Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / DEPORTES

Mundo Fifí / Deportes

Big Shot

NFL, Jaguars-angeles. Foto: Ben Liebenberg

Lo que esperamos de la Semana 8 de la NFL 2020

Pues llegamos a la mitad de la temporada 2020 de la NFL y como cada semana platicaremos de lo que nos dejó la semana que recién finalizó y los pronósticos para la que está por comenzar.

Solo nos queda un equipo invicto, los Acereros de Pittsburgh. La mediocre división Este de la Conferencia Nacional, por primera vez en la historia de la liga, al término de la semana 7 no tiene un equipo.

Con por lo menos 3 juegos ganados, los Jets siguen siendo el único equipo sin un triunfo en la campaña.

La pelea por el equipo decepción de la temporada la pelean los Vikingos y los Vaqueros, que si éstos últimos no hacen algo radical, se llevarán este titulo de calle.

El recuento de la semana 7 de la NFL

Por Carlos A. Jiménez de la Vega

Gigantes de Nueva York 21 – Águilas de Filadelfia 22

(1-6)(2-4-1)

El inicio de la Semana 7 de la NFL enfrentó a dos equipos de la infame división Este de la conferencia Nacional y tanto las Águilas, como los Gigantes nos demostraron por qué. Claramente las ofensivas no funcionan bien, es cierto que el equipo de Filadelfia es un verdadero hospital y Carson Wentz sin duda se esfuerza al máximo por echarse el equipo al hombro y es complicado, porque tiene muy poco apoyo, por no decir que nada por parte del resto de la ofensiva.

Al final del encuentro y perdiendo por 5 puntos Wentz dirigió una ofensiva que derivó en anotación con un pase de 28 yardas para Boston Scott que, faltando 40 segundos en el reloj, le permitió a las Águilas tomar de nuevo la ventaja que, a la postre, no iban a perder.

La nota que sin duda representa por lo que pasan los Gigantes y una jugada muy propia de este 2020 atípico fue la caída que tuvo Daniel Jones, cuando se fue solo y su alma después de un magnifico engaño; y todo parecía indicar que pondría su nombre en el libro de récords con la escapada de más yardas en la historia de la liga para un mariscal de campo, sin embargo, a pocas yardas de las diagonales aparecieron las “las hormigas tacleadoras” y así sin más, tropezó y cayo.

Carson Wentz terminó con 25 completos de 43 intentos para 359 yardas dos touchdowns y una intercepción.

Daniel Jones lanzó para 187 yardas dos anotaciones y un pase interceptado completo 20 de 38 envíos y en cuatro acarreos corrió para 92 yardas.

Halcones Marinos de Seattle 34 – Cardenales de Arizona 37 (OT)

(5-1)(5-2)

En un excelente juego de la división Oeste de la Conferencia Nacional (por cierto, la mejor de la liga) los Cardenales dieron fin al invicto de los Halcones Marinos que no supieron esta vez guardar la ventaja que mantuvieron siempre en el partido y se vieron empatados con un gol de campo de Zane Gonzalez de 44 yardas con el reloj en ceros para mandar el partido a tiempos extra.

Este resultó, por cierto, muy emotivo y entretenido. Por supuesto los errores pusieron más suspenso, el primero de Gonzalez al fallar un intento de 41 yardas que se fue hacia la izquierda, abrió la puerta a Wilson y los Halcones Marinos, sin embargo, ahora por este lado llegaron otros dos errores espalda con espalda; uno después de una recepción de Metcalf a un pase de 48 yardas de Russell Wilson fue anulado por por parte de David Moore; e inmediatamente después Wilson fue interceptado y le dio a los Cardenales la oportunidad de otro intento de gol de campo, en esta ocasión Gonzalez sí acertó poniendo a los Cardenales en la pelea en esta apretada división.

Te recomendamos leer: Doble festejo para Los Ángeles

Murray terminó completando 34 de 48 pases para 360 yardas 3 touchdowns y una intercepción y corrió para 67 yardas y una anotación en 14 acarreos.
Wilson lanzó para 388 yardas tres touchdowns y tres pases interceptados corrió también para 84 yardas en 6 acarreos.

Acereros de Pittsburgh 27 – Titanes de Tennessee 24

(6-0)(5-1)

El mejor juego de la Semana 7 en el papel no defraudó a las expectativas sobre dos equipos bien entrenados que ejecutan tanto ofensiva como defensivamente.

Los Acereros quedan como el único equipo con marca perfecta en la liga, después de 7 fechas, en juego pendiente por contagios de COVID-19.

Los Titanes se habían recuperado de una desventaja de 17 puntos y parecía que traían la inercia hacia el final del juego, pero el siempre seguro pateador de los locales Stephen Gostkowski falló a la hora buena, el gol de campo para llevar el partido a tiempos extra.

El Big Ben encontró en un par de ocasiones a su receptor Diontae Johnson para touchdown dejando sus números en 32 de 49 para 268 yardas y tres interceptados.

