Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / DEPORTES

Mundo Fifí / Deportes

Big Shot

Tom Brady, QB de los Bucaneros. Crédito: NFL/Logan Bowles

Los pronósticos para las finales de Conferencia NFL 2021

Pues llegamos ya a los juegos de campeonato y este domingo 24 de enero sabremos quiénes obtendrán boleto a la edición 55 del Super Bowl LV el 7 de febrero en el Raymond James Stadium en Tampa Florida el encuentro más esperado año con año de la mejor liga del planeta, sin duda, la NFL.

Por cierto, este 2021 el show del medio tiempo contará con la presentación del ganador de múltiples Premios Grammy y Billboard, The Weeknd.

The Weeknd llevará al Super Bowl LV éxitos como Blinding Lights, Call Out My Name, Starboy, The Hills, Can’t Feel My Face y I Feel It Coming.

Regresando a lo deportivo, que grandes momentos nos dejaron los juegos divisionales, creo que ningún partido defraudó las expectativas de los fanáticos.

Me atrevo a asegurar que los dos juegos de campeonato van a ser espectaculares y dramáticos a más no poder y además seguramente vimos por última vez a Drew Brees, un grande sin duda alguna, que muy posiblemente, al igual que Phillip Rivers -quien anunció su retiro esta semana-, Brees también lo haga. Lástima que su último encuentro fue con una derrota llena de errores de su parte y que al final esto le abrió la puerta a Brady y los Bucaneros; pero jamás va esto a empañar lo grande que es y que al final del camino por alguna razón tuvo dificultades para poder llegar y ganar algún otro Super Tazón, pero venga, adiós a un grande sin lugar a dudas.

El recuento de los Playoffs de la NFL 2020

Por Carlos A. Jiménez de la Vega

  • Conferencia Nacional

Carneros de las Ángeles 18 – Empacadores de Green Bay 32

En verdad fue mucha la oposición que la extraordinaria defensa de los Carneros tuvo a lo largo del encuentro que se doblaba. Se doblaba, se doblaba, pero no se rompía, sin embargo, el largo y retorcido colmillo de quién para mí en estos momentos es el mejor QB de la liga en contexto, más allá de las estadísticas y me refiero al temple que tiene Aaron Rodgers; fue debilitando poco a poco a esta unidad, que por méritos propios se ganó el lugar de la mejor defensa de la NFC, pero, ¿cómo mantenerse de pie y firmes cuando el oponente te desgaja sistemáticamente y tu ofensiva poco te apoya con tiempo sostenido dentro del terreno de juego? La verdad es imposible no romperse.

Y así fue, la realidad es que gran parte del tiempo parecía que los Carneros estaban en el juego, porque había poca diferencia en el marcador, pero lo cierto es que Rodgers, Aaron Jones, Lazard y compañía siempre tuvieron el control del partido y jamás lo perdieron. Por un lado, la defensa de Carneros jamás logró derribar a Rodgers, mientras que la defensiva de los Empacadores le llegó a Goff 4 veces en el encuentro y muchas más se vio bajo una gran presión.

Green Bay impuso la localía y demostró por qué fue el mejor equipo de la conferencia Nacional y aseguro jugar el campeonato de la división en el Lambeau Field cosa que no sucedía desde el 2007 que por cierto en esa ocasión los locales cayeron ante los Gigantes en tiempos extras.

Creo y sin duda Aaron Rodgers es en este momento el más serio aspirante y debería llevarse el galardón y ser el MVP no veo razón alguna ( solo un desastre o alguna situación extraña) para que sea otro el que se lleve este honor, así mismo este equipo se ve balanceado en todas sus líneas y por si fuera poco muy bien dirigido, disciplinado y se nota que disfrutan jugar al futbol.

Y los Bucaneros creo que pasarán las de Caín con el frío del Lambeau y el calor que hoy por hoy sale del hambre de triunfo de los Empacadores, pero al final, Tampa tampoco es una perita en dulce y estarán esperando algún error de los rivales para coronarlo, sino pregúntenle a Brees.

Bucaneros de Tampa Bay 30 – Santos de Nueva Orleans 20

Bueno sin duda en el juego más esperado del fin de semana por muchos para ver frente a frente a dos leyendas de la NFL: Drew Brees en contra de Tom Brady.

