Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / DEPORTES

Mundo Fifí / Deportes

Big Shot

Acereros de Pittsburg. Crédito: NFL/Aaron Duster

Lo que esperamos de la Semana 11 de la NFL

Y llegamos a la Semana 11 de la NFL y como siempre, platicaremos de los que nos dejó la jornada 10.

Los Acereros siguen invictos con paso firme y es la primera vez en su historia que ligan nueve triunfos sin derrota. La División Oeste de la nacional se apretó y se pone muy interesante y ahora los Cardenales se ponen como líderes. Los Delfines no dejan de ser el equipo sorpresa de la temporada y la mediocre División Este de la Nacional se volvió a abrir para cualquiera al derrotar los Gigantes a Filadelfia; es triste ver esta división sumida en un pantano ya que históricamente ha sido de las más poderosas de la liga, de hecho la única división en la liga que sus cuatro equipos han sido ganadores del Super Bowl.

En el juego de los Bucaneros vs. las Panteras la corrida de R. Jones II de 98 yardas se quedó a una yarda de aquel acarreo del Vaquero Tony Dorsett de 99 yardas, aquel 3 de Enero de 1983; con solo 10 hombres en el terreno de juego contra los Vikingos de Minnesota.

Por supuesto, como cada semana veremos los pronósticos, ahora de la semana 11. Sin duda será una semana importante ya que hay algunos enfrentamientos que pueden definir el rumbo de lagunas divisiones, por ejemplo, Seattle vs. Arizona.

El recuento de la Semana 10 de la NFL

Por Carlos A. Jiménez de la Vega

Indianápolis 34 – Tennessee 17

(6-3)(6-3)

En juego divisional que abrió la Semana 10, donde además se jugaba el liderazgo de la Sur de la Americana, los Potros dieron una buena demostración defensiva que llegaron como el número uno, en cuanto a yardas permitidas en la liga y la ofensiva, lo hicieron bien ejecutando de buena forma; con un buen día para el veterano Philip Rivers para derrotar a unos Titanes que aparentemente están perdiendo gas y van hacia la baja en esta segunda mitad de la campaña.

Tannehill tuvo un largo día al estar presionado prácticamente todo el juego y terminó con 15 de 27 para tan solo 147 yardas y un touchdown.

Rivers ahora sí tuvo un buen encuentro y completo 29 de 39 para 308 yardas y una anotación.

Cincinnati 10 – Pittsburgh 36

(2-6-1)(9-0)

Los Acereros no tuvieron piedad alguna contra Burrow y los Bengalíes de Cincinnati, una buena defensa que metió en líos al QB visitante todo el encuentro, ayudo a que la magia del novato Burrow no apareciera prácticamente en todo el juego. Mientras que Ben Roethlisberger, que estaba en duda su participación por los protocolos de Covid-19, al final lo dieron de alta y pudo encabezar la paliza que terminó en la novena victoria de los Acereros, por primera vez en su historia invictos con 9-0.

Joe Burrow terminó con 21 de 40 para 213 yardas y una anotación. El Big Ben lanzó para 333 yardas 4 touchdowns y completó 27 de 46 intentos.

Los Acereros siguen con paso firme y después de una victoria muy sufrida la semana anterior contra los Vaqueros, ahora tuvieron la onza y veamos quien es el guapo que los detiene.

Houston 7 – Cleveland 10

(2-7)(6-3)

Un juego marcado por una tormenta eléctrica, misma que retrasó su inicio por más de 30 minutos. El juego terrestre de los Cafés, que dos de sus corredores sumaron más de 100 yardas cada uno; el regreso de Nick Chubb con 126 yardas y Kareem Hunt 106 yardas les dio el triunfo ante una inoperante ofensiva de los Texanos, quienes están teniendo una temporada para el olvido, junto con Watson que ha tenido más que intermitencia en esta temporada.

La jugada clave fue la escapada de Chubb solo hacia las diagonales con poco más de un minuto en el marcador decidió salirse a dos yardas de las diagonales para no tener que darle el balón a los de Texas ya que no tenían tiempos fuera y así se consumió el resto de los segundos faltantes.

Mayfield lanzó para 132 yardas y completó 12 de 20. Deshaun terminó con 20 de 30 para 163 yardas y un touchdown.

San Francisco 13 – Nueva Orleans 27

(4-6)(7-2)

Los Santos de Nueva Orleans se mantienen firmes en el primer lugar de su división y de paso mandaron a los 49’s al fondo de la Oeste de la Nacional ya con un panorama muy negro para intentar colarse a play off.

Drew Brees tuvo que abandonar en la segunda mitad el partido debido a una lesión en las costillas. Nos enteramos después que los reportes médicos nos indican que tiene múltiples fracturas y aún no se sabe cuanto tiempo tardará en regresar. Eso veamos cómo le afectará en la carrera contra Tom Brady por ser el QB en la historia de la liga con más pases de anotación.

Alvin Kamara sacó la cara por la ofensiva y se hizo presente tres veces presente en el marcador.

