Big Shot
Buscar
Buscar
Tecnología
Blank

Tecnología

Big Shot

La pregunta ya no es si se debe estar vendiendo en internet, la pregunta es ¿porque tu empresa ha tarda tanto en ingresar al comercio electrónico?

Ventas en internet: ¿Por dónde empezar?

Las ventas en internet es un tema que sin duda está en boca de todos: marcas, consumidores, medios de comunicación e influencers en redes sociales, han reconocido la importancia de esta inevitable evolución del comercio electrónico.

Como en cualquier negocio, lo primero y más importante para que como compañía o bien si eres dueño de una pequeña y mediana empresa ( PyME), puedas entrar con paso firme al comercio electrónico es que deben gustarte los retos en lo que haces o vendes actualmente; además de dominar tu producto y conocer bien a tus clientes; ya que existen un número importante de habilidades y capacidades empresariales que debes poner en práctica, si quieres que tu negocio en la red sea rentable y no un penoso episodio de pérdidas en tus libros contables.

El e-commerce no sólo en sí mismo trae oportunidades para las marcas o negocios que se están sumando, sino que de manera complementaria y hasta paralela, representa oportunidades de negocio para están dispuestos a trabajar duro.

Las capacidades que tu empresa debe contar para tener un buen inicio en las ventas por Internet incluye:

1. Capacidad de administración operativa integral, para detectar a través de los datos que el negocio vaya generando, las oportunidades, retos en materia de productos, vida del inventario, rentabilidad, etc.

2. Capacidad tecnológica mínima, para operar una tienda en internet, ya sea en la modalidad Marketplace, como Amazon y Mercado Libre; o bien, la más avezada que es tu propia tienda en línea, la que demanda un nivel técnico más especializado ya sea con especialistas o soluciones autoadministrables robustas, que soporten tráfico web e integración con tus sistemas administrativos.

3. Generación de demanda, marketing en línea y atención a clientes. Estos tres puntos son cruciales al momento de iniciar o escalar tu negocio, ya que conociendo lo que vendes, debes saber a quién lo vendes, para planear dónde y cuándo venderlo.

El marketing en línea, ya sea a través de un especialista o empresa para determinados proyectos que llenen huecos en tu plan de marketing o bien, personal especializado dedicado 100% a tu negocio. Finalmente, la atención a clientes, la cual puedes automatizar con Chat-bots programados (son económicos) desde tu pagina web y redes sociales.

4. Logística para la entrega de tus productos. Un tema que se vuelve un dolor de cabeza sobre todo cuando no se calculan los costos y se toman decisiones al momento que impactan la rentabilidad de cada venta, ¡cuidado con eso!

5. Contabilidad y facturación electrónica. El proceso que nadie quiere ver pero que es un pilar clave de un negocio en línea. La facturación electrónica puedes automatizarla con sistemas montados en tu tienda en línea o desde el marketplace desde el cual estés vendiendo.

Recuerda que la contabilidad, pago de impuestos y facturación oportuna (aunque no te pidan factura), es crucial para que tu empresa tenga buena reputación frente a la autoridad fiscal y bancos, en caso de que requieras solicitar créditos para continuar creciendo y no lo puedas hacer por descuidar este importante aspecto de la venta por Internet.

6. La capacidad de tus clientes para calificarte.

Este es un paradigma difícil de entender para algunos dueños de negocio o empresarios que se resisten a los cambios, pero la realidad es que los tiempos cambian y no hay nada más importante para reforzar la reputación de tu marca que lo que piensan tus clientes.

La reputación de una marca es considerada por las grandes corporación y marcas como un activo intangible tan importante como el nombre.

El comercio electrónico está llegando a más sectores

Sectores “tradicionales” como el inmobiliario, cuyo modelo de negocio es a largo plazo, es uno de los que ha recurrido al e-commerce para reforzar su imagen, vender mucho más y sobre todo, alcanzar a clientes en latitudes lejanas.

Este sector, que en México ha expresado preocupación por una ralentización en el primer semestre del 2019, están volteando al e-commerce para lograr colocaciones más agresivas de sus desarrollos a través de la generación de demanda en internet y operaciones en línea como apartado, pago de anticipos y descuentos significativos si un cliente se registra en internet.

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) el comercio electrónico en México creció 20% durante 2018, lo que está provocando que la demanda de espacios, cerca de las principales ciudades de la república para ubicar centros de distribución se encuentre en franco crecimiento (la oportunidad para desarrolladores y empresas inmobiliarias).

Las empresas de logística relacionadas con el e-commerce, ya ocupan en México el 31% del espacio industrial disponible, requiriendo más espacio por ejemplo que las industrias automotriz o manufacturera, esto de acuerdo a datos publicados por el periódico El Financiero y la consultora inmobiliaria CBRE.

Otro sector que está aprovechando de manera magistral el comercio en línea es el de logística. El transporte seco, el transporte refrigerado, los servicios de entrega rápida, las camionetas, tortons y containers, medios de transporte y sistemas logísticos, sistemas de bandas transportadoras, sistemas de controles de inventarios, sistemas robotizados para surtir mercancías; tienen una gran oportunidad por la relativa facilidad operativa y descentralización que el comercio en línea ofrece.

Poco a poco la forma de hacer llegar productos a los clientes está cambiando y los comercios que ajusten sus sistemas serán los que tengan un mayor campo de acción; a pesar de la aparente ventaja de las grandes empresas logísticas transnacionales, el e-commerce tiene la ventaja de emparejar las cosas para quien opera eficazmente.

A nivel local, las empresas tienen un enorme reto que superar en materia de entregas rápidas, productos en perfecto estado, intactos y en el dia y la hora prometida.

Estos dos ejemplos ilustran que para entrar al juego del comercio electrónico no es necesario vender productos como tal, sino que una idea o servicio bien estructurado, tiene grandes oportunidades en países como México, donde esta actividad está en ciernes.

De hecho, el comercio electrónico no está cerrado a los profesionales, ya que programadores de computadoras, diseñadores gráficos, editores de cine y una enorme cantidad de freelancers, venden sus propios servicios en plataformas como México Freelance o Workana.

Por lo que la pregunta ya no sería si se puede o se debe estar vendiendo en internet, la pregunta es ¿porque tu empresa está tardando tanto en encontrar una estrategia para ingresar al comercio electrónico?

comercio electrónico, e-commerce, empresas, internet, pymes, tecnologia, ventas

Scroll to top