Los errores aprovechados por parte de los Bucaneros fueron la clave para que éstos se llevaran la victoria y obtuvieran el boleto para el partido de la gran final de conferencia en la casa de los Empacadores.

Después de verse las caras en dos ocasiones en la temporada regular, donde los Santos jugaron por nota y además fueron muy superiores a Tampa, esta vez fue todo lo contrario. A Brees jamás se le vio cómodo en el terreno de juego y cometió varios errores, dos de ellos terminaron en pases interceptados que a la postre se convertirían en 14 puntos; y Tom Brady, que en realidad no tuvo un espectacular juego, simplemente tomó lo que le dieron y a pasar de que en muchas áreas.

Los Santos fueron muy superiores este juego, se gana con puntos y los Bucaneros lograron hacer 21 de los errores de su rival.

La realidad es que esperábamos un juego explosivo con muchos puntos ya que tenían frente a frente a los dos mariscales de campo con más pases de anotación en la historia de la liga, pero las defensivas esta vez sí contaron y ambas hicieron un gran partido logrando por un lado sobre todo el cuerpo de linebackers de los Bucaneros que aparecían por todo el terreno maniatando a Alvin Kamara a solo 85 yardas, a Brees solo 134 yardas una solo anotación y tres veces le interceptaron.

Te recomendamos leer: Polémica en el atletismo por “libélulas”

Es muy posible que esta fuera la última vez que vimos al seguro integrante del salón de la Fama Drew Brees y a sus 42 años de edad, quizá pronto anuncie su retiro; por lo pronto al que seguiremos viendo a sus 43 años por lo menos un juego más será a Brady que sin duda sigue a un extraordinario nivel y demostrando cómo un líder sin duda puede darle esa moral y confianza a todo un plantel; que si bien es cierto está lleno de talento, la confianza que les ha inspirado este monstruo de las canchas se ve reflejado en cada jugada y cada acción de los de Tampa.

Así las cosas. Se viene un delicioso platillo en la Conferencia Nacional entre Aaron Rodgers y Tom Brady, sin duda, de pronóstico reservado, este domingo al filo de las 14:00 horas ¿Acaso harán historia los Bucaneros y se convertirán en el primer equipo en la historia de la liga en jugar el Super Bowl en su estadio? Pronto, pronto lo sabremos.

  • Conferencia Americana

Cuervos de Baltimore 3 – Bills de Búfalo 17

Los Bills llegan a una final de conferencia después de más de 25 años gracias a una defensiva agresiva y muy bien plantada en el terreno de juego. Mantuvo muy bien vigilado a Lamar Jackson por la vía terrestre y presionado todo el tiempo cuando iban por la vía aérea, Lamar fue detenido en 4 ocasiones y salió del emparrillado por una posible conmoción cerebral al inicio del cuarto periodo y no regresó más al terreno de juego. Por aire solo logró 146 yardas y fue una vez interpretado a finales del tercer periodo por Taron Johnson y, por si fuera poco, este les regresó el balón hasta las diagonales en una intercepción de 102 yardas igualando así la devolución más larga de la liga; y por si esto no bastara, le permitieron al demoledor ataque terrestre número uno de la liga solo 152 yardas.

Ofensivamente tampoco fue nada sencillo para Allen que, aunque tuvo un touchdown por aire también vivió momentos de mucha presión ante una gran defensiva de los Cuervos que maniataron por ejemplo a Singletary a solo 25 yardas forzando a la Allen a intentar un plan de juego netamente aéreo apoyado por Diggs que tuvo 8 recepciones más de 100 yardas y el touchdown.

Seguramente tendrán que confiar también mucho en su defensiva para el juego de campeonato y seguramente Patrick Mahomes (si se recupera del protocolo de conmoción) tampoco tendrá un día de campo seguramente y los jefes deberán salir muy, muy aplicados, si pretenden bajar de la nube a estos Bills que no creen en nadie esta temporada y para mí no sería ninguna sorpresa verlos llegar el Super Bowl este domingo 7 de febrero.

Cafés de Cleveland 17 – Jefes de Kansas City 22

Este fue un duelo muy bueno en donde los Jefes podría decirse que tenían hasta cierto punto controlado el juego y los Cafés no daban su brazo a torcer sin separarse mucho en el marcador y esperando hacer la jugada grande.