Drew Brees terminó con solo 8 de 13 para 76 yardas y un touchdown. Mullens lanzó para 247 yardas un touchdown y dos intercepciones, completo 24 de 38.

Washington 27 – Detroit 30

(2-7)(4-5)

Washington parecía que daría la voltereta en el encuentro, faltando poco menos de 2:40 para finalizar el tercer periodo iban abajo por 21 y en el último periodo con más de seis minutos en el reloj lograron emparejar la pizarra. Sin embargo, ya con el reloj en ceros, los Leones lograron conectar un gol de campo de 59 yardas.

Así dejaron tendidos en el terreno a Alex Smith y compañía, desperdiciando el colocarse a medio juego de Filadelfia por la lucha del primer lugar de su división, pero, aunque parezca broma; con dos ganados, Washington aún tienen buenas posibilidades de colarse en postemporada.

Stafford completó 24 de 33 para 276 yardas y tres anotaciones. Alex Smith lanzó para 390 yardas y completo 38 de 55 intentos.

Seattle 16 – Los Ángeles 23

(6-3)(6-3)

Los errores ofensivos de los Halcones Marinos y los aciertos de la cada vez mejor defensiva de los Carneros se conjugaron para darle una gran victoria a Los Ángeles que con esto lograron emparejar y dejarlos empatados en el primer lugar de la división (segundos por criterios de desempate) con los Cardenales y los propios Halcones.

Russell Wilson fue detenido seis veces e interceptado en dos ocasiones en momentos claves del juego. Terminó con 248 yardas 22 de 37 y dos pases interceptados.

Jeff Goff lanzó para 302 yardas sin anotación y completó 27 de 37.

Jacksonville 20 – Green Bay 24

(1-8)(7-2)

Sufriendo a más no poder, los Empacadores ganaron a los Jaguares, quienes llevan ocho perdidos al hilo, en un juego donde las defensivas y las imprecisiones se portaron a la altura, en una jugada espectacular (récord de franquicia), Cole regresó de patada de 91 yardas.

Aaron Rodgers lanzó para 325 yardas y completó 24 de 34 una intercepción y dos touchdowns, también anotó por tierra en una corrida de 5 yardas.

Luton tuvo 18 de 35, 169 yardas un touchdown y un pase interceptado. Los Empacadores se afianzan en el primer lugar de su división dos juegos arriba de los Osos.

Búfalo 30 – Arizona 32

(7-3)(6-3)

Ave María, balón en el aire 43 yardas, dos segundos y contando, perdiendo, por 4 puntos y DeAndré Hopkins se levantó entre tres defensivos para quedarse con el balón y arrebatarle el triunfo a los Bills; y no solo eso, también tomaron el primer lugar de la División Oeste de la Nacional por encima de los Carneros y de Seattle, los aguerridos Cardenales, si bien es cierto, carecen de consistencia, pero no carecen de dinamismo y jamás se dan por vencidos.

La siguiente semana se medirán ante Seattle en un juego clave para ambos, veamos qué hará la muy débil defensa de los Halcones Marinos contra Murray y la mejor ofensiva de la liga.

En cuanto a Búfalo, solo están un juego arriba del equipo sorpresa de Miami y si no quieren sorpresas, deberán apretar para seguir en la cima de su división.

Murray lanzó 245 yardas para un touchdown (el Ave maría) un pase interceptado y completó 22 de 32. Por su parte, Allen terminó con 32 de 49 para dos touchdowns y dos pases interceptados.

Denver 12 – Las Vegas 37

(3-6)(6-3)

Unos erráticos Broncos perdieron cinco veces el balón cuatro de ellos por pases interceptados a Drew Lock, que jamás se acomodó detrás de su línea y en varias ocasiones lanzó el balón solo por salir del compromiso; y su defensa de por si no es de las mejores, paso mucho tiempo en el terreno de juego, cosa que la ofensiva terrestre de los Raiders aprovechó de buena manera quitándole la responsabilidad a Dereck Carr de tener que llevarlos por el buen camino. De esa forma lograron tremenda paliza y su sexto triunfo de la temporada.

Veremos la siguiente semana cómo se paran al recibir al campeón de la liga y si son capaces de ligar su cuarto triunfo de forma consecutiva.

Drew Lock completó 23 de 47 intentos cuatro de ellos a las manos de la defensiva contraria y un touchdown.

Dereck Carr solo tiró 25 pases completo 16 sin anotación para pobres 154 yardas, mientras que Jacobs logró dos anotaciones y 112 yardas en 21 acarreos.

Filadelfia 17 – New York 27

(3-5-1)(3-7)

En un juego donde las Águilas eran amplios favoritos para llevárselo, salió a flote otra vez la inconsistencia de los equipos de la División Este de la Nacional y los Gigantes se llevaron incluso de manera tranquila el encuentro ante un Carson Wentz que nada más no entró al partido en todo el desarrollo de éste. Quizá baste decir que en nueve oportunidades de tercera no lograron convertir en ninguna. Así no hay manera.

