Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / DEPORTES

Mundo Fifí / Deportes

Big Shot

NFL semana 17. Crédito NFL Ric Tapia

Comienzan los Playoffs de la NFL 2020; esto es lo que esperamos

Se nos fue como humo la temporada regular de la NFL. Ahora viene la parte más emocionante, los Playoffs, en el que algunos aficionados se sienten felices porque sus equipos están listos para la batalla. Aunque a otros seguramente les invade la frustración e incluso el enojo por la temporada que tuvo su escuadra y no accedió a la postemporada, sin embargo, al final del camino, a todos los que nos apasiona este deporte disfrutamos por igual de esta etapa de la campaña y sin duda estamos listos para vivirla al 100 por ciento. En un año atípico para el planeta entero, al final la NFL logró cumplir con la primera etapa de la temporada sin un solo partido cancelado por temas de COVID-19 si bien es cierto, hubo algunos cambios en las fechas se terminó la campaña con todos los partidos cumplidos.

Por: Carlos Alberto Jiménez de la Vega.

Hubo por supuesto grandes decepciones en la campaña y sin duda alguna empecemos con los Vaqueros de Dallas, que en perspectiva tendrían una gran campaña y serían uno de los equipos a seguir con un draft que pintaba para reforzar los pocos huecos que se veían, sin embargo, fue todo lo contrario: un verdadero desastre con los errores del cuerpo de entrenadores; encabezados por Mike McCarthy con decisiones inverosímiles, con la peor defensiva de la liga dirigida por Nolan que, a decir verdad, jamás ha brillado en ese sentido en la liga, aunado a la lesión de Dakota Prescott que también hay que decirlo cuando se lesionó tenía un récord de 1-3 en la temporada y debemos sumarle la cantidad de lesiones que tuvieron al final, aún con la posibilidad de calificarse a la postemporada en su mediocre división terminaron solitos metiéndose el pie y pues ya de los señores Jones, ni hablamos.

Otros equipos que igualmente fueron decepción esta campaña, fueron los Vikingos de Minnesota con una gran nómina; los Cardenales de Arizona, que todo pintaba para que fueran el caballo negro y que también solitos se pusieron el pie. Qué decir de los Texanos, que pese a todo la actuación de Deshaun Jackson fue más que buena. Los “ya merito” Halcones de Atlanta, con un gran ataque. Y qué decir de los gitanos Raiders de las Vegas y los Delfines de Miami, que si bien es cierto fueron una sorpresa al final se desinflaron y perdieron el paso para quedar eliminados en la última semana.

Pero también tuvimos muy agradables sorpresas: ¿Qué decir de los Bills de Búfalo, por ejemplo? Ganó su división después de muchos años con un gran equipo y, además, bien dirigido con un mariscal de campo que se plantó bien en cada momento de la temporada.

Los Cafés de Cleveland, que rompieron la racha más larga de un equipo sin llegar a postemporada, aunque van a llegar goleados por el tema de COVID-19 al juego contra Pittsburgh con 4 titulares infectados más su entrenador; hicieron una campaña muy buena y sin duda alguna fue uno de los equipos que semana a semana le pusieron sabor a esta temporada.

Te recomendamos leer: Acabó el maleficio de los Bills

Los Bucaneros de Tampa Bay también rompió una racha muy larga sin entrar a Playoffs, de hecho la segunda más larga después de la de Cleveland, ahora comandados por Tom Brady y una gran defensiva.

