

Vayamos entonces directamente a los encuentros que se verificarán en la semana 6 y que, según mi opinión, son los más interesantes de la jornada:

Cafés de Cleveland vs. Acereros de Pittsburg

Domingo 18 de Octubre a las 12:00 hrs. en el Heinz Field.

La ofensiva de los Cafés, bajo el mando de Baker Mayfield, ha hecho un trabajo impresionante. Aunque en el primer juego de la temporada se vieron francamente muy mal perdiendo contra los Cuervos, el head coach Kevin Stefanski, en las últimas cuatro jornadas, ha hecho un trabajo impresionante promediando 37.5 puntos.

En lo que a todas luces parecía una nueva temporada perdedora, ha cambiado a una perspectiva agresiva y contendiente en la Conferencia Americana. Sin su corredor estrella Nick Chubb, parece que el ataque ha mostrado un gran balance dándole la pelota a Kareem Hunt y a Dernest Johnson y lanzando para prácticamente toda la planilla de receptores sobre todo en las zonas de gancho.

Los Acereros están jugando muy buen futbol, poseen una línea defensiva que, desde mi perspectiva, es su unidad más fuerte en un equipo defensivo que ha hecho un buen trabajo; y una ofensiva que ha demostrado que las trayectorias en banderola y las cruzadas atrás de los Apoyadores son veneno para cualquiera si le dan tiempo a Ben Roethlisberger.

Mi opinión es que deben de mantener ese mismo esquema si desean dañar a la defensiva de los Cafés. Además, los Cuaches Mike Tomlin y su coordinador ofensivo Randy Fichtner deben diseñar un esquema de juego que permita las trayectorias cortas usando al Big Ben como su máxima arma ofensiva.

En un juego muy espectacular, creo que, con un marcador muy cerrado, los Cafés seguirán en su racha ganadora.

Empacadores de Green Bay vs. Bucaneros de Tampa Bay

Domingo 18 de Octubre a las 15:30 hrs. en el Raymond James Stadium.

Lo mejor de este juego, que de por sí es atractivo, es ver a dos extraordinarios mariscales en el ocaso de su carrera. Aaron Rodgers y Tom Brady poseen el galardón de exMVP y siguen elevándose a altos vuelos.

Los Empacadores van invictos y promedian la nada despreciable cantidad de 38 puntos por encuentro. El joven coach Matt LeFleur ha desarrollado en su segundo año un plan de juego muy sólido por tierra usando a Aaron Jones y con una línea ofensiva que protege muy bien a Rodgers. Ha hecho un plan de ataque aéreo muy temible buscando al polémico Davante Adams y a Márquez Reshard.

En la tiendita de enfrente, Tom Brady tuvo un juego de altas y bajas la semana pasada en contra de los Osos. El exRaider Kalil Mack puso presión y lo capturó en dos ocasiones. Y con los caminos que mandó a su línea defensiva le complicó la tarde a un Brady que lució molesto y desconcentrado. El plan diseñado exprofeso por los coachees Bruce Arians y Byron Leftwich para aprovechar el talento de su QB, no ha sido del todo exitoso, aunque parecía más asentado con él.

Si los bucaneros aspiran a algo en este encuentro, tienen que hacer que su ofensiva terrestre trabaje por los off tackle y darle tiempo a Brady para lanzar a las trayectorias en la zona de banderola y gancho. Los Empacadores tienen que imitar a Chicago: Atacar mucho a Brady con disparos y blitz y no darle oportunidad de lanzar la pelota. Si esto pasa, la mejor ofensiva de la liga continuara invicta. Green Bay se lleva el triunfo.

Carneros de los Ángeles vs. 49’s de San Francisco

Domingo 18 de Octubre a las 19:30 hrs.