Este resultado solo apretó aún más la división y cualquiera puede llevársela sin duda.

Ahora sí, Daniel Jones logró coronar una corrida de 34 yardas sin tropezarse y ayudó a su equipo con un buen juego este domingo tirando para 244 yardas sin anotación, pero también sin pases interceptados y aportó 64 yardas por tierra.

Wentz terminó con 21 de 37 para 208 yardas también sin touchdown.

Los Ángeles 21 – Miami 29

(2-7)(6-3)

Con cinco victorias consecutivas no cabe duda de que hasta ahora, a mi parecer, los Delfines son la sorpresa de la temporada.

En un enfrentamiento de QB novatos de alto rango Tagovailoa salió airoso y liga tres victorias en tres encuentros como titular de Miami.

Ninguno de los mariscales tuvo un brillante encuentro, más allá que ambos consiguieron dos anotaciones por la vía aérea; sin embargo, Herbert tiró para una dolorosa intercepción que detuvo un prometedor avance y ahí quedo firmada la sentencia del encuentro.

Herbert terminó con 20 de 32 para 187 yardas. Tagovailoa completó 18 de 25 para 169 y el novato agente libre Salvon Ahmed, en su primer como titular en la NFL, corrió para 85 yardas y una anotación.

Tampa Bay 46 – Carolina 23

(7-3)(3-7)

Después de una derrota escandalosa contra los Santos, Brady y compañía retomaron la senda del triunfo pegándole tranquilamente a las Panteras, que además de derrota, perdieron a su mariscal de campo Teddy Bridgewater, quien resultó lesionado en el último periodo.

El partido en un inicio lucia apretado y las Panteras estaban dando pelea, pero en el tercer periodo una espectacular corrida de Jones rompiendo por el centro a la defensiva de Carolina y llevando el balón 98 yardas, levantó a los Bucaneros y hundió a las Panteras, que a partir de ahí ya no aparecieron prácticamente en el juego.

Bridgewater terminó con 136 yardas dos anotaciones y un pase interceptado y completó 18 de 24.

Tom Brady tiró para 341 yardas completó 28 de 39 para tres touchdowns que lo ponen a la cabeza de la carrera por ser el QB con más pases de anotación en la historia de la NFL, que ahora con la lesión de Brees le da una ventaja que seguramente aprovechará para despegarse.

Baltimore 17 – Nueva Inglaterra 23

(6-3)(4-5)

Bajo una verdadera tormenta, el domingo por la noche Cam Newton y los Patriotas supieron adaptarse mejor a las circunstancias hostiles de la madre naturaleza y vencieron a unos Cuervos que fueron intermitentes, con un Lamar Jackson, que si bien es cierto pese a las condiciones tuvo un buen partido por tierra; fue limitado por la defensa de la Patriotas y los malos centros hacia Jackson que lo pusieron varias veces en aprietos y los llevaron a perder yardas y frenar sus avances varias veces.

Los Cuervos se colocaron tres juegos debajo de los Acereros en la lucha por el liderato de la conferencia y creo que más bien tendrán que enfocarse en colocarse como uno de los comodines, salvo que tengan un ascenso espectacular y los Acereros se caigan estrepitosamente.

Lamar Jackson terminó con 24 de 34 para 249 yardas dos pases de anotación y uno interceptado.

Newton solo lanzó 17 y completó 13 para 118 yardas y un touchdown.

Minnesota 19 – Chicago 13

(4-5)(5-3)

Los Osos de Chicago van claramente a la baja y ligaron su cuarta derrota consecutiva, mientras que los Vikingos de Minnesota van claramente al alza y como se ve el resto de su calendario en el papel, podrían tener un regreso espectacular en la segunda parte de la campaña y meterse a play off.

Nunca el QB de los Vikingos Kirk Cousins había ganado un juego de lunes por la noche, llevaba nueve apariciones y nueve derrotas como titular hasta esta noche que por se quitó la maldición.

Los Vikingos se colocaron a un solo juego de los Osos en su división.
Nick Foles que salió lesionado y en el carrito de las desgracias al final del encuentro completó 15 de 16 para raquíticas 106 yardas y un pase interceptado.

Kirk Cousins lanzó para 292 yardas dos touchdowns y una intercepción;  completó 25 de 36 pases lanzados.

Nos leemos la siguiente semana y ahora veamos las predicciones para la jornada 11 que seguro será igual de espectacular con las 10 anteriores.

¿Qué esperamos para la Semana 11 de la NFL?

Por Luis E. Campos Meléndez

¡Qué jornada la pasada semana 10 en la NFL!

Como es típico de esta temporada se dieron varias sorpresas. Y la más grande de todas es que los Acereros continúan invictos. Nadie hubiera pensado al inicio de la campaña que a estas alturas el equipo de Pittsburgh seguiría con racha perfecta.