Algunos datos duros de los QB en este 2020

  • Yardas por pase:
  1. Deshaun Watson 4,823
  2. Patrick Mahomes 4,740
  3. Tom Brady 4,633
  4. Matt Ryan 4,581
  5. Josh Allen 4,554
  • Porcentaje de pases completos:
  1. Aaron Rodgers 70.7%
  2. Drew Brees 70.5%
  3. Deshaun Watson 70.2%
  4. Josh Allen 69.2%
  5. T Bridgewater 69.1%
  6. Russell Wilson 69.1%
  • Mejor Rating:
  1. Aaron Rodgers 121.5
  2. Deshaun Watson 112.4
  3. Patrick Mahomes 10.2
  4. Josh Allen 107.2
  5. Ryan Tannehill 106.5
  • Yardas ganadas por pase completo:
  1. Deshaun Watson 8.9
  2. Kirk Cousins 8.3
  3. Aaron Rodgers 8.2
  4. Patrick Mahomes 8.1
  5. Josh Allen 7.9
  • Pases de Touchdown:
  1. Aaron Rodgers 48
  2. Tom Brady 40
  3. Russell Wilson 40
  4. Patrick Mahomes 38
  5. Josh Allen 37
  • Yardas ganadas por tierra:
  1. Lamar Jackson 1,005
  2. K. Murray 819
  3. Cam Newton 592
  4. Russell Wilson 513
  5. Taysom Hill 457

Y así quedaron los juegos de este fin de semana un sábado y un domingo lleno de NFL.

  • Sábado 9 de enero 12:05 hrs. Potros de Indianápolis vs. Bills de Búfalo.
  • Sábado 9 de enero 15:40 hrs. Carneros de los Ángeles vs. Halcones Marinos de Seattle.
  • Sábado 9 de enero 19:15 hrs. Bucaneros de Tampa Bay vs. Washington.
  • Domingo 10 de enero 12:05 hrs. Cuervos de Baltimore vs. Titanes de Tennessee.
  • Domingo 10 de enero 15:40 hrs. Osos de Chicago vs. Santos de Nueva Orleans.
  • Domingo 10 de enero 19:15 hrs. Cafés de Cleveland vs. Acereros de Pittsburgh.

Vamos pues a los pronósticos por:

¿Qué esperamos en la primera semana de la postemporada NFL?

Por: Luis Enrique Campos Meléndez.

Llegamos a la primera semana de la postemporada de la NFL con los equipos plenamente definidos. Empezamos en la Semana 18 con los juegos entre comodines, con los Potros dándose un buen agarrón con los Bills en lo que es un enfrentamiento colosal. Los Cuervos seguramente recuerdan la eliminación la temporada pasada que les propinó la escuadra de los Titanes. Van a ser unos encuentros muy interesantes en la Conferencia Americana.

En contraste, en la Conferencia Nacional, los Santos reciben a los Osos en quizá el choque más desigual del próximo fin de semana.

Esto es el balance de mis pronósticos de la Semana 17:

  • 14 aciertos
  • 2 desaciertos

En esta jornada hablaré de cada uno de los encuentros que yo veo más interesantes tratando de justificar claramente mis pronósticos, después haré un breve recorrido por los otros juegos y como ya es un hábito, cerraré con la muy pedida Nota Final en el Plan de Juego.

Bills de Búfalo vs. Potros de Indianápolis

Sábado 09 de enero a las 12:00 hrs. en el Ralph Wilson Stadium.

Los Bills terminaron la campaña con un registro de 13-3 cerrando con un aplastante triunfo contra los Delfines. Lo más interesante de todo es que el candidato a llevarse el MVP esta temporada Josh Allen condujo una ofensiva alienígena que en los tres últimos partidos sin más promedió 48 puntos anotados. El mariscal Allen impuso además una marca para el equipo de 45 anotaciones en una sola campaña. Con lo anterior me refiero a que Búfalo llega a los Playoffs dando notas elevadísimas.

¿Son incrédulos? Pues ahí les va esto: la ofensiva en cuanto a yardas totales combinadas terminó en segundo  lugar en toda la liga con 396. Un promedio de 31 puntos por encuentro. Pero lo mejor es un ataque aéreo constante generando casi 290 yardas aéreas por choque. Si alguno no ve eso como contundente, entonces yo ya no sé que es la contundencia en este juego.

Josh Allen está jugando endemoniadamente bien. Con 4,544 yardas aéreas y 37 anotaciones está completando 7 de cada 10 pases lanzados con una ganancia promedio de 8 yardas. Además de esto cuentan con un cuadro de receptores extraordinario empezando por el número 1 de toda la liga: Stefon Diggs con 1,535 yardas, Cole Basley con casi 1,000 y John Brown junto con Gabriel Davis como receptores secundarios con 500 yardas en promedio por los dos, hacen una gama de opciones prácticamente imparable.