A pesar de sufrir, los Acereros se ven como candidatos firmes en la Conferencia Americana; si se mantienen sanos, seguro estarán en el juego de campeonato.

Tannehill terminó con 18 completos de 30 intentos para dos anotaciones y 220 yardas. Y sin duda, también los Titanes serán un equipo protagonista el resto de la temporada y con aspiraciones serias de llegar a la cima en la Conferencia Nacional.

Leones de Detroit 23 – Halcones de Atlanta 22

(3-3)(1-6)

Mientras Patricia, entrenador en jefe de los Leones, salva su pellejo una semana más, los Halcones de Atlanta buscaron y encontraron una vez más la manera de perder.

Faltando menos de un minuto en el reloj, los Leones, sin tiempos fuera y Atlanta con el balón en primero y gol con dos puntos abajo en el marcador; todo lo que tenían que hacer era dejar que el reloj avanzara y tirar un gol de campo, pero la defensa de los Leones dejó entrar como pedro por su casa a Todd Gurley, quien mentalmente no estaba metido en el juego y cuando se dio cuenta de la acción premeditada de la defensa, quiso dejarse caer pero ya era demasiado tarde; ya había concretado la anotación y con la conversión se pusieron 6 puntos arriba en el marcador, pero dejaron un minuto y cuatro segundos en reloj y con un pase de 11 yardas conectado con Hockenson. Con el reloj en ceros, después de un avance de 75 yardas, Matthew Stafford llevó a su equipo a una dramática victoria.

Stafford terminó con 25 de 36 para 340 yardas y un Touchdown, por su parte Matt Ryan completó 3 de 31 de 42 intentos para 338 yardas y una anotación.

Bucaneros de Tampa Bay 45 – Raiders de Las Vegas 20

(5-2)(3-3)

Tom Brady brilló una vez más, con cuatro pases de anotación y uno más por tierra, llevó a los Bucaneros a aplastar al equipo más gitano de esta temporada, porque, así como de pronto dan un gran juego, en el siguiente se pierden por completo y se ven muy mal.

Brady terminó con 33 de 45 para 369 yardas y cuatro touchdowns, esto permitió rebasar a Drew Brees como el máximo QB con anotaciones aéreas en la historia de la liga y esto será un espectáculo aparte esta temporada. Seguramente veremos una gran lucha en este sentido entre estos dos grandes mariscales de campo.

Derek Carr tiró para 24 pases completos 284 yardas en 36 intentos dos touchdowns y una intercepción.

Vaqueros de Dallas 3 – Washington 25

(2-5)(2-5)

La crisis de los Vaqueros se hace cada vez más grande y es más que evidente que el equipo esta roto y para muestra un botón: en la jugada artera y por supuesto criminal de Jon Bostic con sus 112 kilogramos aplastó a Andy Dalton, cuando ya se había deslizado causando su expulsión del partido.

El tema es que más se preocuparon los defensivos rivales del estado de Dalton que de sus propios compañeros; en realidad, una jugada de esas prende al más tibio, pero acá pasó como una jugada más. El mismo McCarthy, que en la lesión de Prescott se acercó y se notó su preocupación, ahora parece ser que hasta le quitaron un peso de encima.

En el ámbito deportivo hay poco que decir ante las evidencias la defensa de los Vaqueros es una verdadera coladera sin idea ni ganas y hasta hicieron ver como una potencia a la ofensiva de Washington.

Los Vaqueros son un caos, empezando por los Jones y terminando por su coucheo y sin duda son por mucho la decepción de esta temporada.

Cafes de Cleveland 37 – Bengalíes de Cincinnati 34

(5-2)(1-5-1)

Fue un juego bastante entretenido, protagonizado por Baker Mayfield y Joe Burrow, quien cada vez está tomando más confianza y se perfila como uno de los QB novatos con mayor futuro en la liga.

Burrow logró su mejor cosecha de yardas por aire 406 desafortunadamente para él se quedó corto una vez más.

Los de Cincinnatib literal dejaron escapar su segunda victoria al no poder contener sobre todo en la segunda mitad a unos Cafés que regresaron con todo, después de un inicio totalmente incierto; sin lograr concretar ni ejecutar con claridad. La prueba está en que Mayfield completó cero de sus primeros 5 envíos e, incluso, uno de ellos fue interceptado; sin embargo, después, como ya mencionamos, un regreso espectacular completando 22 de sus 23 envíos siguientes y llevando a Cleveland a su quinta victoria.

Mayfield terminó con 22 de 28 para 297 yardas 5 touchdowns y un pase interceptado, mientras que Joe Burrow completó 35 de 47 intentos, 406 yardas, 3 anotaciones y un pase interceptado.

49’s de San francisco 33 – Patriotas de Nueva Inglaterra 6

(4-3)(2-4)

Jimmy Garopolo y el corredor Wilson Jr. de San Francisco dieron un gran juego e hicieron pomada a las Patriotas, y en su propio patio es la peor derrota desde que Belichick se hizo cargo del equipo. Newton en ningún momento vio la luz y tuvo un pésimo partido y solo logró conectar 9 pases e incluso le dieron banca en el último cuarto del encuentro.