La temporada ha avanzado muy rápido. De hecho, estamos ahora más cerca del fin de la campaña que de su inicio. ¿Lo puedes creer? En esta jornada hay equipos que todavía luchan por pasar a los playoffs mientras que otros están completamente definidos.

Esto es el balance de mis pronósticos para la Semana 10:

  • 9 aciertos
  • 5 desaciertos

Iremos a los encuentros que en mi opinión son los más interesantes de la Semana 11 y como es costumbre les daré una breve y ligera reseña de los demás juegos para cerrar con la Nota Final en el plan de juego.

Cardenales de Arizona vs. Halcones Marinos de Seattle

Jueves 19 de noviembre a las 19:30 hrs. en el Century Link Field.

Este es un duelo en la División Oeste de la Nacional que redefinirá el balance de poder. Seattle, Los Ángeles y Arizona están con registro de 6-3 cada uno. Está tan cerrada la competencia, que incluso esto puede definirse con algún criterio de desempate al final de la campaña.

Arizona viene de pegarle en un gran encuentro a los Bills de Búfalo la semana pasada. Es la ofensiva número uno de la liga promediando 425 yardas por juego. Ningún ataque ofensivo de cualquier equipo este año genera esta cantidad de daño. Su QB Kyler Murray ya sobrepasó las 2,370 yardas por aire y es en extremo peligroso cuando sale en pase rolado. Nadie es capaz de taclearlo antes de que lance la pelota.

Kenyan Drake, egresado de Alabama está atacando la línea rapidísimo en el in-tackle y sorprendentemente ya alcanzó las 612 yardas. Y digo sorprendentemente, porque el plan de juego está diseñado para correr por la parte central de la línea, donde supuestamente es más difícil avanzar. Y hace además dupla con Chase Edmons, egresado de la nada conocida Fordham University, que las pocas oportunidades que tienen de acarrear el balón las aprovecha logrando 5 yardas por carrera.

El punto, que en mi opinión, debe de mejorar es el balance de receptores en el ataque aéreo. Prácticamente solo lanza la pelota a DeAndré Hopkins. Los demás receptores están muy por debajo de él en yardas conseguidas. A Fitzgerald, quien es el segundo receptor en términos de yardas logradas, le saca 600 yardas. Esto hace que hasta cierto punto su ataque sea predecible.

Del otro lado del parque las cosas no están bien. Aunque Russell Wilson es un extraordinario QB, le ha fallado la puntería. De hecho, le han interceptado en 9 ocasiones las últimas cuatro semanas. Un mariscal que aspira a ser MVP no puede tener esos desaciertos. A pesar de ello, es el segundo QB de la liga con 2,789 yardas por aire, solo superado por otro candidato a MVP este año el extraordinario, Josh Allen.

El punto flaco realmente de Seattle es su defensiva. Permite 30 puntos por partido. Pero lo peor es su unidad de profundos, estos señores se la pasan en todo menos en le partido; solamente permiten la friolera cantidad de 353 yardas por juego. Así es muy difícil aspirar al Super Bowl verdaderamente. Y si a eso le agregamos una línea ofensiva que su protección en pase es deficiente, entonces el caldo ya se hizo espeso.

Yo creo que los Cardenales le pegan a los Halcones Marinos en un juego muy emocionante por los mariscales tan explosivos con los que cuentan ambas escuadras.

Cuervos de Baltimore vs, Titanes de Tennessee

Domingo 22 de noviembre a las 12:00 hrs. en el M&T Bank Stadium.

Si hay un equipo que necesita la victoria en esta jornada es Tennessee. Una escuadra que inició la campaña con cinco victorias al hilo y que ha perdido tres de los últimos 4 partidos. Y la necesita porque está peleando con los Raiders y con los Delfines un lugar en la postemporada.

He escuchado algunos críticos que responsabilizan al mariscal Ryan Tannehill de estas derrotas. No lo veo así. Creo que más bien ha sido un deplorable trabajo en equipo y algunas malas decisiones por parte del coach Arthur Smith como coordinador ofensivo. El punto es que solo han logrado un promedio de 152 yardas por aire los últimos dos encuentros. Esto es un desempeño muy pobre para un QB de primer equipo en la NFL.

A lo anterior hay que agregarle que Baltimore cuenta con una defensiva que permite el menor yardaje en ataque aéreo con 87 yardas por juego y que es la defensiva número uno por menor cantidad de puntos permitidos.

Esto a pesar de venir de una sorprendente y muy fea derrota ante los Patriotas. De cualquier modo son un desafío para cualquier equipo. El mariscal Lamar Jackson está bajando su nivel de juego. Eso no quiere decir que esté mal, lo que digo es que de acuerdo con su propio estándar elevadísimo de desempeño las cosas no se le han dado.

¿Si fueran el coordinador ofensivo de Baltimore que harían? No hay secretos aquí. Hacer lo que les ha funcionado constantemente en la temporada. Hacer que Lamar Jackson lance la pelota a Marques, Andrews y Snead; y esperar que cuando la bolsa de protección se colapse corra elusivamente como es su principal característica.