Quizá lo único cuestionable sea su ataque terrestre, y no por ello quiero decir que es deficiente, sino que no está a la altura de la ejecución aérea.

Con un total de 1,723 yardas ocupa el lugar 20 en toda la liga. Y de las cuales el chaparrón David Singletary ha hecho 687. Poseen además un corredor que en lo particular, me gusta mucho que es Zach Moss que ataca la línea rapidísimo y tiene unos cambios de velocidad impresionantes. No sé por qué no le han dado más vida, pero seguramente sus 480 yardas serían muchísimo más y me atrevería a decir que superaría fácilmente a Singletary, si lo tomaran más en cuanta en el plan de juego.

Si hablamos de su defensa. Pues las cosas ya no son tan buenas. De hecho, esta es la mayor área de oportunidad que poseen. Con un equipo defensivo que permite 352 yardas combinadas y 23 puntos por encuentro por partido, pues estamos hablando de que la mejora es necesaria en extremo en este rubro para seguir avanzando en la postemporada. E insisto: no es que estén muy mal, pero equipos con grandes cualidades ofensivas y una defensiva profunda muy agresiva los podría dañar mucho.

Sigan por favor a Jordan Poyer #21, es un esquinero que verdaderamente domina una de las habilidades más difíciles del futbol americano que es taclear a campo abierto. Baja rapidísimo a la línea y por esa simple razón es el líder en tacleadas del equipo con 91 en solo y 33 en asistencia.

Desde el otro lado del parque las cosas tienen logros muy buenos. Los Potros, al llegar con un registro de 11-5, están aquí por derecho propio, y créanme que no es algo menor.

Durante toda la temporada, el mariscal Philip Rivers se mantuvo en un nivel constante de juego arriba del promedio de la liga. Con 4,170 yardas aéreas y 24 anotaciones estamos hablando de que este hombre se encuentra en los 10 primeros lugares en toda la liga; algo que no es poca cosa. Con 378 yardas combinadas y 28 puntos por encuentro estamos hablando de poder. Y no un poquito de poder, sino mucho poder. Para mí el ataque está desbalanceado entre el terrestre y el aéreo. El hecho es que prácticamente dependen de un receptor quien es T.Y Hilton que hace y deshace todo el ataque por aire de Rivers. Eso limita mucho las posibilidades.

El ataque terrestre es otra cosa con Jonathan Taylor y sobre todo con Marlon Mack, quienes han sido una vía agresiva cuando se trata de lograr yardas. Excelente combinación de jugadas a lo largo de toda la línea. Su defensiva no es una perita en dulce, permite solo 332 yardas combinadas y 22 puntos por encuentro. Mucho mejor balance que Búfalo en términos generales.

El problema que yo veo aquí es su actuación rasgando en lo mediocre al cierre de la temporada. Solo les digo que terminaron 2-4 con equipos con registro ganador. Algo que pensar.

Para mí, sin importar lo bueno que han jugado, no son rival suficiente para Búfalo y el coach Fran Reich tendrá que conformarse con llegar a esta semana de comodines.

Los Bills siguen avanzando. A ver quién los para.

Titanes de Tennessee vs. Cuervos de Baltimore

Domingo 10 de enero a las 12:00 hrs. en el LP Field.

Lo mejor que tiene Tennessee es el equipo ofensivo, y dentro de esto está el ataque terrestre, eso está representado por el tren de medianoche llamado Derrick Henry. Este hombre está acarreando el balón de una manera más que extraordinaria.

Con 127 yardas producidas por juego y 17 anotaciones, Henry rebasó las 2,000 yardas, situándose como el mejor corredor de toda la liga. ¿Eso es mucho? Solo como referencia, el extraordinario Dalvin Cook de Minnesota cerró la campaña en segundo lugar, pero más de 500 yardas por debajo de Derrick Henry. ¡Aguas!

