Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / DEPORTES

Mundo Fifí / Deportes

Big Shot

Sarah Fuller, deportista. Crédito Twitter Vanderbilt Football

Sarah Fuller “juega como niña”

“Juega como niña” ya nunca más se puede usar para demeritar a alguien.

El 22 de noviembre pasado, la portera Sarah Fuller se consagró junto a su equipo de la Universidad de Vanderbilt campeones de la Conferencia del Sureste al vencer 3-1 a Arkansas, juego donde lució con tres atajadas.

Su deporte es el futbol y es buena en ello, pero en cuestión de días todo ha cambiado y ahora ha demolido paredes entre los hombres y mujeres en los campos de juego.

El equipo de americano del colegio entró en crisis de pateadores por culpa de la pandemia de Covid-19, por lo que se vieron en necesidad de reclutar a uno y resultó que invitaron a Sarah Fuller a probarse.

El 28 de noviembre se convirtió en la primera mujer en jugar dentro del Power 5 de la NCAA al encargarse de dar la patada de salida en el duelo ante Missouri.

En su casco lucía la leyenda “Juega como niña” y portaba el 32 en su jersey, mismo número que usa en el futbol.

“Estaba realmente emocionada de salir al campo y hacer lo mío”, dijo tras el partido, agregando que la Final del “soccer” fue “más estresante”.

Te recomendamos leer: Las pérdidas que dejará la pandemia al negocio del deporte

“Sólo quiero decirles a todas las chicas que puedes hacer cualquier cosa que te propongas, realmente puedes, y si tienes esa mentalidad de principio a fin, puedes hacer grandes cosas”.

El equipo decidió retenerla y su legado se agrandó el 12 de diciembre cuando fue la primera mujer en en anotar en un partido de de la categoría que corresponde a la elite del futbol colegial en Estados Unidos.

Fuller, de 21 años de edad, logró un punto extra en el primer cuarto del duelo entre la Universidad de Vanderbilt y la Universidad de Tennessee.

Así, se une a una prestigiosa, y corta lista de mujeres de sumar puntos en los emparrillados colegiales de Estados Unidos.

El 18 de octubre de 1997, Elizabeth Heaston Thompson, entonces de 20 años y también pateadora, fue la primera durante el partido entre su Willamette y Linfield College, que corresponde a la National Association of Intercollegiate Athletics (NAIA) para pequeñas universidades.

El 30 de agosto de 2001, Ashley Martin, pateadora entonces de 20 años, le siguió en el partido entre su equipo Jacksonville State University y Cumberland University. En dicho juego conectó tres puntos extras y fue la primera en sumar unidades en un encuentro de la División I de la NCAA.

El 30 de agosto de 2003, Katie Hnida se convirtió en la primera mujer en anotar en un partido de la Division I-A de la NCAA como jugadora de los New México Lobos en un encuentro contra los Texas State University.

Brittany Ryan es la líder anotadora de la NCAA con 100 puntos como pateadora de la División III con Lebanon Valley, con quien jugó entre 2007 y 2010.

“Pienso que es asombro e increíble, pero trato de separar eso porque sé que esto es un trabajo que tengo que hacer y quiero ayudar al equipo y quiero ser la mejor que pueda ser. Poner ese aspecto histórico de lado me ayuda a concentrarme en lo que tengo que hacer. No quiero decepcionarlos de ninguna manera”, sentenció Fuller.

Crédito fotos: Twitter Vanderbilt Football

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Google NoticiasFacebookTwitter y LinkedIn.

deportes, futbol, futbol americano, Igualdad de género, mujeres en el deporte, Recomendado

Scroll to top