Creo que esto les va a alcanzar para que venzan a los Titanes.

Potros de Indianápolis vs. Empacadores de Green Bay

Domingo 22 de noviembre a las 15:30 hrs. en el Lucas Oil Stadium.

Para mí este es el mejor juego de la Semana 11. La jornada pasada los Potros dominaron a los Titanes en todos los rubros. Su defensiva está jugando un futbol increíble. Solo permiten 19 puntos por juego y es la mejor defensiva en toda la liga en cuanto a yardas permitidas con 290 por partido.

Su mariscal Philip Rivers ha tenido varios encuentros con un nivel de MVP. Lo mejor de su plan ofensivo es que tienen un balance difícil de lograr, tanto en el ataque terrestre como en el aéreo no sobresale ningún jugador. Esto le da una ventaja importante ya que, al no depender de nadie de manera concreta, pueden variar mucho su ataque con diferentes jugadores y en diferentes sectores.

Esto no supone un juego fácil en contra de los Empacadores. Aaron Rodgers está sentado en la mesa de los que aspiran a ganar el MVP esta temporada con una invitación que marca 26 anotaciones y casi 2,600 yardas por aire. Ha conducido al equipo a un registro de 7-2 con solo dos derrotas dolorosas ya que pudieron haber ganado esos encuentros.

Si yo fuera el coach Matt LeFleur, no estaría preocupado por mi ofensiva, sino estaría trabajando arduamente con el coordinador defensivo Mike Pettine en mejorar una defensa que permite 26 puntos por partido.
Y es ahí donde yo veo que la gorda puede cantar. Los Potros se llevarán este partido.

Bucaneros de Tampa Bay vs. Carneros de Los Ángeles

Lunes 23 de noviembre a las 19:00 hrs. en el Raymond James Stadium.

Los mejor de los Carneros en mi opinión es su equipo defensivo. Solo permiten 18.7 puntos en promedio por partido y es la segunda en cantidad de yardas con 2,668 totales. Menos de 200 yardas por aire y menos de 100 por tierra por encuentro. Además vienen de derrotar nada menos que a los Halcones Marinos con todo y su aspirante a MVP.

¿Cómo diablos diseñas entonces un plan de juego para agredir a una defensiva de tan altos vuelos?

Es pregunta la debe de contestar el joven coordinador ofensivo Byron Leftwich de los Bucaneros. Y tiene que desvelarse mucho aprovechando que el café es barato diseñando un plan de juego muy inteligente. Y para motivarse solo debe recordar que los Santos, al mando del veterano mariscal Drew Brees, los dejaron con solo 3 puntos en la pizarra en la semana 9.

Sé que los seguidores de Tom Brady piensan que lo único que hay que hacer es darle el balón al superhéroe que el resolverá todo. Cosa más alejada de la realidad, porque la defensiva de los Carneros con el linebacker externo Leonard Floyd tiene la kriptonita en las maniobras contra pase para capturar a Superman.

Creo que la defensiva de los Carneros hará la diferencia. Los Bucaneros pierden este juego.

Jaguares de Jacksonville vs. Acereros de Pittsburg

Domingo 22 de noviembre a las 12:00 hrs. en el Ever Bank Field.

¿Qué puedo decir sobre los Jaguares? Están permitiendo más de 30 puntos por encuentro, su línea ofensiva ha visto cómo derriban en 50 ocasiones a su mariscal cuando intenta lanzar la pelota; han perdido en sus últimos ocho partidos.

Se enfrentan a la poderosa escuadra de los Acereros que ha capturado al mariscal contrario en 64 ocasiones, permiten menos de 19 puntos por juego. Es la tercera defensiva en contra del ataque aéreo y permiten un promedio de 1,105 yardas terrestres por encuentro. ¿Ahora, quién me dice cómo va a terminar el marcador en este juego?

Solo les auguro muchos puntos a favor de Pittsburgh al término de su décima victoria esta temporada.

Panteras de Carolina vs. Leones de Detroit

Domingo 22 de noviembre a las 12:00 hrs. en el Bank of America Stadium.

El novel entrenador en jefe Matt Rhule ya se dio cuenta de que llegar a este nivel no es lo mismo que ser head coach en Baylor. Pues bien, las cosas lucen medio grises para las Panteras, tienen a su mejor corredor Cristhian McCaffrey lesionado y han perdido en forma consecutiva sus últimos cinco encuentros.

Por el lado de los Leones del coach Matt Patricia, aunque le ganaron apenitas y sudando frío al final a WFT la semana pasada, no se vieron nada bien. Supongo que el partido va a resultar muy gris. Si juegan una quiniela apuesten por Carolina.

Tejanos de Houston vs. Patriotas de Nueva Inglaterra

Domingo 22 de noviembre a las 12:00 hrs. en el NRG Stadium.

Los Texanos despidieron al head coach Bill O’Brien y le dieron la chamba como head coach interino al su coordinador defensivo Romeo Crennel. Desde que tomó el mando, su registro es de 2-3. Nada espectacular.