El mariscal Ryan Tannehill logró superar las inconsistencias y logró alcanzar las 4,150 yardas aéreas consiguiendo 24 anotaciones. Nada mal sobre todo si se tiene en cuenta que tuvo un comienzo de temporada medio errático.

Y cuando me refería a que el ataque terrestre es lo mejor que tiene, no dije que su ataque aéreo fuera malo: solo consideren que tienen un tripleta de receptores abiertos encabezada por el incomparable Adam Humphries, con el velocista A.J. Brown y el habilidoso Corey Davis que en yardas totales combinadas han logrado 5,000. ¡Diablos! Es para dar miedo, ¿no?

El punto que merece atención por parte del cuerpo de entrenadores de los Titanes es el equipo defensivo. Y solo como estimulante mental les comento que en los últimos dos encuentros, Tennessee cedió 78 puntos. Eso por donde lo quieran ver es muy malo.

Por el otro lado del parque, las cosas también lucen soleadas y felices. Los Cuervos después de tener algunos problemas con el protocolo de COVID-19 a mitad de temporada, se repusieron y han logrado 5 victorias de manera consecutiva. Llegan cabalgando en caballo de hacienda a la postemporada.

El MVP del año pasado Lamar Jackson ha conseguido en esos mismos encuentros un promedio de 37 puntos por partido. Eso por donde lo quieran ver es muy bueno.

En cuanto a la defensiva la cosa es diferente para los Cuervos comparados con los Titanes. Su defensa es muy buena y solo permitió 18 puntos por encuentro. Y si consideramos que en defensa contra la carrera, ¡aguas Derrick Henry! Es la número 8 con 108 yardas y en defensa aérea es la número 6 con 221 yardas ambos indicadores por choque, pues imagínense la calidad de juego que vamos a tener.

Quizá Henry pueda balancear un poquito el partido, pero en verdad no imagino como la defensiva de Titanes pueda detener el poderío ofensivo de los Cuervos. En un partido de altos vuelos en términos de anotaciones, Baltimore manda a casa a Tennessee.

Acereros de Pittsburg vs. Cafés de Cleveland

Domingo 10 de enero a las 19:00 hrs. en el Heinz Stadium.

Voy a dejar a un lado mi tradicional análisis de planes de juego y desempeño individual y colectivo estadístico y propondré otra manera de ver este encuentro.

Aquí tenemos que empezar con los siguientes elementos: los Cafés derrotaron a los Acereros la semana pasada. Con el mariscal Baker Mayfield jugando de maravilla aseguraron su boleto a postemporada desde 2002. Piensen en eso un momento. Recuerden también que Cleveland vivió momentos críticos debido a la pandemia que amenazó con dejarlos completamente fuera de la temporada. Eso merece mucho crédito. Pero también hay que comentar que vencieron a un Pittsburg sin muchos de sus jugadores titulares incluyendo al extraordinario Ben Roethlisberger en la Semana 17. Y que esa misma escuadra de Pensilvania les pegó durísimo en la Semana 6 con una diferencia en el marcador de 30 puntos.

Ahora bien, el equipo del joven coach Kevin Stefanski tuvo un desempeño mediocre contra equipos ganadores obteniendo un registro de 2-4. Con esto quiero decir que llegaron a 11 victorias derrotando a equipos que no representaban mayor problema en términos reales.

Por el otro lado, los Acereros, después de llevar un registro de 11-0, perdieron 4 de 5 partidos al final de la temporada. Eso habla que no llegan tan embalados como se esperaría, sin embargo, Pittsburg hizo bien en no mostrar mucho del plan de juego planeado para esta primera semana de Playoffs, en el partido de la semana pasada. Muchos aficionados apuestan porque su defensiva hará el trabajo sucio y se levantará como baluarte para que los Acereros obtengan el triunfo.

Ahora bien, ¿lo anterior podría darle algún atisbo de esperanza a los Cafés? Desde mi perspectiva creo que sí.