Los 49’s no pueden perder el paso, ya que están en la división más peleada de la liga la única con los cuatro equipos con marca ganadora; el que se equivoque seguro quedará fuera.

Garopolo tiró para 277 yardas y dos pases interceptados, completó 20 de 25 intentos. Wilson Jr. corrió para 112 yardas y tres touchdowns; mientras que Cam Newton sufrió 3 interceptaciones y solo sumo 98 yardas aéreas.

Panteras de Carolina 24 – Santos de Nueva Orleans 27

(3-4)(4-2)

En un buen regreso de las Panteras que puso el juego al final muy interesante con un intento de gol de campo de 65 yardas, Joey Slye se quedó unas yardas corto del empate en el marcador y de empatar la marca de todos los tiempos del gol de campo más largo en la historia de la liga.

Drew Brees completó 29 de 36 intentos para 287 yardas y dos touchdowns, dicho sea de paso, ya se vio rebasado por el nuevo Bucanero, Tom Brady, en la lucha por ser el mariscal de campo con más pases de touchdowns en la historia de la liga.

Bridgewater logró 254 yardas aéreas y dos anotaciones.

Osos de Chicago 10 – Carneros de los Ángeles 24

(5-2)(5-2)

En un partido dominado de principio a fin por los Carneros los deja en la pelea de la ya muy mencionada división Oeste de la conferencia nacional. Goff tuvo un buen juego y lanzó para 219 yardas ante la gran defensiva de los Osos, que dicho sea de paso éstos fueron los que mantuvieron en la pela a Chicago; pero la unidad ofensiva, empezando por Nick Foles y pasando por su coordinador ofensivo, parecía que no tenían prisa jugando con lentitud y dejando que el reloj en el ultimo cuarto se diluyera sin que se viera reacción alguna por parte de alguien en la ofensiva.

Los números de Foles terminaron en 28 completos de 40 intentos, 246 yardas y dos pases interceptados uno de ellos muy doloroso ya que estaban a punto de anotar.

En cuanto a Goff tiró 33 veces y completó 23 pases para 219 yardas y un touchdown.

Bills de Búffalo 18 – Jets de Nueva York 10

(5-2)(0-7)

Después de dos derrotas consecutivas y con 6 goles de campo de Tyler Bass, los Bills lograron ganar de nueva cuenta ante unos Jets que se vieron mejor que en sus seis apariciones anteriores. No sé si por la baja de juego por la que atraviesa Búffalo o porque en realidad los de Nueva York salieron más mentalizados a aspirar a ganar su primer juego de la temporada, aunque de sobra se ve que su ofensiva simplemente no da para más. Alen terminó con 30 completos de 43 intentos y 307 yardas.

Darnold lanzó para solo 120 yardas dos pases interceptados y solo completó 12 de 23 intentos.

Empacadores de Green Bay 35 – Texanos de Houston 20

(5-1)(1-6)

Después de una derrota muy dolorosa en la que los Empacadores se vieron muy mal, Aaron Rodgers y Davante Adams (quien tuvo un espectacular día con más de 190 yardas y el resto de la ofensiva) regresaron a ser el equipo que nos habían acostumbrado a ver en el inicio de la presente campaña.

Deshaun Watson terminó con 29 de 39 para 309 yardas y dos pases para anotación.

Aaron Rodgers, quién jugo a lo Rodgers completó 23 de 34 intentos para 283 yardas y por segunda vez en la temporada 4 pases de touchdown.

Jaguares de Jacksonville 29 – Cargadores de los Ángeles 39

(1-6)(2-4)

Por fin, otra de las promesas de la liga en cuanto a QB se refiere, Justin Herbert logró su primera victoria en la NFL; tuvo un encuentro de ensueño, lanzó para tres pases de anotación y logró un touchdown por tierra y por esa misma vía logro más de 65 yardas.

Sus números finales quedan así, 27 de 43 intentos para 347 yardas y tres touchdowns.

Minshew tiró 27 y completo solo 14 para 173 yardas y dos anotaciones.

Jefes de Kansas City 43 – Broncos de Denver 16

(6-1)(2-4)

Los Jefes se encontraron un verdadero flan bajo la nieve en Denver y sin tener necesidad de meter segunda, se llevaron caminando el encuentro ante unos muy deficientes Broncos que esta temporada tendrán poco que mostrar.

Lock completó 24 de 40 intentos para 254 yardas y dos intercepciones.
Pat Mahomes tuvo 15 de 23 para 200 yardas y un touchdown.

Ahora veamos los pronósticos de esta semana.

Los pronósticos

Por: Luis E. Campos Meléndez

Tengo que aceptar que desde hace varios años no veía una temporada tan atípica como ésta. Y no solo me refiero a la situación demasiado extraña por sí misma del COVID-19, sino a la a cantidad de sorpresas en victorias y derrotas que se han dado a lo largo de estas siete semanas:

Revisemos entonces la asertividad de mis pronósticos de esta Semana 7:

  • 8 aciertos
  • 6 desaciertos

¿Qué esperamos para la semana 8 de la NFL?

