Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / CULTURA

Mundo Fifí / Cultura

Big Shot

El túnel de Ernesto Sabato. Foto: Getty Images

Libros en tiempos de cuarentena: El túnel

El túnel, del escritor argentino Ernesto Sabato, no es una novela de detectives, ni de confesión de un crimen, todo lo contrario.

Entre el encierro voluntario que llevamos y la saturación de noticias por la pandemia de Covid-19, siempre se va agradecer leer una novela corta e intrigante que nos lleve a escenarios reflexivos acerca de la concepción del amor, la desilusión, la soledad y otros sentimientos que todos experimentamos en nuestras vidas.

Ernesto Sabato, en su obra El túnel, nos traslada a la historia de un afamado pintor, Juan Pablo Castel, personaje principal que asesina a la persona que más ha amado en la vida, al menos, eso es lo que él cree. ¿Te imaginas hasta dónde podemos idealizar a una persona? ¿Cómo diferenciar el amor de una obsesión?

El escritor argentino ha dejado grandes huellas en la literatura. En 1984 recibió el Premio Cervantes, galardón que distingue a la obra global de un autor en lengua castellana.

Te recomendamos leer: 5 libros para que no extrañes los museos

Desde entonces, Ernesto Sabato se caracterizó por su literatura reflexiva, psicológica y con grandes cuestionamientos existencialistas del comportamiento humano.

La historia de El túnel comienza cuando Juan Pablo Castel relata desde la cárcel todos los acontecimientos que lo llevaron a cometer aquel crimen:

Basta decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iturbide; supongo que el proceso está en el recuerdo de todos y que no necesitan mayores explicaciones de mi persona”.

El túnel no es una novela de detectives, ni de confesión de un crimen, todo lo contrario. Es una novela contextualizada desde una personalidad trastornada, cruel y narrada con la serenidad de un hombre que se cree normal.

La trama principal de la historia inicia cuando Castel expone sus obras más recientes ante periodistas y el gremio artístico, sin embargo, se frustra al darse cuenta que nadie logra visualizar un detalle en uno de sus cuadros. Para el pintor, el verdadero valor del cuadro, está en el horizonte que dibujo a través de una venta.

Entre frustración y enojo, se da cuenta que una joven mira fijamente esa ventana y permanece en silencio. Este acto para él representa un gran asombro, factor principal para comenzar a idealizar a María; según él, la mujer que tiene la capacidad de entenderlo y pensar como él.

Foto: Getty Images

Lo peculiar de esta historia es que está contada desde la perspectiva del protagonista, esto lleva a cuestionarte como lector, ¿hasta qué punto una persona puede ser víctima de su obsesión y obtener el perdón?¿Hasta dónde se justifica un asesinato? ¿La soledad es el gran mal que te lleva a idealizar a una persona?

Al final, como el nombre lo dice, se llega al túnely es que en todo caso había un sólo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida”.

¿Por qué debe leer El túnel?

Muchos críticos de la literatura han señalado que esta novela debe ser leída porque describe perfectamente los escenarios de maltrato, machismo y violencia hacia las mujeres.

Aunque la novela fue escrita en 1948, logra reflejar las acciones y actitudes de un perfil maltratador y violento para apoderarse de su víctima, quien después es asesinada.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en FacebookTwitter y LinkedIn.

Argentina, Leer, libros, Libros en tiempos de cuarentena, literatura, recomendaciones de libros

Scroll to top