Pienso que Cleveland trabajará arduamente en el diseño y ejecución de un plan de juego donde privilegie el ataque terrestre para aliviar la presión que puedan ejercer sobre el QB Baker Mayfield. Y si eso se combina con la falta de ataque por tierra de los Acereros, pues esto ya hace espeso al chocolate.

Para mí los Cafés, bajo las luces brillantes de Pittsburg, se llevan el encuentro.

El resto de los Playoffs lo veo así:

Halcones Marinos de Seattle vs. Carneros de Los Ángeles

Sábado 09 de enero a las 15:30 hrs. en el Century Link Field.

Si yo fuera el coach Sean McVay estaría muy preocupado en este momento pensando si el mariscal Jared Goff estará listo para este fin de semana o dependeré nuevamente de la actuación de Wolford. Esto no es poca cosa. Aquí estamos hablando de que los Carneros se juegan el futuro y la cosa cambia drásticamente dependiendo quien este atrás del centro.

Pero, si somos objetivos, aunque las posibilidades aumentan mucho si el QB Goff juega este sábado, tampoco es que por su sola presencia puedan ganar. De hecho, antes de salir lesionado en la Semana 16, le habían interceptado tres veces en sus tres últimos partidos anotando el mismo número de veces. Eso no es echar llamaradas al mundo entero cuando toma el balón precisamente. Recuerden tan solo esa horrible derrota contra Seattle por 20-9.

El punto importante aquí es que se enfrentan a una endiablada ofensiva dirigida por uno de los candidatos a MVP llamado Russell Wilson, quien lanzó para 42 anotaciones promediando 4 touchdowns en cada juego de la temporada regular. El punto flaco de Seattle es su defensiva y sobre todo la aérea. Habría que diseñar un plan de juego de tal forma, que el ataque sea constante e inhumano para el perímetro de los Halcones. Esto podría ser la oportunidad de Los Ángeles de meterse en el partido presionando mucho a Wilson a través del tremendísimo tacle defensivo Aaron Donald. Pero, aunque eso pase, yo no puedo ver de qué manera los Carneros van a evitar la debacle sobre todo si Goff no está atrás del centro. No hay mucho más que agregar, tan solo que los Halcones Marinos se llevan la victoria.

Washington Football Team vs. Bucaneros de Tampa Bay

Sábado 09 de enero a las 19:00 hrs. en el Fed Ex Field.

Piensen en esto un minuto: Un coach hijo de migrantes latinos que es despedido de su equipo previo, a principios del año siguiente es diagnosticado con cáncer. Un mariscal que tuvo una lesión fortísima al que prácticamente le tenían que amputar la pierna y que puso en peligro su vida. Un propietario de la franquicia que usando su irreflexiva gestión llevó al desastre al equipo. Y aun con todo eso, la escuadra pudo llegar a los Playoffs. Este bien podría ser un argumento para una película deportiva estilo Hollywood además creada sobre hechos reales. Fantástico ¿No lo creen así?

Pero todo lo anterior no va a ser importante en el momento que se enfrenten al súper héroe Tom Brady y al resto de los Bucaneros de Tampa Bay. Brady lanzó para 40 anotaciones comandando una ofensiva que alcanzo 31 puntos por partido. Súmenle a Antonio Brown que por cada recepción obtiene casi 11 yardas y promedia 60 yardas por partido y mézclenlo con un tal Rob Gronkowski, que parece ser que el tiempo no ha pasado por él. Entonces tendrán una ofensiva explosiva.

Pues si esto fuera un guion de película, entonces frente a todo presagio WFT llegaría con todo en contra, y dando un extraordinario partido ganaría el encuentro. ¡Diablos! Eso sería un maravilloso cierre para el coach Ron Rivera, Alex Smith y en general para todo el equipo, pero desafortunadamente esto no será así. La realidad es cruda y por más que trate de encontrar argumentos lógicos para este final feliz, no los encuentro.
Los Bucaneros ganan este choque por un amplio marcador. Triste final de película.

Santos de Nueva Orleans vs. Osos de Chicago

Domingo 10 de enero a las 15:30 hrs. en el Mercedes Benz Súper Dome.