El tema no fue necesariamente que llegara la jugada grande, sin embargo, Patrick Mahomes sufrió una conmoción cerebral temprano en la segunda mitad y ahí fue donde los Cafés empezaron a ver una luz al final del túnel y en verdad estuvieron muy cerca de sacar el juego, pero no contaban con dos factores que se dieron casi al final del encuentro, cuando todos pensábamos que recuperarían el balón para tener una última oportunidad de darle la vuelta al marcador y llevarse el triunfo más sorpresivo de toda la temporada y de mucho tiempo; después de haber sido detenido atrás Chad Henne realizó una valerosa y además valiosa corrida con muchas yardas por avanzar dejando al equipo en tercera y una yarda a medio campo y el segundo factor el colmillo de Andy Reid y todos pensábamos que solo querían hacer caer a la defensiva en un movimiento ilegal incluyendo a la defensiva de los Cafés. Pero faltando un par de segundos para que terminara el reloj de jugada sacaron esta y en un pase de una yarda Tyreek Hill sepultaron las aspiraciones de Cleveland y que se pudiera dar esa sorpresa.

Bien, muy bien por la escuadra de los Cafés, sin duda fueron los grandes animadores de la temporada y de la postemporada y ahora a espera de los platillos para este fin de semana y ver quienes llegan al juego grande en esta atípica temporada 2020 que será recordada por las dificultades que vivimos en el mundo a causa del COVID-19.

Los pronósticos para las finales de Conferencia NFL 2021

Por: Luis Enrique Campos Melendez

Llegamos a los juegos de campeonato de ambas conferencias con sentimientos encontrados. Por un lado, estamos seguros de que disfrutaremos un par de partidos que nos mantendrán al borde del asiento, pero por otra parte piensen que esta temporada atípica, por cierto, se acaba el próximo fin de semana quedándonos solo el Super Tazón. ¡Diablos! Habrá que esperar hasta agosto nuevamente para encarrilarnos en esto otra vez.

Pero volviendo al tema que nos importa, hay tantos duelos personales e historias que observar de cara al Super Bowl LV. La primera pregunta que se viene a mi cabeza es si el super héroe Brady jugará un décimo partido SB. Habrá que preguntárselo al probablemente MVP de esta temporada Aaron Rodgers quien está jugando, me atrevería decir, al más alto nivel en toda su carrera.

Y evidentemente la charla de prácticamente todos los aficionados gira en torno al estado del actual MVP del Super Bowl Patrick Mahomes quien sufrió un golpe fuerte en la cabeza y entró al protocolo de conmoción.

Esto es el balance de mis pronósticos de la Semana 19:

  • 3 aciertos
  • 1 desacierto

En esta jornada 20 hablaré de cada uno de los encuentros desde mi perspectiva y como ya es un hábito, cerraré con la muy pedida Nota Final en el Plan de Juego.

Antes de empezar, quisiera aclarar una cosa. Los que han leído constantemente mis intervenciones sabrán de que les hablo: a estas alturas de la temporada lo que se ha hecho con anterioridad queda en el olvido. Lo que se hizo y lo que se dejó de hacer solo sirven en este momento como anécdotas. Mi afirmación implica que las estadísticas no sirven en este instante para absolutamente nada, salvo para soportar algunas decisiones en el esbozo de los planes de juego.

Lo verdaderamente importante es que tales diseños conlleven una ejecución clara y con el mínimo de errores. Supongo y parto de esta premisa, que los cuerpos de entrenadores de las cuatro escuadras han analizado hasta el cansancio videos de encuentros, jugadas, jugadores y situaciones de juego de sus respectivos rivales.

Lo anterior lo menciono ya que, aunque manejaré alguna estadística que yo considere importante para este análisis, de una manera pragmática solo comentaré lo que desde mi perspectiva será lo necesario para que ustedes vean durante los encuentros y esto les permita disfrutarlos de mejor manera.

Empacadores de Green Bay vs. Bucaneros de Tampa Bay

Domingo 24 de enero a las 14:00 hrs. en el Lambeau Field.