Vámonos directamente a los encuentros que se verificarán en la Semana 8 y que, según mi opinión, son los más interesantes en esta jornada, que es prácticamente la mitad de la temporada, en la cual se ponen las cosas muy reales; y se empiezan a ver claramente los equipos y los caminos para la post temporada:

Acereros de Pittsburg vs. Cuervos de Baltimore

Domingo 1 de noviembre a las 11:00 hrs. en el A&T Stadium

Un verdadero encontronazo de dos verdaderos contendientes al título de la Conferencia Americana. Un juego que tiene mucho valor estratégico para ambas escuadras. Si los Acereros vencen, harán una brecha de dos juegos por arriba de los actuales campeones de la división norte.

Por el contrario, si los Cuervos ganan, empatarán el primer lugar y las cosas se pondrían verdaderamente dramáticas, sobre todo por el calendario que les falta jugar debido a que luce muy parejo para ambos.

Los Acereros francamente me han sorprendido. Si bien es cierto que desde el inicio de la campaña argumenté que traían un muy buen equipo, nunca esperé que a estas alturas de la temporada estuvieran invictos. Además, mostrando un muy buen nivel de juego.

Sé que algunas voces se levantarán diciendo que las decisiones de los Titanes fueron inadecuadas y por eso ganó Pittsburg, pero con todo respeto, eso no es problema del coach Mike Tomlin y compañía.

Lo que más me atrae de este equipo es la unidad defensiva. El coordinador defensivo Keith Butler ha hecho un trabajo estupendo, sobre todo en el perímetro. Si T. J. Watt y su colega Bud Dupree juegan como la primera mitad del partido pasado, le espera un difícil domingo a Lamar Jackson.

Y de aquí parto para reflexionar si será capaz Jackson, uno de los candidatos a MVP, de sobrevivir a la presión de la defensiva de las toallas terribles. Lo versátil puede ser un arma que golpee mucho a los Acereros y Lamar es alguien que genera mucha inestabilidad a la defensa rival; lleva más de 1130 yardas por pase y, por si fuera poco, es el líder corredor de su equipo. Y entre Marquise Brown y Marck Andrews pueden hacer muchísimo daño a través del ataque aéreo.

Por el lado de la defensiva, el perímetro no es un perita en dulce; entre Chuck Clark, DeShon Elliott y Marion Humphrey llevan mas tacleadas que los linebackers centrales de Baltimore. Y eso sucede porque bajan rapidísimo a la línea de golpeo.

El pronóstico es reservado, pero hay poquísimos equipos que puede golpear ahora a los Acereros y uno de ellos es Baltimore. Por un marcador cerrado ganan los Cuervos.

Bengalíes de Cincinnati vs. Titanes de Tennessee

Domingo 1 de noviembre a las 11:00 hrs. en el Paul Brown Stadium.

Hay quienes llaman pobres a estos Bengalíes. Con cuatro derrotas, ¿si fueran el gerente general Mike Brown, qué harían en el equipo? Yo, en lo particular, nada.

Han perdido esos partidos por una anotación y han jugado bien. El coach Zac Taylor y sus coordinadores Brian Callahan y Lou Anarumo, ofensivo y defensivo respectivamente, son novatos en sus posiciones. Todos se estrenaron en el 2019. Aunado a esto tienen al mariscal novato Joe Burrow que lanzó para más de 400 yardas y tres anotaciones la semana pasada.

Desde mi perspectiva hay que darles confianza y esperar mejores resultados la próxima temporada.

Por el otro lado, está Ryan Tannehill que es un suspirante al MVP esta temporada. Proyecta más de 40 anotaciones para finalizar esta campaña y ha dado partidos extraordinarios. Esto incluye casi una remontada épica en contra de los Acereros la semana pasada. Quizá ahí las decisiones del Coach Mike Vrabel no fueron del todo acertadas. Pero para mí es el equipo que mejor ha utilizado a sus Alas Cerradas, Smith y Firkser en el ataque aéreo.

Difícilmente los Bengalíes sacarán este encuentro. Creo que su afición debe de estar consiente de que en un par de temporadas, si se le da continuidad al equipo, serán un contendiente fuerte para la final de la conferencia. Ni hablar, mientras eso llega los Titanes se llevan este encuentro.

Osos de Chicago vs. Santos de Nueva Orleans

Domingo 1 de noviembre a las 15:30 hrs. en el Soldier Field.

Un juegazo en la Conferencia Nacional. Desde mi perspectiva este es el mejor juego de la jornada en términos de estrategia defensiva.

Para aquellos que sean fanáticos de las grandes astucias defensivas, este será un delicioso flan de postre.

¿Recuerdan al Coach Mike Ditka y su extraordinaria defensiva que llevó a los Osos al campeonato en 1985? Pues no se emocionen tanto. No será de ese nivel, pero sí estará muy interesante el contrataque defensivo de ambas escuadras.