Imagínense que debe de estar pensando el futuro miembro del Salón de la Fama el QB Drew Brees estos días. Con la posibilidad de retirarse al término de esta campaña, pensará cualquier cosa menos que este será el último encuentro de su vida.

Con esto en mente, el coach Matt Nagy de Chicago debe de meditar nervioso que su escuadra va a adentrarse al Sur Profundo del Bayou y con un registro de 8-8 pretenderán vencer a la poderosa escuadra de los Santos que alcanzó un nada despreciable registro de 12-4.

En verdad creo que las palabras sobran. Con un juego de postemporada tan desigual, los análisis son superfluos ya que todos llegaran al mismo punto de encuentro sin hacer estudios de mucha profundidad.

Para honor de los Osos, aquí debo de recordar que después de perder 6 partidos consecutivos a principios de la temporada, el cuerpo de entrenadores de Chicago enderezó el barco y lograron llevar a esta escuadra a los Playoffs. Eso es a todas luces plausible.

De cualquier modo, deben de tomar en cuenta los siguiente: los Osos perdieron 6 juegos de 7 contra equipos con registro ganador. ¡Ouch! Y si somos más contundentes también les recuerdo que su entrada a la postemporada se debió en gran medida por las victorias sobre Jaguares y Tejanos… ¡Vamos! Perdieron con los Leones del tristemente célebre conservador coach Patricia.

Lo único aquí que puede hacer interesante el encuentro es que Chicago no tienen nada que perder. Debe desde mi punto de vista, hacer un plan de juego muy agresivo aprovechando que su mariscal Mitchell Trubisky parece que recibió inyecciones de células madre y está muy rejuvenecido en este cierre de campaña. Pero con todo eso, no esperen una sorpresa en este encuentro. Lo Santos comerán oso al estilo rústico cajón.

Nota final en el plan de juego

He recibido una cantidad inmensa de comentarios donde se ensalza o critica a los comentaristas deportivos de las cadenas televisivas que trasmiten los encuentros de futbol americano. Obviamente me han pedido mi opinión acerca de esas cadenas y de cada uno de los integrantes de esos equipos de narración.

Antes que nada, quiero aclarar que no soy estudioso de las ciencias de la comunicación. Soy neófito e ignorante por completo de los pormenores y detalles, así como de las grandes corrientes que los comunicólogos de profesión dominan. Pero en mi pobre defensa puedo argüir que soy una persona que entiende el buen español, la plática fiable y el proceso de comunicar ideas. Aunado a este me considero un buen conocedor, nada excelso, por cierto, del futbol americano; deporte que practiqué por años, y que tuve también la oportunidad de participar como coach en diferentes categorías. Creo que eso me da el derecho de opinión a este respecto.

Aclarado lo anterior, voy a tratar de hacer una crítica objetiva de lo que he escuchado y he visto a lo largo de muchos años de ser un fanático de este deporte y ver partidos a través de la televisión.

Es frustrante escuchar a gran parte de los comentaristas dar opiniones en los encuentros que narran. Básicamente después de la mayoría de los partidos que veo mis sentimientos son encontrados; por un lado, me gusta la naturaleza del juego, de su propia ciencia y en general disfruto cualquier encuentro televisado sea cual fuere el resultado y los contendientes, pero por otro lado, me frustra a un nivel muy elevado escuchar la sarta de incongruencias, tonterías y errores de la gran mayoría de comentaristas. Es tal el grado de desazón que me invade, que en un número importante de juegos en función de quienes conformen el equipo de transmisión, decido si le bajo el volumen o de plano cambio de canal.

El problema de todo estriba, según mi opinión, en la falta de conocimiento del deporte. Y con esto me refiero no solo al entendimiento básico de las reglas y de la práctica del juego, sino también al conocimiento profundo del deporte que te da la capacidad de analizar, cuestionar e incluso criticar el desempeño de jugadores y de entrenadores, aunando además la experiencia única de haberlo practicado. Y es que en este punto la casi totalidad de los comentaristas distan mucho de haberlo ejercido y de detectar y polemizar profundamente las estrategias de juego.