Tuvimos la oportunidad de ver la semana pasada, el último encuentro entre dos grandes superhéroes: Drew Brees vs. Tom Brady. Batman vs Superman. Ahora hay otro gran choque entre dos mariscales de primerísimo nivel que promete llevarnos a alturas sorprendentes. Ambos extraordinarios veteranos. En este momento Aaron Rodgers reemplaza a Brees en la cartelera. Entonces el cartel de la gran corrida queda como 6 Toros 6 con dos grandes matadores Tom Brady y Aaron Rodgers

Pero también hubo gran corrida en la semana 6 y fue ahí donde Ndamukong Suh y la extraordinaria línea defensiva de Tampa Bay, masacraron a la ofensiva de Green Bay. No le dieron chance a Rodgers de desplegar ese ataque aéreo sorprendente que tienen, y la ofensiva de los Bucaneros solamente les metió 38 bollos al horno para que perdieran por una diferencia de 28 puntos.

La mejor manera de describir lo que he visto de Rodgers y los Empacadores en estos dos juegos de postemporada es simplemente sensacional. El mariscal de Green Bay tiene números que no son de este mundo.  Por el otro lado del parque, los Bucaneros están ganando de formas poco ortodoxas, esto incluye a la joven defensa de Tampa que hizo ver muy mal a Brees la semana pasada.

Y aunque tenemos a dos grandes matadores, desde mi perspectiva el súper héroe Brady no está al mismo nivel de juego que Rodgers en este momento. Yo sé que es un comentario herético para los fanáticos de Brady.

Como lo dije anteriormente, esto no debería importar mucho. Ambos son matadores de mucha monta y que buscan a como dé lugar pasar al Super Bowl.  ¡Vaya tipos duros! Pero las cosas cambian radicalmente en el ambiente. Y todos sabemos que el viento es el peor enemigo para que un matador de una buena faena. Y aquí la nieve puede ser algo significativo para que los chicos de la Florida lleguen al friísimo Lambeau Field a -2° Celsius con un pronóstico elevado de nevada. Luego entonces, los Beach Boys de Tampa deberán acostumbrarse rápido al frío si no quieren una desagradable sorpresa.

Aquí es donde el clima juega algo más que un telón de fondo. Si es correcto que las nevadas caerán como dicen que sucederá, el ataque aéreo de ambos equipos se verá limitado en exceso. Esto perjudica a las dos escuadras en su mejor arma y quizá un poco más a Tampa ya que su poderío ofensivo se construye a partir del brazo de Brady.  

 Esto implicará claramente llevar a cabo embestidas por la vía terrestre. Los Empacadores corren y corren mejor que los Bucaneros. Y aquí la ventaja la llevan los Empacadores ya que lograron obtener 133 yardas por encuentro mientras que el muy pobre desempeño de Tampa por tierra solo generó 95 yardas por choque.

Y en este rubro es donde hay oportunidad para los Bucaneros. Ellos cuentan con la defensiva número 1 en contra de la carrera permitiendo solo 81 yardas terrestres por encuentro en la temporada regular, mientras que los Empacadores cedieron 113 yardas por partido. 

Ahora bien, si por el contrario el clima les permite lanzar la pelota, agárrense porque esto va a ser un tiroteo en despoblado. Pero no esperen que Rodgers lance esas gaviotas moribundas que se conviertan en intercepciones exterminadoras como lo hizo Brees. Además, si recordamos que el esquema de bloqueo planteado por Green Bay en la semana 6 fue avasallado por Tampa, tampoco esperen que esto vuelva a suceder.

Yo creo que la clave importante en el diseño del plan de juego de Tampa se debe centrar defensivamente en que los esquineros Murphy-Bunting y Carlton Davis eliminen el poderío del extraordinario receptor Davante Adams. Cosa nada fácil porque este monstruo es diferente al dúo Brees-Thomas de la semana pasada.

Si eso pasa, entonces Marquéz Valdés y Allen Lazard serán los receptores que buscara Rodgers. ¡Ouch! Agréguenle además al mole de olla el impresionante ala cerrada Robert Tonyan y sazónenlo con un corredor llamado Aaron Jones. ¿Ya notaron algo aquí? Que los Empacadores están con las armas completamente cargadas y aceitadas. Para mí esto es suficiente para que Green Bay vaya a Florida a jugar el Super Tazón.

Lo siento por el Club de Admiradores de Brady.