El punto importante es que el coach Crennel es el responsable directo de que su unidad defensiva sea una coladera. De hecho, esta semana deciden si lo ratifican para el 2021. Cosa que, desde mi punto de vista, es un error. Y por parte de los Patriotas está Cam Newton, que cuando tiene oportunidad es un QB espectacular. No hay mucho que agregar en este encuentro, simplemente que los Texanos se reciben en casa el regalito de la octava derrota.

Cafés de Cleveland vs. Águilas de Filadelfia

Domingo 22 de noviembre a las 12:00 hrs. en el First Energy Stadium.

Recuerdo a Brian Sipe siendo QB de Cleveland en los 80, con esos partidos espectaculares ganados en los últimos minutos. De hecho, a ese equipo se le puso el mote de los Cardiacos Cafés debido a eso.

Pues no creo que el QB titular, egresado de Alabama, Baker Mayfield llegue a los niveles de Sipe. Aunque algunos me digan lo contrario. Sin embargo, hay que aceptar que el 6-3 de Cleveland los coloca en una situación muy interesante. Además, si analizan que sus derrotas fueron contra los Acereros y los Cuervos, que juegan con sendas defensas, y el último con los Raiders bajo un clima horrible, esto abre la posibilidad de que se cuelen a la postemporada.

Filadelfia jugó del nabo en contra de los Gigantes perdiendo por diez puntos un encuentro que lo debieron ganar fácilmente. Las Águilas ocupan el lugar 24 en producción de puntos y el 27 en yardas aéreas. El abandonado Carson Wentz solo tiene el 58% de pases completos con una muy modesta ganancia de 6 yardas por envío. Para mí no hay mucho que pensar. Los Cafés se llevan este encuentro.

Santos de Nueva Orleans vs. Halcones de Atlanta

Domingo 22 de noviembre a las 12:00 hrs. en el Mercedes Benz Super Dome.

El coach Dan Quinn fue despedido y los Halcones dejaron al coordinador defensivo Raheem Morris, quien  ha conseguido ganar tres de sus últimos cuatro encuentros. Esto lo ha logrado ya que modificó completamente el esquema de ataque aéreo de los Halcones. Principalmente a que la conexión entre el QB Matt Ryan y Julio Jones ha despegado nuevamente.

Jones ha completado 28 envíos para ganar 425 yardas estos cuatro partidos. Nada mal. Yo esperaría al menos que este dúo dinámico mantenga el juego interesante.

Sin embargo, la defensa de los Santos está mejorando mucho su desempeño, y si juega como lo hizo contra Tampa Bay silenciado al superhéroe Brady, muy difícilmente habrá equipos que los venzan. Quiten a los 49’s porque no fueron sinodal, pero lo preocupante es la lesión del veterano Drew Brees en las costillas. Puede que no juegue este encuentro. De cualquier manera, pienso que la defensiva de Nueva Orleans sacará la casta y sobre esa base, los Santos en el sur profundo del Bayou ganarán este encuentro.

Washington Football Team vs. Bengalíes de Cincinnati

Domingo 22 de noviembre a las 12:00 hrs. en el FedEx Field.

El coach de segundo año Zach Taylor de Cincinnati ha hecho un trabajo estupendo haciendo que los Bengalíes jueguen un futbol competitivo y no solo eso, sino también espectacular. Sabemos que es un equipo en formación. Piensen lo que puede hacer en una o dos temporadas. Después de haber triunfado sobre los Titanes, se enfrentaron y perdieron feamente en contra de los Acereros. Siendo el equipo de Pittsburg como es, ningún aficionado a Cincinnati se debería sentir mal.

En la tiendita de enfrente, WFT al encontrarse en la peor división de toda la liga, sorprendentemente con un 2-7, todavía tienen oportunidad de saltar la barda.

El coach Rivera ha puesto a su equipo a un juego de Filadelfia. Y aunque sea difícil de asimilar ha formado la escuadra más competitiva de ese equipo en los últimos cuatro años. Creo que este equipo estará cocinando a fuego lento dentro de dos campañas más. Por ahora hay que ser pacientes. Yo opino que los Bengalíes se llevan la victoria en un juego apretado.

Cargadores de Los Ángeles vs. Jets de Nueva York

Domingo 22 de noviembre a las 15:00 hrs. en el SoFi Stadium

¿Porqué conserva la chamba el coach Anthony Lynn, si tiene un registro de 2-7 esta campaña? Una respuesta podría ser que los partidos los ha perdido por una mínima diferencia incluso en la ultima jugada.

El muy joven gerente general Tom Tedesco está apostando al futuro. Pero si hablamos de malas rachas, el entrenador de los Jets, Adam Gase, tiene al desangelado equipo de Nueva York en 0-9. Solo produce 13 puntos en promedio por juego y permite que le llenen el granero con 30 elotes cada semana. Esto habla muy mal. Si aguantan a Gase, que no aguanten a Lynn.