Y entiendo también que el juicio y crítica genera polémica, pero ésta se debe de construir en un claro conocimiento del tema, y sobre esa base, plantear opinión y replantear contrapuntos. Eso es tan natural como dos teólogos dirimiendo sus diferencias en religión, dos físicos discutiendo puntos de vista encontrados en la teoría de cuerdas o dos conocedores de un deporte ventilando pensamientos antagónicos. Pero contrario a lo anterior, tener que soportar las perogrulladas, argumentos sin sentido y lo peor de todo, el análisis profundo de lo obvio es una verdadera monserga.

Es a todas luces más fácil enumerar a los comentaristas que inteligentemente intervienen, que aquellos que suponen ser eminencias en el futbol americano. Con mucho respeto les comento que esta es mi lista, sé que es discutible y acepto contra puntos. Y además por ahí voy a concluir:

Joaquín Castillo es un gran conocedor del deporte, sus comentarios son atinados y reflejan análisis muy rápidos y coherentes de lo que acontece en el momento. Es una lástima que haya sido cesado de TV Azteca. Creo que le convendría a muchas cadenas llevárselo y subir el nivel de competencia en la narración del encuentro.

Carlos Rosado, desde mi perspectiva, es un buen analista del deporte. En un porcentaje mayúsculo de sus acotaciones acierta y no solo eso, llega a plantear elementos interesantes en sus aportaciones. Debo de confesar que no siempre estoy de acuerdo con él, pero eso no es obstáculo para reconocer su talento.

Raúl Allegre evidentemente tiene una infinidad de aciertos en las aportaciones que hace. Sin duda su experiencia en la NCAA y NFL es una gran plataforma para aportar elementos de mucha ayuda para el entendimiento del acontecer de un partido. Lo único criticable, pero pasable, es que su narración es medio sosa y lenta.

Alvaro Marin muy decente es su estilo e intervenciones. Ahora es el narrador oficial en español de los partidos de los Acereros. No del todo de mi gusto, pero pasaría desde mi punto de vista con el mínimo indispensable.

Pablo Viruega tiene una forma que me gusta, su objetividad es agradable y claramente refleja un muy buen conocimiento del deporte. Señalo aquí, que disto de concordar en muchos conceptos que él esgrime y comparte de este deporte, pero nada de esto le quita sus buenos análisis.

Si nos vamos por cadenas de transmisión, a través de mi opinión yo las calificaría en este orden:

Si lo que buscan es simplemente ver de manera secundaria la trasmisión de un encuentro, y no les importa la calidad de los análisis o de plano no les interesa nada lo que se comenta sobre el partido, entonces Televisa es su opción.

Si pretenden pasar un buen tiempo viendo un enfrentamiento de futbol americano y son hasta cierto punto tolerantes con las deficiencias técnicas de las observaciones del partido, pues sintonicen Fox Sports. Bájenle al volumen cuando intervenga todos, excepto Carlos Rosado. Créanme que no vale la pena escuchar a los demás.

Si buscan comentarios más acertados, coherentes y técnicos sobre el partido que están disfrutando entonces vean ESPN. Ignoren a todos menos a Raul Allegre y a Pablo Viruega. No acepten todo lo que comentan como acto de fe, pero si deben de considerar que lo que hablan tiene un muy buen sustento.

Ahora si lo que buscan es solo divertirse y emocionarse con las narraciones de un encuentro, averigüen que está haciendo Enrique Garay y si continúa en el negocio de la comunicación en este deporte, sintonícenlo. No pretendan llevarse algo más que gritos y frases llenas de emoción, pero al final será ameno.

Y si conocen a alguien de Recursos Humanos en alguna televisora, sugiéranle que contrate a Joaquín Castillo. Les prometo que elevara mucho el nivel del equipo de comentaristas.

Ahí queda mi apunte. E insisto va con mucho respeto.

Nos leemos en la próxima edición.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Google NoticiasFacebookTwitter y LinkedIn.

Football, futbol americano, NFL, NFL 2020, NFL 2021, Playoffs

Scroll to top