Jefes de Kansas City vs. Bills de Búfalo

Domingo 24 de enero a las 14:30 hrs. en el Arrow Head Stadium.

Este partido es el más difícil de pronosticar de los dos campeonatos de Conferencia. Pero hay una condicionante para que eso ocurra: que Patrick Mahomes juegue. Al momento de cerrar esta edición no se sabía si el MVP del Super Tazón pasado estará atrás del centro el próximo fin de semana.

Evidentemente el coach Andy Reid de los Jefes dice y predice que Mahomes estará en los controles este domingo, pero sin maldecir y profetizar malos augurios, eso solo se sabrá cuando el protocolo de conmoción de la NFL sea aplicado, analizado y el resultado decido por el comité médico de la liga.

Me quedaría extremadamente corto, si digo que jugar sin Patrick Mahomes sería un impacto brutal para los Jefes. El veterano mariscal sustituto Chad Henne es un buen jugador, pero de ninguna manera es una amenaza para los Bills si él precisamente inicia el encuentro.

Y de aquí voy a partir para analizar el poderío de Búfalo. El juego defensivo del coach Sean McDermott es impresionante. Con una presión constante a través de disparos, blitz y trayectorias de ataque de la línea defensiva, pulverizó al actual MVP Lamar Jackson la jornada pasada. Eso no es poca cosa.

Para mí el plan de juego defensivo será clave en este encuentro si los Bills quieren continuar su extraordinaria carrera al Super Tazón. Buffalo es peligroso en extremo para el sistema de juego aéreo de Kansas City y si hacen bien las cosas, yo veo muchas posibilidades de que los Bills entren al Arrow Head y les roben la victoria a los actuales campeones.

Además de eso, su mariscal Josh Allen vuela altísimo y su nivel de juego cada vez esta mas cerca del Gran Tatanka, el espíritu del gran Bisonte Blanco. Pero el ataque aéreo en un clima difícil no será suficiente. Por ello deben de planear una buena agresión por tierra. La falta de equilibrio entre las armas aéreas y terrestres es fuerte, sobre todo contra un línea defensiva con  nivel Pro Bowler en  Kansas: Cris Jones y Frank Clark.

En el supuesto que Patrick Mahomes pueda jugar y no tenga alguna limitación física, espero un juego muy cerrado. Por el contrario, si llega a estar al mando el veterano Chad Henne este será el último juego de los Jefes en la temporada.

De cualquier modo y contra todo presagio, el viaje a Florida para disputar el Super Bowl será de los Bills.

Y como dije desde hace 4 jornadas: A ver quiénes son los machos que los paran.

Nota final en el plan de juego

Me han acusado en reiteradas ocasiones en durante esta temporada que no he contestado o comentado todo lo que se me escribe. Es cierto. Pero en esta Nota Final voy a tratar de contestar de manera brevísima algunas cuestiones que me han hecho a lo largo de la campaña y que, por falta de espacio, no lo hice.

Claro que la NFL es negocio. Y un extraordinario negocio para invertir. La liga es ahora más popular que nunca, incluso en algunas zonas es un fenómeno cultural. Decenas de millones de personas en todo el mundo son fanáticos de este deporte que crece cada año en términos de popularidad. 

Si tienen dinero suficiente y quieren hacer una inversión segura. Inviertan en la NFL. ¿No están seguros? El millonario Shad Khan compró a los Jaguares de Jacksonville en el lejano 2012 por 770 millones de dólares. Poca cosa ¿no? Según las ultima valoración de Forbes en el último cuatrimestre de 2019, la franquicia tiene un valor de dos mil 080 millones. ¡En tan poco tiempo incrementó su valor mil 310 millones de dólares!

De acuerdo con el portal TrasnferMark, a enero de 2020 la Liga MX tiene un valor total de 904 millones de dólares**.  Eso implica que el valor de esta franquicia excede en 2.3 veces el valor de toda la liga mexicana de futbol soccer. ¡Diablos! Ese dato es una locura.

Si, ha habido suspensiones a jugadores por llevar a cabo apuestas en partidos. Algo ilegal para los miembros de las franquicias. En 1963, el comisionado de la NFL Pete Rozelle suspendió indefinidamente a Paul Hornung de los Empacadores de Green Bay y Alex Karras de los Leones de Detroit por apostar en juegos de la NFL. En 1983, el mariscal de campo de los Potros Art Schlichter se convirtió en el primer jugador desde Hornung y Karras en ser suspendido por apostar.