Los 49’s deben de hacer un alto en el camino y analizar profundamente lo que les pasó contra los Delfines. Y me refiero principalmente al mando del juego ofensivo. Sentar al QB de primer equipo Jim Garoppolo desde mi perspectiva fue una medida de desesperación y no pensada y meditada. La diferencia entre él y el mariscal de reemplazo C.J. Beathard no fue justificada por los números finales. Entonces, ¿cómo entender las decisiones del coach Kyle Shanahan? Mi punto es que en 49’s no hay un coordinador ofensivo y esa chamba está dividida en dos entrenadores: Mike LeFleur, como coordinador aéreo y Mike McDaniel, como coordinador terrestre. Si entre dos es un problema ponerse de acuerdo, entre tres ya podrán imaginarse.

La defensiva, como lo he afirmado con anterioridad, es un hospital de traumatología y fue despedazada por Ryan Fitzpatrick sin mucha oposición de San Francisco. Hay que ajustar mucho la defensa antiaérea si quieren sobrevivir al ataque de los Carneros.

Del otro lado de la luna, Jared Goff se muestra cada vez más maduro y asentado en el plan de juego. Tiene una habilidad muy clara leyendo la defensiva profunda rival y ha hecho que su plantilla de receptores Woods y Kupp tengan un número de envíos muy balanceado. Incluso el uso de su ala cerrada Gerald Everett en el ataque aéreo le ha dado una variedad interesante a su planteamiento ofensivo.

Los aficionados de los 49’s sufrirán mucho y con sobrada razón en este encuentro. Y la primera angustia para ellos es quien será el QB titular. Al final Los Ángeles se lleva la victoria.

Jefes de Kansas City vs. Bills de Buffalo

Lunes 19 de Octubre a las 16:00 hrs. en el Ralph Wilson Stadium.

Para hacerme quedar muy mal con mi pronóstico, los Raiders, fieles a su nombre, incursionaron de manera sorprendente en Missouri y derrotaron a los campeones reinantes. Patrick Mahomes trató de desplegar una ofensiva terrestre sin resultado positivo para su causa. Pero el campeón salió derrotado, mas no ha sucumbido. Si continúan con el plan de juego que han desarrollado en los trece encuentros anteriores a esta derrota: ataque terrestre sostenido y pases a las zonas de poste corto con Tyreek Hill y Mecole Hardman seguramente retomarán el camino. Y si no olvidan que tiene un ala cerrada, llamado Travis Kelce de 120 kilogramos y casi dos metros de estatura que es el terror de los Line backers y que además es un extraordinario receptor, volverán a la senda de la victoria.

Josh Allen está jugando de maravilla. Está lanzando la pelota de una manera increíble y ya alcanzó las 1326 yardas por aire. Con una ofensiva con un plan de juego muy agresivo, promedian 29 puntos por partido. Si los Bills quieren ganar deben de hacer dos cosas desde mi análisis:

El coordinador defensivo Leslie Frazier, quien, por cierto, jugara como profundo en los Osos de Chicago, que ganaron el Super Bowl en el ya muy lejano 1985, tiene que hacer lo que Las Vegas hizo, presionar mucho a Mahomes para que no lance el balón cómodamente. Y el errante coach Brian Daboll, quien fuera el artífice ofensivo de Alabama cuando obtuvieron el campeonato colegial de 2017, debe diseñar un plan de juego que aplique ofensivas largas y consumidoras de tiempo para que no le den oportunidad a los Jefes de tener el balón.

Este partido, desde mi perspectiva, es el más atractivo de la jornada. De difícil pronóstico, creo que el ganador será el que aproveche los pocos errores del rival. Y para mí los Bills le propinarán la segunda derrota a los campeones.

Y ahora vámonos a revisar mis pronósticos para la semana 6 del resto de los encuentros:

Titanes de Tennessee vs. Texanos de Houston

Domingo 18 de octubre a las 12:00 hrs. en el LP Field.

