Big Shot
Buscar
Buscar
Tecnología
Blank

Tecnología

Big Shot

Los pagos electrónicos ya son una realidad para el sector bancario alrededor del mundo. Foto: Getty Images

Bigtech: ¿la nueva amenaza del sector bancario?

Las bigtech tienen la capacidad suficiente para irrumpir en el negocio tradicional de la banca y convertirse en una verdadera “amenaza” para el sector, aunque por el momento no parecen interesadas en la captación de depósitos, advirtieron los socios de KPMG, Ramón Cañete y Francisco Uría.

Aunque por el momento las bigtech no parecen interesadas en la captación de depósitos, sino únicamente en segmentos de la actividad financiera en las que pueden conseguir sinergias con su negocio principal, estas compañías “no se manifiestan de manera abierta en sus intenciones”, lo que quiere decir que, en un momento dado, pueden cambiar de estrategia, dijo Ramón Cañete durante la presentación del informe ‘La banca ante las bigtech‘, elaborado por KPMG y Funcas, que analiza un entorno en el que las grandes tecnológicas han conseguido diversas licencias para poder operar como entidades de pago o de dinero electrónico y para ofrecer crédito.

Capacidad para hacerlo tienen, para ellos no supondría ningún problema y, aunque hoy por hoy lo que está moviendo a las bigtech es la línea de prestación de servicios a clientes y de mejora de la experiencia del usuario, esto está muy abierto y, si cambian las circunstancias, quién sabe”, reflexionó el socio responsable de transformación de KPMG en España.

El socio responsable del sector financiero de KPMG en España, Francisco Uría, dijo que las bigtech “no parecen tener apetito en tomar depósitos porque eso atrae una regulación financiera más exigente”, por lo que estas compañías están optando por aliarse con bancos en otras áreas de regulación más ligera, como los pagos, aunque no descarta que “les entre hambre dentro de un par de años”.

Te recomendamos: Fintech salvaría a Pymes ante panorama económico

En este escenario, el informe elaborado por KPMG y el think tank Funcas concluye que el riesgo que tiene para el sector bancario la irrupción de las grandes compañías tecnológicas irá en aumento conforme las bigtech avancen en la recuperación de la confianza de los usuarios, poniendo en juego los potenciales ingresos y la pérdida de la interacción directa con los clientes y los datos que esto genera, un periodo que los bancos deberían aprovechar para seguir evolucionando y adaptándose a las nuevas formas de interacción con sus clientes.

El estudio constata que la irrupción de las grandes tecnológicas en el sector financiero puede constituir “una verdadera amenaza para el sector” si se atiende a las preferencias de los clientes, pues dos de cada cinco contratarían servicios financieros en Google, Amazon o Apple, mientras que el 47% estaría dispuesto a abrir una cuenta con alguna de estas compañías.

Sin embargo, atendiendo a las pretensiones de las grandes compañías tecnológicas, “no parecen interesadas en dedicarse al negocio bancario tradicional, complejo y con poca rentabilidad”, por lo que el informe concluye que “no deberían ser una gran amenaza”, aunque sí están tratando de penetrar en parcelas de la actividad financiera en las que pueden conseguir sinergias con su negocio principal.

En este escenario, KPMG consideró que los datos serán “la clave” que marcará las relaciones entre clientes, bancos y bigtech. En este sentido, la banca juega con “algo de ventaja” en cuanto ha que ha sido capaz de mantener, hasta el momento, la privacidad de los datos de los clientes, mientras que la confianza de los usuarios en las grandes tecnológicas “se está viendo erosionada por una combinación de explotación y brechas de privacidad”.

Mientras estas empresas recuperan la confianza, “el sector financiero debería aprovechar este tiempo para seguir evolucionando y adaptarse a las nuevas formas de interacción con sus clientes”, señala el estudio, que apunta a que este proceso puede verse impulsado y apoyado mediante colaboraciones entre las entidades y las bigtech.

Funcas alerta: si no hay regulación, ganarán las Bigtech

Durante la presentación del estudio, el director de estudios financieros de Funcas, Santiago Carbó, ha alertado de que si no se regula la protección de datos desde el ámbito competitivo, “las bigtech tienen las de ganar”.

“Si no se aclara el panorama del monopolio del control de los datos, las bigtech tienen las de ganar. Las bigtech van a conseguir los datos que les faltan, el regulador debe ser consciente de que ya no solo hay que regular la solvencia o el blanqueo de capitales, hay que regular también la protección de datos desde el ámbito competitivo: el futuro se lo están jugando con lo que pase en la protección de datos”, ha advertido Carbó.

En esta línea, el socio de KPMG Francisco Uría consideró que el eje no es la regulación financiera, sino la protección y privacidad del cliente. “Si esas reglas son comunes, muchos de los problemas se resolverían, y la mejor manera de hacerlo es que el cliente decida a quién le da sus datos”, explicó.

bigtech, fintech, sector bancario, tecnología financiera

Scroll to top