Los Osos llegan presumiendo 5 victorias y lo que parecía a mi juicio un año difícil, el coach Matt Nagy se ha encargado de cambiarlo para bien de esa escuadra. Solo recuerden que Nagy pasó seis años en los Jefes y salió en 2017. El punto importante es que han construido el equipo sobre la base de la defensiva, porque su ataque aéreo y terrestre es muy modesto.

Nick Foles, por algún lado ha sacado de la chistera victorias que en un principio se veían muy difíciles. Lo que no me agrada es que no llega ni siquiera a las 900 yardas aéreas. Claro está que sentó a Trubisky en la semana 2 pero aún así su porcentaje aéreo es bajísimo con 5.8 yardas por lanzamiento. Y David Montgomery lo es todo en su ataque terrestre y no ha sido una lumbrera como su promedio de 3.7 yardas por acarreo lo menciona. Pero su defensiva es otra cosa. Todos sus profundos titulares han interceptado al menos un pase, y están entre los primeros seis tacleadores de ese equipo. Y si le sumamos a una pareja de apoyadores como lo son Roquan Smith y Danny Trevathan, que entre los dos suman mas de 60 tacleadas sin asistencia, pues ya sabrán la envergadura del equipo defensivo del cual estamos hablando.

En la tiendita de enfrente, Drew Brees ha callado todas las voces que han surgido pidiendo su cambio. Y las calla con triunfos. Con mas de 1,600 yardas por aire y 11 anotaciones no hay quien le haga sombra en esa posición en Nueva Orleans. Con Emmanuelle Sanders y TreQuan Smith ha hecho un ataque aéreo de respeto. Y sumemos a Latavius Murray corriendo el balón y al versatilísimo Alvin Kamara que corre y recibe y al que solo le falta cantar en una banda de Jazz en Bourbon Street; entonces pues entenderemos el nivel de ataque de la escuadra. Pero lo que más me atrae es su defensiva que es muy balanceada. Los seis principales tacleadores llevan más de 26 intervenciones cada uno. Eso es algo para tomarse en cuenta.

Para mí, si los Santos quieren vencer a la fortísima defensiva de Chicago, deberán estructurar un ataque terrestre con Latavius Murray y utilizar al electrizante Alvin Kamara en pases a la zona de Flat , gancho y rizo para aprovechar sus habilidades elusivas acarreando el balón. Y no olvidar a Sanders y Smith atacando los tercios profundo con trayectorias de poste y banderola profunda.

Muy buen juego para los amantes del ataque y contraataque defensivo. Desde mi perspectiva Nueva Orleans gana este partido.

Halcones Marinos de Seattle vs. 49’s de San Francisco

Domingo 1 de noviembre a las 15:30 hrs. en el Century Link Field.

Este es un juego que en los últimos años ha dado mucho de que hablar. Son intensos y muy emotivos. Recuerden el año pasado cuando dividieron triunfos con diferencia en el marcador menor a una anotación.

Sorprendentemente Russell Wilson, el candidato número uno para llevarse el MVP esta temporada, lanzó para tres intercepciones en su derrota con los Cardenales en tiempo extra. Una mala noche la tiene cualquiera y creo que podríamos perdonársela a este QB de primer nivel. Ya rebasó las 1,890 yardas aéreas y con 22 anotaciones va que vuela para alcanzar las 4,500 yardas y llegar alrededor de las 50 anotaciones por aire. ¿Con esos números no lo perdonarían?

El ataque aéreo es de mucho respeto con Lockett y Metcalf, quienes ya rebasan las 500 yardas cada uno. En la defensiva tienen al apoyador central Bobby Wagner, una muralla, quien ha participado en 63 tacleadas y cuentan con un perímetro muy bueno.

De cualquier modo, el coordinador defensivo Ken Norton Jr., quien jugara como line backer en los Vaqueros y después en los 49’s, además de ser hijo, por cierto, del famosísimo boxeador de peso completo Kenny Norton, quien le rompiera la mandíbula a nada menos que Mohamed Alí en 1973, debe de hacer una reflexión profunda sobre su plan de juego. Haber recibido 37 puntos no es algo para pasarse por alto.

Les sugiero que observen al Safety libre Ugo Amadi. Tiene una capacidad de lectura extraordinaria y golpea que a los receptores les da mucho frio cuando van por su zona.

Los 49’s están en 4-3 y honestamente no los veía con 4 victorias a esta altura de la campaña. El Coach Kyle Shanahan con esa estructura de coacheo ofensivo, que a mí no me gusta, dividiendo la chamba en un coordinador de ataque aéreo y un coordinador de ataque terrestre, parece que ha hecho algo mejor de lo que la mayoría esperábamos esta temporada.

Jim Garoppolo ya rebasó las 1,000 yardas, pero en el ataque terrestre están pal perro ya que su mejor corredor Raheem Mostert lleva apenas 303 yardas y su mejor receptor George Kittle alcanzó las 450 yardas y supera por mucho a los otros receptores. Su defensiva parece un hospital. Y a mí no me acaba de convencer del todo este equipo. Sin embargo, lo que debo de reconocer es que han hecho algo diferente que, aún teniendo un equipo muy impactado por las lesiones, han podido vencer y están ahora con marca ganadora.