Aquí el inconveniente para Nueva York es que los Jets estarán llevándose la decima derrota ante el ataque aéreo de Justin Herbert y compañía.

Broncos de Denver vs. Delfines de Miami

Domingo 22 de noviembre a las 15:00 hrs. en el Sports Authority Field.

Yo soy de los que pensó que sentar a Fitzpatrick dándole vida a Tagovailoa era un error, pues los Delfines se han encargado de callar ese tipo de murmullos con victorias; algunas quizá cuestionadas y otras no debidas al desempeño de la ex estrella de Alabama. Pero eso con el tiempo se olvida y solo quedan los datos duros. Y un dato duro es que desde que Tagovailoa es el mariscal va con registro de 3-0.

Del otro lado de la luna, el mariscal de campo de segundo año Drew Lock ha mostrado tablas jugando un buen fútbol después de una fea lesión en el hombro. Posteriormente de ganar tres de sus últimos cinco, los Broncos parecían ilusionarse con una oportunidad de ocupar un lugar en los playoffs en la Americana de cara a la Semana 10. Pero se les cruzaron los Raiders y pararon duro el tren de Denver. Y es claro que ahí la defensa jugo muy mal.

Desde mi perspectiva, Miami los terminará de centrar en su triste realidad. Denver perderá este encuentro.

Vikingos de Minnesota vs. Vaqueros de Dallas

Domingo 22 de noviembre a las 15:30 hrs. en el US Bank Stadium.

Juegazo de Dallas en contra de Pittsburg. Pero ahí acaba el festejo. La realidad es que tienen un registro de 2-7. Y la expectativa es que el pelirrojo mariscal Andy Walton regrese al mando del equipo. ¿Pero en verdad importa quién juegue como mariscal? Se van a enfrentar a la muy interesante escuadra de los Vikingos que parece que han retomado el sendero del triunfo. Luego de un comienzo de 1-5 han ganado los últimos dos encuentros con un mariscal Kirk Cousins que ha lanzado para cuatro anotaciones y cero intercepciones en esos juegos.

La defensiva de Dallas que permite 32 puntos por juego la van a pasar mal. Los Vaqueros se regresan a casa con su octava derrota de la temporada.

Raiders de Las Vegas vs. Jefes de Kansas City

Domingo 22 de noviembre a las 19:00 hrs. en el Allegaint Stadium.

Los aficionados a los Raiders tienen muy presente ese juego en que derrotaron a los actuales campeones de la liga en casa con todo y Patrick Mahomes. El coach John Gruden ahora los tienen con un sorprendente 6-3 y con muchas posibilidades de saltar la barda para llegar a la postemporada. Dereck Carr y Josh Allen son un arma poderosa y con una defensiva que juega cada vez mejor se han convertido en un equipo muy competitivo.

Pero difícilmente a la ciudad del pecado llegarán los Jefes a perder. Una escuadra que ha ganado los últimos 17 encuentros de 18 es un sinodal muy, pero muy espinoso. Sería estupendo para cerrar la competencia de la División Oeste de la Americana que los Raiders vencieran de nuevo a los Jefes; pero aquí se repetirá la misma historia de Star Wars. La Alianza Rebelde de Kansas City golpea a los Chicos Malos en la mismísima Estrella de la Muerte esta semana. Lo siento por los aficionados de Las Vegas.

Nota final en el plan de juego:

Algunos aficionados de los Raiders me han cuestionado acerca del sobrenombre de “los Malosos” tan utilizado hoy en día al referirse a ese equipo. Voy a explicar el origen y de ahí me voy a enganchar para escribir sobre algunos libros de futbol americano que vale la pena leer; ya que la semana pasada me pidieron algunas recomendaciones al respecto.

Seguramente todos los aficionados a la NFL habrán escuchado que algunos comentaristas de televisión nacional se refieren a los Raiders ahora de Las Vegas con el sobrenombre de Malosos. He escuchado múltiples versiones que ellos dan a este mote, todas prácticamente erróneas.

El sobrenombre surgió al final en la década de los 70. El creador de tal mote fue Fernando Von Rossum, quien junto con Jorge Berry y Víctor Serrato, transmitían los encuentros de la NFL por la cadena mexicana Televisa. Y el origen de tal seudónimo tiene sus principios en lo siguiente:

Todo empieza con la llegada del Coach John Madden a Oakland en 1967 como entrenador de Apoyadores. Ese mismo año llegarían a disputar el Super Bowl II. Al año siguiente, el entonces Head Coach John Rauch renunció para entrenar a los Bills de Búfalo y Madden es contratado como entrenador en jefe en 1969 a la edad de 32 años. Nadie ha superado esa marca. Y sí, es correcto, para los chavos, es la imagen del popular videojuego de futbol americano llamado Madden NFL.

