Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / DEPORTES

Mundo Fifí / Deportes

Big Shot

Joshua Cheptegei, atleta. Crédito: Especial

Polémica en el atletismo por “libélulas”

¿Pueden unos tenis ayudar a los deportistas a ser más veloces? Pues parece que sí, y hay una gran polémica de por medio.

Desde mediados del año pasado, diferentes atletas han roto marcas usando los Nike ZoomX Dragonfly spikes, que según la empresa de la palomita son “los tenis más rápidos”.

En septiembre, tanto Mo Farah y Sifan Hassan rompieron los récords de una hora en Bruselas usando estas zapatillas deportivas. En octubre pasado, Joshua Cheptegei se llevó la marca de los 10 mil metros en hombres y, una hora más tarde, Letesenbet Gidey estableció nuevo registro en los 5 mil de mujeres.

Esto ha llevado a muchos a considerar que hay una clara desventaja entre los atletas que usan estas zapatillas y que incluso podría perjudicar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se disputan en este 2021 por la pandemia de COVID-19.

El presidente de los World Athletics, organismo rector del atletismo mundial, Sebastian Coe, descartó estas preocupaciones.

Te recomendamos leer: 8 beneficios de escaparte a acampar

“Recuerdo un periodo a mediados de los 2000 donde Adidas era el rey de los podios, particularmente en distancia, entonces estas cosas vienen en ciclos. Y hay una dinámica donde las compañías de tenis siguen invirtiendo mucho dinero en la investigación y desarrollo de tenis, y estoy complacido de que lo hagan”, dijo.

“No creo que hayamos llegado a ese punto en el que los récords mundiales se reparten como si fueran confeti, y si vuelvo a la década de 1930, todavía me maravillo de Rudolf Harbig, que corrió 1:46 y recorrió 800 metros en una pista de cenizas, y todavía me maravillo de Peter Snell, quien tuvo récords mundiales y algunos significativamente por debajo de 1:45 en pistas de hierba. Mientras tanto, Derek Clayton corrió un récord mundial de maratón con zapatos con los que no hubieras ido a dar un paseo por tu parque local.

“Por el momento estoy bastante tranquilo sobre esto. Y el equilibrio de juicio aquí es siempre, y supongo que esto también es un instinto personal mío, que no deberíamos estar en el negocio de tratar de sofocar la innovación”.

El año pasado, el World Athletics introdujo nuevas reglas para los zapatos de pista, limitando el uso de placas y restringiendo la suela para que no sea más gruesa de 30 milímetros. Sin embargo, Coe dijo que la organización también tenía un sistema que podía “revisar permanentemente estos zapatos” si se demostraba que eran injustos.

Por su parte, Cheptegei, atleta de Uganda de 24 años, quien amenaza los oros en 5 y 10 mil metros en Tokio, acepta que los tenis ayudan, pero que la tecnología está a la mano de todos.

“En este caso los zapatos están solamente para el Señor Cheptegei, están disponibles para todos los que quieren atacar los récords mundiales”, comentó.

A pesar de estas críticas, las Nike Zoomx Dragonfly, que pueden costar unos 130 euros, es decir, unos 3 mil 187 pesos, cumplen con los estándares. La espuma proporciona un retorno de energía y una protección contra impactos inmejorable; la placa del antepié favorece transiciones más suave desde que despegas la puntera hasta el impacto con el talón y sus clavos además de ser extraíbles, son de acero inoxidable y solamente llegan a pesar 125 gramos.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Google NoticiasFacebookTwitter y LinkedIn.

atletismo, deportes, Nike, Recomendado, ropa deportiva

Scroll to top