Lo lógico aquí es que el mejor equipo se imponga, luego entonces los Halcones Marinos vencen a los 49’s.

Mis comentarios y pronósticos para el resto de los juegos en esta octava jornada son:

Panteras de Carolina vs. Halcones de Atlanta

Jueves 29 de octubre a las 18:30 hrs. en el Bank of American Stadium.

Le dijeron adiós al coach Matt Quinn y el QB de los Halcones Matt Ryan le colgó cuarenta puntos a Minnesota. Nada mal. Pero solo han hecho eso.

Traen en la espalda seis derrotas que pesan demasiado. Ted Bridgewater en un equipo como Carolina en plena reconstrucción no lo ha hecho nada mal dirigiendo a la ofensiva. Es más, con un registro de 3-3 diría que este equipo lo ha hecho muy bien en términos de lo que se esperaba de ellos.

Seguramente Carolina seguirá dando cosas buenas de que hablar. Vencen a Atlanta esta semana.

Empacadores de Green Bay vs. Vikingos de Minnesota

Domingo 1 de noviembre a las 11:00 hrs. en el Lambeau Field.

Dos equipos que llegaron a la post temporada el año pasado. Dos equipos de la misma división. Pero ahora con un destino muy diferente. Aaron Rodgers comanda un equipo que es candidato a la final de la Conferencia Nacional.

Los Vikingos, bajo el terrible desempeño de Kirk Cousins, ya perdieron la esperanza de llegar a la postemporada. Solo tendrían que ganar el resto de los juegos en esta campaña para aspirar a los Play offs. Cosa prácticamente imposible para un equipo que permite 32 puntos por juego. Los Vikingos viajarán a Green Bay solo para colgarse la sexta derrota de la campaña.

Jefes de Kansas City vs. Jets de Nueva York

Domingo 01 de noviembre a las 11:00 hrs. en el Arrowhead.

Aquí sobran las palabras. Hasta la fecha no entiendo como no han despedido al coach de los fatídicos Jets, Adam Gase. Simplemente no tiene el tamaño para estar en la NFL. Son prácticamente el ultimo equipo en todos los rubros. Y lo peor es que esta semana se meten a la cueva del lobo

¿Qué pueden esperar de esto? Simplemente que cualquiera de los QB que elija no va a ser rival para Patrick Mahomes y esa ola arrasadora de Kansas City. Creo que la única motivación para ver este juego es el morbo. ¿Cuántos puntos serán la diferencia? Yo digo que más de 36 en la victoria facilísima de los Jefes esta semana.

Leones de Detroit vs. Potros de Indianápolis

Domingo 1 de noviembre a las 11:00 hrs. en el Ford Field.

Y el coach Matt Patricia se aferra al puesto como una lapa en casco de barco camaronero. Con un registro de 3-3 cualquiera diría que los Leones no andan tan mal. Cosa verdaderamente falsa. Es solo apariencia en los resultados. Pero la mentalidad conservadora del Coach Patricia no los salvará de los Potros y su muy buena defensiva. Esa unidad es la sexta a nivel de Liga. Nada mal y si el coordinador ofensivo Mark Sirianni logra mejorar el ataque con Philip Rivers; entonces quizá veremos a un contendiente más por el título de la conferencia americana.

Por cierto, Sirianni ganó tres campeonatos colegiales en la División III como receptor abierto con Mount Union University del 2000 al 2002. ¿Se acuerdan de que les comenté que aquí estaba nuestro nivel de juego en México? Los Potros se llevan la victoria.

Delfines de Miami vs. Carneros de Los Ángeles

Domingo 01 de noviembre a las 11:00 hrs. en el Sun Life Stadium.

¿Qué pasó por la mente del Coach Brian Flores para sentar al veterano mariscal de 16 campañas Ryan Fitzpatrick y darle la oportunidad al novato Tua Tagovailoa?

¿Quién me explica cuál es la razón para componer algo que no necesariamente estaba descompuesto?

Fitzpatrick guió al equipo en una campaña que a todas luces lucia perdedora para Miami y lo arregló llevando a los Delfines a un registro de 3-3. bueno pues ahora Tua se enfrentará a una defensiva poderosísima que permite menos de 89 yardas aéreas por partido en esta campaña. Entiendo que Tagovailoa es el futuro del equipo, pero, ¿no era más lógico foguearlo y darle oportunidad de jugar el último cuarto de los encuentros sin importar el marcador existente? ¿No era más conveniente prepararlo el resto de la campaña arropado por Fitzpatrick y darle vida la siguiente?

Desde mi punto de vista esto va a costar caro. Los Carneros ganan este encuentro.

Bills de Buffalo vs. Patriotas de Nueva Inglaterra

Domingo 1 de noviembre a las 11:00 hrs. en el Ralph Wilson Stadium.