Bill O’Brian acaba de dejar a los Texanos debido a que le dieron las gracias por su pobre desempeño. Romeo Crennel, quien fungiera como Coordinador defensivo, está al mando ahora. ¿Qué es lo que hará? Confiar en Desahun Watson para que tire el balón. Habrá que trabajar mucho con su porosa línea ofensiva. Por el otro lado, los Titanes son una incógnita. Y no refiero a su nivel de juego, hablo sobre los protocolos de COVID-19, que aparentemente rompieron y esto cierne un peligro sobre el equipo de que no juegue los próximos partidos. De cualquier forma, creo que si se les permite continuar ganarán este encuentro.

Águilas de Filadelfia vs. Cuervos de Baltimore

Domingo 18 de Octubre a las 12:00 hrs. en el Lincoln Financial Field

Con una defensiva que ocupa el cuarto lugar en la liga y una ofensiva que está en el séptimo en puntos anotados, los Cuervos, bajo los controles de Lamar Jackson están jugando excelentemente bien. Solo consideren que de sus 22 últimos juegos en temporada regular han ganado 18. Las Águilas ganaron a un muy lesionado equipo de San Francisco. Y aunque Carson Wentz ha salido con mucho ahínco lanzando el balón, cuando es presionado no es asertivo del todo. Me extraña que el coach Doug Penderson de extracción netamente ofensiva no haya logrado desarrollar estrategias para proteger más al abandonado Carson Wentz. Este domingo, Wentz saldrá muy adolorido del juego contra los Cuervos. Baltimore vence a las Águilas.

Vikingos de Minnesota vs. Halcones de Atlanta

Domingo 18 de Octubre a las 12:00 hrs. en el US Banck Stadium

Este es un juego de escuadras que no les ha ido bien en esta temporada. Los Halcones le dieron las gracias a Dan Quinn, como lo vaticiné la semana pasada y ha dejado una penosa marca de 0-5 de herencia. Raheem Morris tomó el mando interinamente, pero los aficionados de los Halcones no se deben formar esperanzas con él. El excoordinador defensivo es el responsable directo de crear una coladera como defensiva que permite 32 puntos por juego.

Pero, también llueve en Zacatlán, el mariscal de los Vikingos Kirk Cousins tuvo muchos problemas con las pérdidas de balón la semana pasada y francamente las decisiones durante el juego del coach Mike Zimmer no fueron las correctas, incluso hubo algunas que no entendí del todo. Aunque este equipo prácticamente ya perdió la oportunidad de llegar a la post temporada, creo que deben de ganar este encuentro. De cualquier modo, si yo fuera el coach Zimmer tendría mis maletas hechas por eso de que da frio en Toluca. Si no ganan, veremos cómo Mike Zimmer pierde la chamba.

Potros de Indianápolis vs. Bengalíes de Cincinnati

Domingo 18 de octubre a las 12:00 hrs. en el Lucas Oil Stadium

A mi juicio le estaban exigiendo mucho como mariscal al novato Joe Burrow y terminò jugando pésimo en la derrota de los Bengalíes la semana pasada, sin embargo, creo que Cincinnati ha desarrollado un futbol competitivo e interesante.

Lo mejor de Indianápolis es su equipo defensivo. Sobre todo, en la unidad de Apoyadores con Anthony Walker y Bob Okereke. Lo que sì está mal es el mando ofensivo a cargo de Philip Rivers. Desde mi perspectiva, deberían de diseñar un plan de juego minimizando el ataque terrestre y privilegiando el aéreo con T.Y Hilton y Marcus Johnson. Si Rivers no comete los errores que ha hecho esta temporada, los Potros deben ganar.

Jaguares de Jacksonville vs. Leones de Detroit

Domingo 18 de Octubre a las 12:00 hrs. en el EverBank Field

Los valientes aficionados que se atrevan a ver este somnífero encuentro verán a dos de los peores equipos de la liga en esta temporada. Los Leones cuentan con una coach de mentalidad netamente conservadora y defensiva como lo es Matt Patricia. Y ha hecho que su equipo permita un promedio de 38 puntos por juego. Ya es tiempo de que Detroit piense en prescindir de este entrenador.

