Big Shot
Buscar
Buscar

MUNDO FIFÍ / CULTURA

Mundo Fifí / Cultura

Big Shot

Galina Rymbu, poeta rusa. Crédito Universidad de Colorado

La poesía, una forma de protestar de las escritoras rusas contemporáneas

Ante el arresto y una condena de seis años por los cargos de “propagar pornografía”, y las múltiples multas de las que ha sido objeto la rusa Tsvetkova de 27 años, bajo la ley de “propaganda gay”, la poeta rusa Galina Rymbu de 30 años, alzó su voz para apoyar a esta mujer también rusa y escribió un poema titulado Mi Vagina.

Las protestas contra un Estado ruso cada vez más opresor contra las mujeres y la comunidad LGBTQ comenzaron hace tres años en las cocinas de las casas de las poetas. De ahí surgió F pis’mo’s, cuyo estilo experimental permite una mayor expresión personal cuando se trata de temas feministas en la poesía rusa contemporánea.

Para Rymbu, la poesía es una forma de hacer política y de protestar. “Creo que la poesía y el lenguaje, en términos más amplios, son capaces hoy de cambiar el mundo políticamente hablando”. Esta artista está convencida de que el cambio es urgente.

El clima político de Rusia se está volviendo cada vez más hostil hacia los activistas de los derechos humanos. El arresto de Tsvetkova es un claro ejemplo de cómo el Estado tiene en la mira a los activistas de alto perfil y los está encerrando.

Durante el mandato del presidente Vladimir Putin ha habido una ola de legislaciones contra las mujeres y la comunidad LGBTQ. En 2017 se despenalizó la violencia doméstica y se hizo la ley contra la propaganda gay, además, en julio de 2020, se hicieron cambios a la constitución donde se define le matrimonio como sólo la unión entre un hombre y una mujer; así como el que Putin se quede en el poder hasta 2036.

El gobierno ruso prohíbe que las mujeres hagan algunos trabajos, y tienen muy poca representación en la elaboración de las leyes de su país. Rymbu cree que estos actos fueron en parte los que causaron y dispararon las recientes protestas por parte de las minorías en Rusia.

“Decidimos crear un grupo y una plataforma para demostrar que somos muchas y para exhibir nuestro trabajo”, ha declarado Rymbu a la revista Time. Otros grupos similares se han creado en Moscú y Yaketarinburgo.

Rymbu pertenece a una nueva generación de poetas rusos que están utilizando el lenguaje como una forma de protesta política. Están retando al Estado y las normas patriarcales y sociales con una poesía que surge de su propia experiencia. En el 2017 se creó una comunidad de poetas feministas y de la comunidad LGBTQ: F pis’mo’s o Escritura F, que combinaban el activismo con el arte como una forma de apoyar a los movimientos de los derechos civiles en su país.

Te recomendamos leer: La artesanía relojera ya es Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad

La colectividad comenzó sus protestas con un taller de poesía que iniciaron en las cocinas de sus casas en San Petersburgo en enero del 2017 cuando Rymbu entre otras escritoras decidieron expresar su descontento.

Gradualmente las reuniones se fueron haciendo en diferentes espacios como galerías de arte o librerías y para noviembre de 2018, F pis’mo creó la primera revista rusa así como la primera plataforma en línea dedicada a literatura feminista y alternativa.

“La poesía es un diálogo. Quisiera ver que los libros se conviertan en diálogos o diálogos múltiples para sus lectores y que inspire más conversaciones con el mundo”, afima Rymbu.

Una nueva antología de poesía llamada La letra F: Nueva poesía feminista rusa, F pis’mo, se abrió un espacio donde se tradujeron al inglés por primera vez muchos poemas de la colectividad de escritoras de ese país.

Lida Yusupova nacida en Siberia hace 57 años, es una de las poetas que trabaja el tema de la violencia sexual, publicada en inglés en nuevas publicaciones bilingües.

Por su parte, a finales del 2016, Oksana Vasyakina de Moscú, hizo una publicación casera de su poema Viento de Furia, una meditación lírica sobre el rol de la mujer basado en la violencia de género. Repartió 3,000 ejemplares a mujeres en Moscú, a algunas provincias rusas y a Ucrania y Bilorusia. Además de que subió su obra a la plataforma Vkontakte, en un gesto de activismo.

En 2019 ganó el prestigioso Premio Lyceum para autores jóvenes. A los 31 años dirige un taller de escritura y organiza lecturas de poesías en apoyo a activistas como Tsvetkova y las hermanas Kachaturian. “Pienso que la poesía es una lámpara que ilumina áreas que estaban oscuras, áreas de experiencia y lenguaje”, afirma Vasyakina.

La colección La vida en el espacio de Rymbu, acaba de salir hace un mes y La cicatriz que conocemos de Yusupova estará a la venta en febrero del 2021.

Mi Vagina, de Rymbu
Hacer una revolución con la vagina.
Hacer una libertad con uno mismo.
Pienso, que tal vez la vagina, de verdad derrocará a este Estado,
y saque al presidente ilegítimo…

Expresar experiencias personales a través del arte es una forma de libertad y de resistencia para los poetas. “Por primera vez en muchos años, las mujeres no tienen miedo de hablar de sí mismas, de hacer que otras personas las vean, de expresar sus problemas, de que se exprese su cuerpo, todo”, afirma Egana Djabbarova de 28 años, una mujer feminista lesbiana proveniente de una familia musulmana quien vivió en carne propia estrictas reglas de comportamiento.

“Rymbu tiene un voz virtuosa y completamente nueva que expresa en un modo muy claro y translúcido, cosas increíblemente importantes que la gente no había dicho”, afirma Eugene Ostashevsky, poeta, traductor y profesor de la Universidad de Nueva York con sede en Berlín, quien trabaja en las traducciones de Rymbu y co-editó la Antología de la Letra F.

“Históricamente los poetas rusos han estado trabajando el sonido, el lenguaje y la técnica mientras que los versos libres modernos, y el estilo del flujo de la conciencia que trabajan las jóvenes poetas, en su mayoría nacidas después de la caída del muro de Berlín (1989), liberan las estructuras rígidas y apuntan a nuevas formas de pensamiento y habla”, explica Ostashevsky y añade: “Esto es lo que vuelve política a la poesía: es el ser el que se expresa como un ciudadano”.

Con información de la revista Time

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Google NoticiasFacebookTwitter y LinkedIn.

LGBTQ, poesía, poetas, protestas, Rusia

Scroll to top