Los Bills han perdido los dos últimos encuentros después de ganar cuatro al hilo. Los últimos dos partidos permitieron 384 yardas por juego terrestre. Evidentemente el problema yace en el equipo defensivo.

El coach McDermott y el coordinador defensivo Leslie Frazier deben evaluar el plan de juego de esa unidad para mejorar su desempeño.

Por el otro lado, están los Patriotas que deben de tener la cara roja de vergüenza después de la debacle por 30 puntos contra el hospital de San Francisco. Cam Newton vio el final de ese encuentro en la banca después de tres intercepciones. Desde mi perspectiva seguirán ocultando el rostro después de sufrir la quinta derrota ante unos desesperados Bills por volver a la senda del triunfo.

Cafés de Cleveland vs. Raiders de Las Vegas

Domingo 1 de noviembre a las 11:00 hrs. en el First Energy Stadium.

Dos equipos que han sido al menos para mí una sorpresa esta temporada. De hecho, ambos pueden estar peleando por entrar a los Play offs como comodín. Por un lado, están los chicos malos de Las Vegas que han tenido sendas victorias sobre dos equipos contendientes al super tazón este año.

El ataque terrestre construido con Jacobs y el asertividad de Dereck Carr en sus lanzamientos los hace peligrosos. Y aunado a que cuentan con un staff de coacheo de primera, serán un durísimo sinodal para Baker Mayfield y compañía. La pregunta aquí es si los Cafés tendrán la defensiva para presionar a Carr. Siempre que pongo a los Raiders como equipo perdedor ganan el juego. El pronóstico para mi está muy cerrado, pero creo que Cleveland se lleva la victoria en un duelo muy apretado.

Broncos de Denver vs. Cargadores de Los Ángeles

Domingo 1 de noviembre a las 15:30 hrs. en el Sports Authority Field.

Le tengo fe al novel mariscal de los Cargadores, Justin Herbert. La victoria pasada lanzó para 400 yardas y consiguió 4 anotaciones.

Si analizamos sus últimas cuatro derrotas podremos observar que han sido por menos de un touchdown. Creo que el coach Anthony Lynn se sacó la lotería con este muchacho. De los últimos 13 partidos de Denver han perdido ocho juegos. Y digamos que la derrota contra Kansas City, la semana pasada, donde el mariscal Drew Lock jugó pal perro, no fue factor importante en esta ecuación. Para mí, Herbert continúa ganando experiencia venciendo a los Broncos.

Águilas de Filadelfia vs. Vaqueros de Dallas

Domingo 01 de noviembre a las 19:30 hrs. en el Lincoln Financial Field.

Estamos hablando de la división más débil de toda la NFL. Y estamos hablando de dos equipos que luchan por representar a esa división en la postemporada y que cualquiera que llegue, le darán el boleto para que se vaya de puntitas de regreso a casa inmediatamente. La primera duda es si Andy Dalton estará atrás del centro este juego. Y la siguiente es cuantos balones cederá el abandonado Carson Wentz a los Vaqueros. Este puede ser el peor juego de domingo por la noche en muchos años. Pero los aficionados a los Vaqueros no deben de desanimarse. La temporada está apenas en la mitad, y si Dalton se acopla al plan de juego diseñado por el coach Mike McCarthy puede que al final las cosas mejoren, sin aspirar a mucho, pero mejoren. De cualquier forma voy por el local. Las Águilas ganan aquí.

Gigantes de Nueva York vs. Bucaneros de Tampa Bay

Lunes 02 de noviembre a las 19:00 hrs. en el MetLife Stadium.

Este lunes hay que ver este partido porque no hay otro juego más. La defensiva de Tampa Bay ha desarrollado de tal manera que los ha puesto en el camino de la contienda por el campeonato de la conferencia nacional.

El mariscal de los Gigantes Daniel Jones y su patética línea ofensiva no sabrán por dónde le llegarán los golpes el próximo lunes. Va a ser una noche de muchas pomadas y analgésicos para el cuerpo de corredores de Nuev York. Ni hablar. Son gajes del oficio. No hay mucho que hablar de este encuentro. La diferencia será grande. Arriba de 20 puntos a favor de los Bucaneros.

Nota final en el plan de juego:

La palabra dada es compromiso. Y en este orden de ideas les hablaré muy brevemente de las ligas alternas de futbol americano que existen en los Estados Unidos a nivel profesional, amateur y estudiantil.

Ciertamente la más conocida y acreditada de todas ellas a nivel mundial es la National Football League (NFL). Pero quedarán sorprendidos cuando lean lo que he escrito aquí para ampliar su conocimiento en el deporte.

Aparte de la muy conocida y seguida NFL, existen las siguientes ligas alternas en ese país:

Professional Arena/ Indoor Leagues que agrupa a cinco ligas con 34 equipos en total.

  • Semiprofesionales leagues

Estas ligas incluso cuentan con patrocinios importantes y se transmiten por TV no solo local, sino estatal y nacional por cadenas de paga. Están integradas por 15 ligas y una cantidad de equipos que en promedio supera los 120 miembros. Aunque esto es difícil de calcular, porque cada año desaparecen conjuntos, reaparecen años después o aparecen escuadras nuevas.