El porcentaje de victorias de John Madden lo sitúa como el mejor en la historia de NFL. Ganó un Super Bowl y nunca tuvo una temporada perdedora en los Raiders. Desde mi perspectiva el logro más destacado del Coach Madden fue su marca de 36-16-2, un porcentaje de juegos ganados de .685, en partidos que tuvo en activo en contra de otros 10 entrenadores que también están en el Salón de la Fama.

Él, junto con el muy excéntrico dueño Al “Darth Raider” Davis, son los responsables de haber reclutado y formado un equipo extraordinariamente ganador que fueron nombrados por Peter Richmond como un “elenco de inadaptados disfrazados de jugadores de futbol americano” que formaron quizá el equipo más agresivo en la historia de la NFL.

En la década de los 70, la percepción general sobre ellos era un montón de forajidos y rebeldes que se burlaban de las convenciones y rompían las reglas. Recordemos que el deporte en esa época era muy diferente en la permisibilidad del golpeo al de ahora. Si aunamos que muchos fueron desechados de otros equipos por problemas de comportamiento, indisciplina o dificultades con la ley fuera del contexto del deporte pues ya se imaginarán la clase de equipo que conformaban.

El coach John Madden, quien era el entrenador perfecto para este equipo, pudo tomar a este grupo de jugadores irreprimibles, rebeldes e indisciplinados y moldearlos en un temido equipo que ganaría a la postre el Super Bowl XI.

A este equipo los aficionados lo amaban, pero los rivales lo odiaban literalmente. Incluso hubo varias mociones en la liga para descalificar a los Raiders por el exceso de contacto físico que practicaban. Cosa antes ni después vista.

La unidad de profundos con Jack “el asesino” Tatum, Gene “el martillo” Atkinson, Skin “Dr. Muerte” Thomas y Willie “carroza fúnebre” Brown, que junto con los linebackers Phil Villapiano, Ted “Garza enojada” Hendricks y los linieros defensivos John “toos” Matuzak y Lyle “Trato con el diablo” Alzado, junto con el resto de la defensa que fue llamada “La defensiva de la medianoche”, formaron el equipo más temido de la liga en esa época que disfrutaba de grandes golpes, tacleadas y bloqueadas al limité de lo legal y sacar a sus oponentes lesionados de los juegos. Este equipo fue conocido como “Los Chicos malos de Oakland“.

Fue en esa época que Fernando Von Rossum inventó el ahora tan popular sobrenombre en México. Y de aquí me agarro para darles mi recomendación como me fue solicitada por lectores de Monterrey, sobre algunos libros acerca de este deporte, aclarando lo mismo que en las películas, estas recomendaciones son por el simple hecho de que me gustó la lectura y no sobre algún aspecto técnico de escritura o redacción:

El primero es They call me assassin, escrito por Jack Tatum profundo de los Raiders de los 70. Es un libro extraordinario que narra mucho de la mística de golpeo de aquella época. No lo he visto en español. Vale la pena. Lo pueden conseguir por compras virtuales. Además, Tatum escribió otros dos: They still call me assassin y Final Conffesions. Este último yo no lo he leído pero las reseñas me dicen que es bueno.

Un clásico que todo buen aficionado debe de leer es Tiempo suficiente para ganar. Está editado en español. Ahí su autor, el gran Roger Staubbach narra su vida como jugador de este deporte. Para los aficionados de los Vaqueros es lectura obligada.

Si quieres internarte y verdaderamente conocer la mística del futbol americano debes de leer When Pride Still Mattered: A Life of Vince Lombardi. Es una extraordinaria biografía del mítico coach de los Empacadores; y ahí podrás deducir el porqué de su filosofía de juego.

Y siguiendo bajo el mismo tenor, hay otro libro que debes de leer, pero ahora sobre el legendario Coach de Alabama y se llama: Bear: The Hard Life and Good Times of Alabama’s Coach Bryant ¡Buenísimo!

Para los aficionados de Dallas también hay un muy buen libro: Boys will be Boys que narra las peripecias incluso más allá del campo de juego del dominante equipo de los Vaqueros en los 90s. Hay cosas que no creerás.

Por último, aunque hay muchas más recomendaciones que podría hacer, está The genius, que narra la vida del extraordinario coach Bill Walsh, del fabuloso equipo de los 49’s. La figura de Walsh se alza incluso por encima de Joe Montana. Y no es un comentario herético. Léanlo y sabrán a qué me refiero.

Me despido con una frase del libro SNAKE The Legendary Life of Ken Stabler, hablando de su vida alocada mientras jugaba como QB en sus mejores tiempos.

“Yo sabía que lo que hiciera en mi vida antes de cada partido no afectaría a mis compañeros, por eso lo podía hacer. Además, a las mujeres y al alcohol hay algo que no les gusta: los cobardes que renuncian”, Ken Stabler.

Ya me extendí demasiado por esta ocasión. La próxima semana continúo con el resto de los jugadores de la NFL nacidos en México.

Nos leemos en la próxima edición.

Foto: NFL/Aaron Duster

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en FacebookTwitter y LinkedIn.

deportes, Football, futbol americano, NFL, NFL 2020

Scroll to top