Me preguntaron si alguna estrella de primer orden del deporte había sido castigada. A los fanáticos de Brady no les gustara esto. Pero también hay lados oscuros en todo superhéroe. ¿Recuerdan el escándalo de los balones desinflados? El mariscal de campo de los Patriotas, Tom Brady, fue suspendido cuatro juegos para comenzar la temporada 2016 por una acusación de hacer trampa en el juego del campeonato de la Conferencia Americana en 2015 contra Indianápolis. La disputa sobre la presión del aire en los balones de fútbol se prolongó durante tres temporadas en la NFL y se convirtió en una batalla legal multimillonaria. Brady perdió en la corte cuando impugnó la suspensión.

Para aquellos que me preguntaron acerca de los bonos a jugadores por desempeño, les tengo este bono nada correcto: En marzo de 2012, Goodell suspendió al entrenador de los Santos, Sean Payton por una temporada, al gerente general Mickey Loomis por ocho juegos y al asistente del entrenador en jefe Joe Vitt por seis juegos porque los jugadores recibieron bonificaciones por lastimar a los jugadores del equipo contrario. Gregg Williams, el coordinador defensivo de Nueva Orleans fue suspendido indefinidamente. ¡Imagínense si eso hubiera ocurrido en tiempos de los Raiders de los 70! Solo que ahí no había órdenes de hacerlo ni bono por ejecutarlo.

Debido al tristemente final de Lyle ¨Pacto con el diablo” Alzado estrella de los Raiders de los 70 debido al abuso de los esteroides, les comento a los que me preguntaron, que la liga comenzó a evaluar a los jugadores para el uso de esteroides durante la temporada de 1987 y comenzó a emitir suspensiones dos años después. Aunque no se sabe con certeza, se cree que el uso de sustancias para mejorar el desempeño inició en los 60. Alzado afirmó que el 90% de los atletas que conocía usaban sustancias ilegales peligrosas para mejorar el rendimiento.

Los casos de violencia domestica no se circunscriben al boxeo o al futbol soccer como algún lector me lo mencionó. Ha habido una infinidad de casos que desafortunadamente involucran este tipo de faltas. Les van dos ejemplos muy famosos:

 En septiembre de 2014, al corredor de los Vikingos de Minnesota Adrian Peterson le fueron enajenados sus pagos por nueve juegos y suspendido de jugar por los últimos seis después de que un gran jurado en Texas lo acusó formalmente y lo declaró culpable de disciplinar a su hijo con una rama de árbol. El MVP de la NFL de 2012 regresó a los Vikingos en 2015 y lideró la liga en carreras terrestres.

En 2014, la NFL anunció una nueva política para la violencia doméstica y otras agresiones después de que el comisionado Goodell fuera duramente criticado por manejar mal un caso de abuso doméstico contra el corredor Ray Rice de los Cuervos de Baltimore. Goodell inicialmente suspendió a Rice por dos juegos después de que fue acusado de agresión agravada en tercer grado por golpear a su entonces prometida en un ascensor en Atlantic City, Nueva Jersey. La pareja se casó un mes después. Después de que surgió un video en septiembre que mostraba a Rice dejándola inconsciente y arrastrándola desde el ascensor, Goodell suspendió indefinidamente al tres veces jugador de Pro Bowl y la liga implementó su nueva política. Ray Rice nunca volvió a jugar.

La mayor remontada de la historia se dio en el juego de comodines de la Conferencia Americana entre los Bills de Búfalo y los Petroleros de Houston. Con la ausencia del mariscal Jim Kelly para los Bills a causa de una lesión, el medio tiempo vio al equipo perdiendo 35-3. Mientras los aficionados se disponían a abandonar el estadio, el mariscal sustituto Frank Reich tuvo quizá la mejor actuación de su carrera y lideró la remontada para los Bills, que triunfaron 41-38 en tiempo suplementario. Nadie podrá romper ese record.

La racha más grande de derrotas de manera consecutiva pertenece a los Bucaneros de Tampa Bay. Desde su primer partido en 1976, tuvieron que pasar 26 encuentros para que lograran su primera victoria que fue ante los Santos de Nueva Orleans.