Del otro lado de la cerca el pasto esta igual de seco. El coach Doug Marrone no ha desarrollado una buena estrategia con su coordinador ofensivo Jay Gruden, quien por cierto fue el entrenador en jefe de los entonces Pieles Rojas de Washington de 2014 a 1019 y cerró su participación con marca perdedora en sus seis temporadas allá. ¿Coincidencia?

La verdad es que no encuentro argumentos sólidos en planteamientos estratégicos ofensivos o defensivos para decantarme por alguno de estos dos equipos. La mejor decisión sería un volado. Pero apostando por alguno voy por la localía. Jaguares gana.

Panteras de Carolina vs. los Osos de Chicago

Domingo 18 de octubre a las 12:00 hrs. en el Bank of America Stadium

El poner a jugar al exMVP Nick Foles en lugar del malogrado Trubisky ha sido una buena decisión hecha por el coach Bill Lazor apoyado por el entrenador en jefe Matt Nagy. Por otro lado, Ted Bridgewater ha llevado a buen término los planes ofensivos del coach Joe Brady y del entrenador en jefe Matt Rhule.

Este será un juego entretenido y para quienes gustan de los juegos con mucha estrategia aérea, será una verdadera golosina. Para mí, los Osos se van a casa derrotados.

Gigantes de Nueva York vs. Washington Football Team

Domingo 18 de Octubre a las 12:00 hrs. en el MetLife Stadium

No se me ocurre otro adjetivo que el de aburrido. Este encuentro va a ser un valium con tequila para aquellos que lo vean. Afortunadamente no van a permitir la asistencia a este encuentro por aquello que los aficionados se rompan el cuello cabeceando. Dos mariscales novatos, Alex Smith y Daniel Jones que con más ganas que efectividad han comandado las ofensivas de ambas escuadras. Quizá la diferencia aquí sea la sapiencia del coach de ascendencia mexicana Ron Rivera y la defensa creada por Jack Del Rio. WFT debe de ganar este partido.

Broncos de Denver vs. Patriotas de Nueva Inglaterra

Domingo 18 de Octubre a las 12:00 hrs. en el Gillette Stadium

El veterano coach Vic Fangio debe tener los dedos muy lastimados de tanto tronarlos. Su equipo parece un hospital de campaña. Y si le aunamos que está jugándosela con el novel mariscal de tercer equipo Brett Ripien pues ya entenderemos porque trae cara de pocos amigos. Desde mi perspectiva su temporada no va a encontrar luz al final del túnel.

Los Patriotas parecen bien acoplados bajo el mando de Cam Newton. Juzgo que el equipo en reconstrucción va a tardar menos tiempo de lo planeado en aceitar la maquinaria y convertirse en la otrora temible escuadra manejada por Tom Brady.

Creo que el resultado es muy claro aquí. No existe posibilidad de que los Broncos hagan frente y derroten a Nueva Inglaterra. Patriotas gana el encuentro.

Delfines de Miami vs. Jets de Nueva York

Domingo 18 de octubre a las 12:00 hrs. en el Sun Life Stadium

Dos coaches con rutas muy diferentes. Mientras Brian Flores está haciendo sorprendentemente un buen trabajo con los Delfines en lo que va de la campaña, Adam Gase se está hundiendo con los Jets. No hay mucho que decir en este encuentro, si los Delfines juegan incluso regular podrán vencer a Nueva York. ¿Cuándo se ira el Coach Gase? Es cuestión de días según yo.

Vaqueros de Dallas vs. Cardenales de Arizona

Lunes 19 de Octubre a las 19:00 hrs. en el AT&T Stadium

¿Cuál es el destino de los Vaqueros? ¿Qué harán sin su estrella Dak Prescott? Quizá la respuesta la tenga Andy Dalton, quien llevó a buen puerto al equipo para ganar apretadamente a los Gigantes. Creo que puede hacer un buen trabajo si no lo presionan comparándolo con Prescott.