  • Developmental leagues

Actualmente hay cuatro reconocidas en este rubro. Son ligas que incluso cuentan con exjugadores de la NFL y que sirven para desarrollar el talento que posteriormente podrá ser captado en las ligas semiprofesionales e incluso en la NFL.

Salvo algunas excepciones, usualmente los jugadores no reciben salario, pero se les pagan viáticos, bonos de desempeño y servicios médicos. Desde mi perspectiva, este puede ser el camino para muchos jugadores mexicanos que aspiran a participar en las ligas de Estados Unidos.

  • Collegiate and amateur leagues

Estas son las que rigen el futbol americano estudiantil en los Estados Unidos. Actualmente están conformadas por nueve asociaciones atléticas en la que está incluida la poderosísima NCAA y su contraparte NAIAA

  • Women’s Indoor/Arena leagues

El deporte en el ámbito femenino. Formada por dos ligas, una de ellas anteriormente llamada Lingerie Football league. Cabe mencionar que estas dos ligas permiten el golpeo completo entre sus participantes.

  • Planned Expansion Leagues

Son ligas que están planeadas para iniciar operaciones en el 2020/2021. Pero con esto del COVID-19 será difícil saber si entrarÁn en acción. Hay una liga femenina y otras tres semiprofesionales masculinas que incluye una con formato de ocho jugadores.

Imagínense la cantidad de jugadores, administradores, trabajadores en general y recursos financieros que integran estas asociaciones deportivas. Ahora súmenle que, a lo largo de la historia de ese país, han existido y desaparecido 27 ligas más.

¿Qué deporte será luego entonces más popular en los Estados Unidos? ¿El beisbol o el futbol americano? Ahí se los dejo de tarea.

Jugadores mexicanos en la NFL

Tocaremos los siguientes jugadores mexicanos en la NFL. Y aclaro, solo en la NFL:

  • Rafael Setién

Nació en la Ciudad de México en 1953. Jugó para las fuerzas básicas del Club América de 1972 a 1974. Jugó futbol americano en Louisiana-Lafayette University, siendo seleccionado en el draft de la NFL de 1977 por los Santos de nueva Orleans, para moverlo antes de comenzar la temporada a los Carneros de Los Ángeles. Después de un año con Los Ángeles fue contratado por los Vaqueros de Dallas, donde jugó desde 1978 hasta 1986.

Durante los nueve años que jugó con los Cowboys fue el líder anotador de ese equipo como pateador. Jugó en el Super Bowl XIII, donde perdió ante los Acereros de Pittsburg. Se retiró de la NFL en 1986, pero algo que muchos desconocen es que jugó para la Liga Nacional de Fútbol Americano Profesional de México “Master” en el Equipo Caballeros Rojos en Toluca retirándose hasta 1994.

Fue elegido parte del equipo ideal del 40º aniversario de los Vaqueros en el año 2000. Actualmente vive en Cancún, México en el sector hotelero. Por cierto, su padre Carlos Setién fue seleccionado mexicano de futbol soccer participando en la copa mundial de 1950.

  • Frank Corral

Nació en 1955 en Delicias, Chihuahua. En la escuela preparatoria practicó a buen nivel varios deportes que le valieron una beca en UCLA donde jugó como pateador en el equipo de futbol americano.

Fue seleccionado en 1977 por los Carneros de Los Ángeles y jugó el Super Bowl XIV que ganarían los Acereros de Pittsburg.

En 1979 fue seleccionado como Pro Bowler. Los Rams lo cortaron en 1982, terminando su carrera profesional en la NFL. Sin embargo, continuaría en la USFL retirándose en 1985.

Frank Corral aún posee la marca de los Carneros de la mayor cantidad de goles de campo conseguidos por un pateador novato (1978, 29 de 43). Actualmente vive en Riverside California haciendo mucho trabajo social.

  • Raúl Allegre

Nació en 1959 en Torreón, Coahuila. Como es usual en los pateadores mexicanos, empezó su carrera jugando futbol soccer. Fue becado en Texas University donde jugó como pateador. En 1983 fue firmado como agente libre por los Vaqueros de Dallas, para ser traspasado ese mismo año a los entonces Potros de Baltimore.

Allegre fue seleccionado para el Pro Bowl de 1985. En 1986 firmó con los Gigantes de Nueva York, entrenados entonces por Bill Parcels, ganando dos Super Bowl: el XXI ante los Broncos de Denver y el XXV contra los Bills de Bùffalo, siendo el primer y único jugador mexicano y latinoamericano hasta el momento que gana dos Super Tazones de la NFL. Efrén Herrera ganó el XII.

Allegre se retiró en 1991 con los Jets de Nueva York. Actualmente es comentarista deportivo de ESPN.

Estamos en contacto la próxima semana.

Foto: NFL / Ben Liebenberg

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en FacebookTwitter y LinkedIn.

Football, NFL, NFL 2020

Scroll to top