Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / CULTURA

Mundo Fifí / Cultura

Big Shot

Ian Curtis, Joy Division. Foto: Especial

Vívelo en casa: Ian Curtis…Perdió el control

Por: Lizbeth García Colin y Aldo García Colin

El 18 de mayo se cumplieron 40 años de la muerte de Ian Curtis, vocalista de legendaria banda Joy Division, fanáticos de su música se reunieron en el cementerio de Macclesfield (Cheshire, Inglaterra) lugar donde descansan sus restos.

En la lápida quedo grabada la fecha de su muerte 18-05-80 y el título de la canción “Love Will Tear Us Apart” (el amor nos separó).

En 1956 Stretford, localidad de Manchester, Inglaterra, nació Ian Kevin Curtis, su sensibilidad y rebeldía desde muy niño lo llevaron a crear grandes poesías, mismas que se ven reflejadas en sus canciones, gracias a grandes influencias literarias como Jean Paul Sartre y Franz Kafka.

Ian Curtis se inició en el mundo de la música, después de asistir a un concierto de los Sex Pistols, en donde empezaría una gran historia de culto, al conocer a Peter Hook, (bajista)  Bernard Sumner, (guitarrista) y Stephen Morri (baterista); así lograron la agrupación Warsav donde ya eran conocidos dentro del punk, más adelante cambiarían el nombre por Joy Division, ante la antipatía que sentían por los nazis.

Te recomendamos leer: La etiqueta de vino y cómo descifrarla

Su primera grabación fue An Ideal For Living la cual contenía los tracks “Warsaw”, “No Love Lost”, “Leaders of Men” y “Failures. Con este primer EP, la disquera Factory, dirigida por Tony Wilson, puso en la mira el primer contrato que le dio a la banda. Tras experimentar su creatividad musical, el potencial fue tan increíble que lograron ser de las fuertes bandas de Inglaterra.

Después del boom con la disquera, la fama alcanzó a Ian Curtis, la manera tan original de interpretar sus canciones llevaron a la agrupación a ser reconocidos por toda Europa.

Mientras el triunfo alcanzaba a Joy Division, Ian Curtis seguía padeciendo fuertemente los ataques epilépticos que cada vez lo debilitaban más, sumado a esto sus fuertes depresiones, ansiedad, su debilidad por las drogas, el alcohol y la pronta fama con la que no sabía lidiar lo iban llevando al precipicio. A los 18 años de edad se caso con su amiga y compañera de escuela Deborah Woodruff, con quien tuvo una hija a la que llamaron Natalie Curtis.

La vida tan fugaz de Ian Curtis a los 23 años, provocó poner los ojos en un nuevo amor llamado Annik Honoré, periodista que entrevistó a la banda, ahí iniciaría su relación amorosa, misma que terminó hasta el día de su muerte. Ian Curtis estaba pasando por un terrible momento melancólico, el cual lo llevo a quitarse la vida.

Fue el 17 de mayo de 1980, cuando después de una discusión con su esposa Deborah Woodruff, Ian le pide irse, tras sentirse en soledad y melancolía, su entorno depresivo lo llevaba a planear su muerte. Pasadas las 10:00 de la noche, se especula que Ian vería la película Stroszek (1977) de Werner Herzog, terrible historia depresiva con la que se identificó y aceleró el objetivo al cual se enfocó. Posterior a esto, mientras escuchaba ‘Sister Midnight’ del disco ‘The Idiot’ de Iggy Pop, se suicidó en la cocina de su casa, la cual estaba ubicada en el 77 de Barton Street, en la ciudad Macclesfield.

Ian Curtis fue encontrado sin vida al día siguiente por su esposa Deborah y el 23 de mayo fue incinerado.

Joy Division se consolido con tan solo dos discos grabados en estudio, dejando a “Unknown Pleasures” como legado para sus fans e influencia en bandas como The Cure, Interpool, Savages y The Horror, por mencionar algunas.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Facebook y Twitter.

Joy Division, música, Vívelo en casa

LO MÁS LEÍDO
Scroll to top