Tienen también a Ben Di Nucci, que fue su séptima selección este año por si falla Dalton. Solo recordemos que Prescott llegó al primer equipo debido a la lesión de Tony Romo, ¿será este el camino a los controles para Andy Dalton? Lo dudo. Aunque dentro de la probabilidad esta ganar partidos, no llegará al nivel del juego aéreo de Dak.

La temporada se ve más gris de lo esperado para los Vaqueros. Kyler Murray, junto con el resto de los Cardenales tuvo un día de campo la semana pasada lanzado 411 yardas contra los desafortunados Jets. Ahora enfrentará a una alicaída defensiva que está permitiendo 36 puntos en promedio por encuentro. No creo que Dallas pueda hacer algo contundente en este partido. Arizona gana.

Nota final en el plan de juego:

Viendo el juego entre Vaqueros y Gigantes por Fox Sports, escuché la narración posterior a la lamentable lesión de Dak Prescott del comentarista Pablo Alberto Coello.

Desde mi punto de vista se refirió al futbol americano de manera tosca y grosera al llamarlo literalmente: “un deporte violento”, comentario totalmente desafortunado y con todo respeto ignorante.

El futbol americano es un deporte de contacto en el cual existen técnicas claras de bloqueo, contrabloqueo y tacleo. La esencia del deporte es el golpeo, pero no de una manera burda y menos con el objetivo de lastimar o herir al rival. Es un juego de altísima estrategia que involucra una excelente preparación físico-Atlética y que desarrolla la perfección individual como un medio para mejorar el desempeño de equipo.

Lo único comparable a este deporte es la vida misma. Y aquellos que lo han practicado no requieren más explicaciones de mi parte para este símil. Y para soportar lo que afirmó tengo cientos de testimonios de exjugadores y jugadores de este deporte que son seres humanos ejemplares. Desconozco si el Sr. Coello practicó alguna vez este deporte, pero desde mi perspectiva las palabras en un medio de comunicación masiva mal utilizadas crean conceptos burdos y erróneos en la mente de las personas.

Por otro lado, los datos que proporcioné la semana pasada sobre Tom Fears, primer jugador mexicano en la bNFL, causaron una reacción que no me la esperaba en varios lectores. Algunos incluso me preguntan si con el llamado de Isaac Alarcón a los Vaqueros de Dallas es prueba de que estamos al mismo nivel que el futbol americano colegial.

Siento desilusionarlos, pero la respuesta es: no. Es más, distamos mucho de estar al nivel de juego de la División I de la NCAA. Tan solo dicha división cuenta con 130 universidades con programas de futbol americano de primerísimo nivel. Ninguna universidad en México tiene lo que estos colegios ofrecen en términos deportivos para la práctica de este deporte.

Son una fábrica de hacer atletas y muchas veces han sido altamente criticados tales programas por darle mayor relevancia al desempeño deportivo de los estudiantes deportistas que al académico. Ejemplos hay muchos. Para más, si tomamos de referente el Tazón Azteca que engloba una selección de jugadores de todo México inscritos en la ONEFA, que enfrenta a rivales seleccionados de jugadores de EEUU pertenecientes a las Divisiones II y III cuyo equipo es llamado All American Eagles, podremos analizar que de los últimos 10 encuentros la cuenta esta pareja en 5-5 para cada lado de la frontera.

Si me lo preguntan a mí, creo que en la División III está nuestro verdadero nivel grupal y tenemos algunos jugadores de nivel II. Recordemos que hay 450 universidades inscritas en la División III cuyo principal estatuto es el no ofrecer becas deportivas a sus estudiantes. Luego entonces los mejores atletas son captados por la División I y tamizados después para la División II. Lo anterior no quiere decir que no salgan garbanzos de a libra. Isaac Alarcón es prueba de ello y algunos más. Prometo que para la próxima columna ahondare sobre el tema de los jugadores mexicanos en la NFL

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en FacebookTwitter y LinkedIn.

deportes, Football, futbol, futbol americano, NFL, NFL 2020

Scroll to top