El corredor de los Carneros de los Ángeles Erick Dickerson nunca ganó un Super Bowl. Pero logró la marca de 2105 yardas en una temporada. El único corredor que estuvo cerca de romperlo fue Adrian Peterson en 2012, con 2,097. Él mismo de quien les hable anteriormente.

El jugador con más finales de Conferencia es nada más y nada menos que el súper héroe Tom Brady con 14 apariciones. Este número incluye la de este fin de semana. ¡Este récord no se romperá nunca!

A aquellos aficionados que les gusta el juego terrestre y me han preguntado en varias ocasiones sobre ellos, les va los siguiente: En 2006, LaDainian Tomlinson de los Cargadores de San Diego marcó el récord de touchdowns en una misma temporada con un total de 31 (28 por tierra y tres de recepción), rompiendo la marca de 28 alcanzada por Shaun Alexander en 2005. Esta muy difícil que este récord se rompa debido a la estrategia de juego que en estos días se lleva a cabo. Desde mi perspectiva este registro va a tardar décadas en romperse.

Ahora a los receptores de los extintos Guerreros Aztecas de la UNAM les comento que Randy Moss fue el jugador con más anotaciones por aire en una temporada. Ese año, atrapó un total de 23 pases de touchdown, batiendo la establecida por Jerry Rice de los 49s de San Francisco.

Los aficionados a los Raiders me comentaron en varias ocasiones sobre Lester Hayes. Pues le digo que él no es el que detenta la marca de mayor número de pases interceptados. Es Paul Krause de los Vikingos con 81 intercepciones. Lo increíble de este hombre es que marco al menos 6 intercepciones en cada temporada. la mayoría de los profundos de un equipo ni siquiera llegan a interceptar un pase en toda su carrera en la NFL. Krause es un fuera de serie completamente.

Krause sacó provecho de una era donde los mariscales de campo se caracterizaban por lanzar el balón con más frecuencia y no por proteger demasiado. Sería difícil hoy pensar en cualquier defensa que se acerque a este récord, ya que en estos tiempos los quarterbacks son más precavidos.

¿Se acuerdan de Flipper Anderson? Pues solo sus familiares se acuerdan de él, pero este receptor de los Carneros de Los Ángeles logró el récord de recepciones en 1989 en un partido con 15 atrapadas haciendo un total de 336 yardas. Esto es un récord de yardas por recepción en un mismo juego. El que más cerca estuvo de conseguirlo fue Calvin Johnson en 2013, al capturar 14 pases para 329 yardas.

Por último y el que más me sorprende porque lo hacen adultos es el tristemente célebre caso de acoso en los Delfines de Miami. Me cuestionaron cómo había finalizado la vida deportiva de los protagonistas de este incidente. Les explico: En noviembre de 2013, los Delfines suspendieron al liniero ofensivo Richie Incognito por el resto de la temporada por intimidar al liniero Jonathan Martin, quien había dejado abruptamente el equipo. Una investigación de la NFL determinó que Incognito y otros dos linieros ofensivos participaron en un patrón de acoso hacia Martin. Ni Incognito ni Martin volvieron a jugar para los Delfines.  Martin se retiró después de jugar 15 partidos con San Francisco el año siguiente. Incognito se quedó fuera de la temporada 2014, firmó con Búfalo en 2015 y fue a tres Pro Bowls consecutivos. ¡Cómo ven!

Creo que logré saldar, aunque de manera poco extendida, varias cuestiones que englobé en las respuestas de esta edición. Sé que me faltaron muchas más, y ofrezco una disculpa por ello.

Nos leemos en la próxima edición.

Referencias

  •  **704.45 millones de euros con tipo de cambio euro a dólar de 1.21 unidades.
  • This past decade of NFL scandals is the worst stretch ever for the league by Jarrett Bell in USA TODAY. Dec 20 2019.
  • NFL at 100: A look at the biggest scandals in NFL History by Fox Sports Editorials. Sep 6 2019 FoxSports.com/stories/nfl.
  • 25 Records en la NFL By Ernesto Cova. Bolvavip.com Jun 29 2020.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Google NoticiasFacebookTwitter y LinkedIn.

Football, futbol americano, NFL, NFL 2020, NFL 2021, Super Bowl, súper tazón

Scroll to top