Big Shot
Buscar
Buscar
Tendencias
Blank

Tendencias

Big Shot

¿Qué tan preparadas están las empresas frente a un nuevo escenario comercial? Foto: Getty Images

T-MEC: ¿están listas las empresas mexicanas?

Por: PwC
¿Qué tan preparadas están las empresas frente a un nuevo escenario comercial? PWC México realizó una encuesta e indagó qué piensan los Big Shots.

El Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) ha puesto en la agenda pública temas fundamentales, como la situación del sector manufacturero, la necesidad de desarrollar nuevos proveedores, la transformación en la cadena de suministro y la relación comercial con China, entre otros.

Te recomendamos: La resiliencia de la industria turística ante una crisis

Las adiciones y modificaciones a los capítulos que hoy constituyen el T-MEC implican importantes cambios con respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Después de 13 meses de negociaciones, el 30 de septiembre de 2018 Canadá se unió al principio de acuerdo verbal entre México y Estados Unidos para firmar un nuevo pacto comercial trilateral que llevará por nombre Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), o USMCA, por su sigla en inglés. La cobertura mediática generó una fuerte expectativa en el sector empresarial del país, lo que provocó un entorno de incertidumbre.

Sin embargo, y como era de esperarse, una vez que los gobiernos de los tres países llegaron a un nuevo acuerdo, la incertidumbre se terminó y con ello empezó una nueva etapa de análisis y evaluación acerca del impacto que las reglas del T-MEC traen consigo.

¿Cómo se preparan las empresas ante el T-MEC?

Para conocer cómo se están preparando las organizaciones mexicanas frente al nuevo acuerdo comercial con Norteamérica, llevamos a cabo una encuesta entre el 11 y el 26 de octubre de 2019. En general, los resultados muestran que los tomadores de decisiones consideran que el nuevo tratado no provocará grandes cambios en el sector empresarial mexicano.

Este punto llama la atención, puesto que nos lleva a preguntarnos si las empresas mexicanas han realizado una evaluación rigurosa de todos los procesos que deberán transformar para alinearse a las regulaciones que establece el nuevo pacto, o simplemente se mantienen a la expectativa de cómo pueda modificarse de acuerdo con el curso de aprobación por parte de los tres países.

Más de la mitad de los participantes en la encuesta considera que las disposiciones en el T-MEC no impactarán a su empresa en comparación con el actual TLCAN, y uno de cada tres afirmó que beneficiarán a su empresa.

Cabe destacar que el 23% de los participantes fueron Chief Financial Officers (CFO’s), 19% pertenece a la Junta Directiva y el 17% fueron Chief Executive Officers (CEO’s). Asimismo, las industrias con mayor participación fueron la manufacturera (23%), automotriz (15%), sector consumo (10%), servicios profesionales (9%) y tecnología (7 por ciento).

Conforme a las nuevas disposiciones del T-MEC, 62% de los encuestados afirma estar “muy dispuesto” a seguir invirtiendo y operando en Norteamérica. Para 21%, esta cuestión le es indiferente, mientras que 17% respondió estar “poco dispuesto” a continuar invirtiendo en la región.

¿Considera que las disposiciones del T-MEC beneficiarán o perjudicarán a su empresa, en comparación con el actual TLCAN?

En ese sentido, podemos mencionar que el gobierno de Estados Unidos introdujo a finales de 2017 una reforma fiscal con la que se redujo la tasa de impuesto corporativo del 35% a 21% para fomentar las inversiones.

El país norteamericano es el segundo destino (China es el primero) que más inversiones recibirá por parte de los directores de empresas que conforman el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), de acuerdo con los resultados de la APEC CEO Survey 2018.

Algunos de los puntos más destacados en el T-MEC son el incremento de contenido regional en ciertos sectores, como el automotriz (de 62.5% hasta 75%), y adiciones en los capítulos referentes en materia laboral, anticorrupción, medio ambiente, entre otros.

Cuando se les preguntó cómo se verán afectadas sus inversiones en los próximos seis años con la entrada en vigor del T-MEC, 67% de las empresas dijo que estas se mantendrán igual, 27% dijo que aumentarán y solamente 5% considera que disminuirán.

Más de la mitad de los encuestados contestó que la disposición que más le preocupa del nuevo acuerdo comercial son los cambios en las reglas de origen y certificación, seguido de la adición de capítulos nuevos y cambios en procedimientos de auditoría.

¿Qué disposiciones del T-MEC son las que más le preocupan?

No obstante, al preguntar a los participantes qué tanto se vieron modificadas estas reglas en los productos que utilizan para su operación, 47% contestó que se vieron poco modificadas, el 39% dijo que se mantuvieron igual y un 14% señaló que se vieron totalmente modificadas.

De acuerdo con el diario The Washington Post, los cambios en las reglas de origen restarán competitividad a la región, ya que el nuevo acuerdo manifiesta que se debe cumplir el contenido regional para ser acreedor a tarifa cero incluso si los costos se elevan, particularmente en el sector automotriz.

Resalta que la mayoría de los participantes de la encuesta (87%) señaló que su empresa está preparada o en proceso de preparación para atender y acatar las nuevas reglas de origen cuando el T-MEC entre en vigor.

acuerdo comercial, Canada, empresarios, empresas, estados unidos, inversiones, inversionistas, libre comercio, PWC, Recomendado, T-MEC

Scroll to top