Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / CULTURA

Mundo Fifí / Cultura

Big Shot

Museo Memoria y Tolerancia. Foto: Cortesía

Museo Memoria y Tolerancia cumple 10 años de invitar a la reflexión

Este 18 de octubre, el Museo Memoria y Tolerancia cumple 10 años de vida y está de fiesta porque ha logrado invitar a la reflexión a través de la memoria histórica al mostrar los mayores ejemplos de intolerancia a los que ha llegado el ser humano, como son los genocidios.

En esta década, el recinto ha cumplido con la misión de la asociación no lucrativa que lo creó y ha trascendido como una autoridad en la temática relacionada a la memoria histórica de la tolerancia y los Derechos Humanos, tanto a nivel nacional, como internacional.

Su función se está cumpliendo: inculcar el valor de la tolerancia y la diversidad, alertar sobre el peligro de la indiferencia y la discriminación para crear una conciencia que derive en una acción social.

Te recomendamos leer: Arditti Arquitectos, diseño que trasciende

El Museo Memoria y Tolerancia (MYT) ha sido reconocido como uno de los 10 mejores muesos de la Ciudad de México por diversas organizaciones y medios. Le han otorgado premios y reconocimientos por su diseño y estructura: la Asociación Mexicana de Diseñadores de Interiores, el Consejo Iberoamericano de Diseñadores de Interiores, entre otros.

Obtuvo el reconocimiento al Compromiso con los Demás, Cemefi 2018. Y entre 2012 y 2017 se le otorgó el Trip Advisor Top Traveler’s Choice.

La creación del Museo Memoria y Tolerancia

El Museo Memoria y Tolerancia fue impulsado por la asociación civil ”Memoria y Tolerancia”, establecida en 1999. Esta asociación civil tenía el objetivo de crear el Centro Educativo del Holocausto y la Tolerancia y buscó a sobrevivientes del Holocausto para tomar sus testimonios para poder aprender de ellos y así poder enseñar a otros.

En 2003 los arquitectos de Legorreta recibieron la tarea de reconstruir la zona aledaña a la Alameda Central que fue dañada durante el terremoto de 1985. En el lugar se proyectaba construir edificios que albergarían al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y la Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno Federal, lo cual se convirtió en el Conjunto Juárez.

El proyecto del Museo Memoria y Tolerancia se integró a este conjunto en 2006 por los arquitectos Arditti + RDT.

En el atrio del museo se encuentra un cubo suspendido del Memorial de los niños asesinados en genocidios, el cual fue una obra realizada por Jan Hendrix en colaboración con los arquitectos.

Memorial de los niños asesinados en genocidios. Foto: Arquitectos Arditti + RDT
Museo Memoria y Tolerancia

Para sus diseñadores, los arquitectos Jorge y Arturo Arditti, este recinto forma parte de sus principales logros y el proyecto que más satisfacción les ha brindado.

Yo pienso que en el museo se conjugan ciertas cosas que difícilmente se pueden conjugar en otros proyectos, que es primero que nada, como arquitecto el lograr hacer un museo, es uno de los deseos que uno tiene porque un museo es una institución que te permite mucha libertad de diseño y que además es una institución fuerte socialmente. Entonces ya el que nos den un museo, ya es muy remunerante emocionalmente y a eso, si le sumas la parte que como ser humano o la temática como ciudadano de México, como habitante del planeta y como arquitecto, creo que hay pocos proyectos que puedan tener tanta conjunción de intereses para nosotros  como lo fue el museo memoria y tolerancia”, explicó Jorge Arditti en entrevista para Big Shot Media.

En tanto, para Arturo Arditti: “En gran parte  por lo que el museo significó para nosotros también en términos de nuestra educación, Jorge yo hemos platicado mucho de esto, el museo nos educó a nosotros, fue un privilegio hacer el museo, porque  no somos nosotros los que llegamos a transformar un terreno o un espacio nada más, sino llegó un proyecto que nos llevó a transformar a Jorge y a mí y a mi papá, en paz descanse, también como seres humanos. Porque nos hizo mucho más conscientes acerca de la importancia del respeto  ser humano y eso es invaluable el que un proyecto de eduque también a ti”.

El MYT en números (hasta 2019):

  • 3 millones 372 mil 901 visitantes (más de 400,000 anuales).
  • 282 mil 502 asistentes al Centro Educativo Truper.
  • 68 Exposiciones temporales y 3 millones 980 mil 487 seguidores y usuarios del sitio web.
  • 181 mil 819 niños becados.
  • 147 mil 070 maestros han visitado el museo.
  • Mil 400 cursos impartidos en el Centro Educativo Truper.
  • 270 mil 309 niños han visitado la Isla MYT Sésamo.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en FacebookTwitter y LinkedIn.

arquitectura, cdmx, museo, museo memoria y tolerancia, museos

Scroll to top