Big Shot
Buscar
Buscar
Industrias
Blank

Industrias

Big Shot

Grupo PSA y Fiat Chrysler crearían el cuatro grupo de automoción mundial, con unas ventas combinadas de unos 8.7 millones de unidades al año. Foto: Europa Press

¿Qué implica la fusión entre PSA y Fiat Chrysler?

Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y PSA, fabricante de Peugeot, Citroën u Opel, iniciaron negociaciones para la formación de un nuevo consorcio automovilístico, que se convertirá en el cuarto fabricante mundial de automóviles y permitirá a las dos empresas alcanzar unas sinergias anuales de unos 3,700 millones de euros.

Los consejos de vigilancia de las dos firmas automotrices han aceptado trabajar para una fusión, con una participación en la misma del 50% por cada una de ellas. La previsión es que se firme un memorando de entendimiento en las “próximas semanas”.

De concluir de forma positiva estos trabajos, Grupo PSA y Fiat Chrysler crearían el cuatro grupo de automoción mundial, con unas ventas combinadas de unos 8.7 millones de unidades al año y una facturación en el entorno de los 170,000 millones de euros al año.

Las dos firmas apuntaron que la combinación de sus negocios generará ahorros anuales de 3,700 millones de euros, gracias a la utilización eficiente de los recursos para el desarrollo de plataformas de vehículos a gran escala, así como en el campo de los motores y en las compras de componentes.

Las compañías capitaneadas por Carlos Tavares y John Elkann estiman que el 80% de estas sinergias se podría alcanzar en un período de cuatro años, aunque calculan un ahorro de 2,800 millones de euros que se anotará en el momento de completar la operación.

No se cerrarán plantas

El comunicado conjunto de las dos empresas explica que la formación de este grupo conjunto no conllevará el cierre de plantas y la intención es que la nueva corporación resultante tenga su sede en Países Bajos.

El nuevo grupo formado por PSA y FCA:

  • Cotizará en los índices Euronext (París), así como en Milán y en Nueva York.
  • Podría mantener “presencia significativa” en las actuales localizaciones de la firma en Italia, Francia y Estados Unidos.
  • El consejo de administración de la nueva compañía estará formado por once miembros y contará con John Elkann, presidente de FCA, como presidente, mientras que Carlos Tavares, máximo responsable de Grupo PSA, será el consejero delegado por un período de cinco años.

Tavares explicó que la convergencia de las dos firmas aporta “valor significativo” a los accionistas y “abre un futuro brillante” a la nueva empresa combinada.

El consejero delegado de Fiat Chrysler, Mike Manley, indicó que FCA tiene una “larga historia” de cooperación “exitosa” con PSA y se mostró convencido de que podrán crear una “compañía líder de movilidad global”.

Pasos previos a la fusión de PSA y FCA

Por otro lado, las dos compañías explicaron que antes del cierre de esta operación de fusión FCA distribuirá un dividendo especial de 5,000 millones de euros entre sus accionistas y los de su filial Comau, mientras que PSA se deshará entre sus accionistas de su participación del 46% en el fabricante de componentes Faurecia.

La salida de PSA en Faurecia servirá para que la dos firmas tengan una participación igualitaria en las sinergias que se generarán tras la operación. Además, el nuevo grupo contará con una “amplia cartera” de producto que cubrirá todos los segmentos de mercado.

Esta propuesta de fusión entre los dos conglomerados automovilísticos está actualmente en un proceso de consultas y está pendiente del cierre de las condiciones finales, que se plasmarían en un próximo memorando de entendimiento.

Se esperan sinergias positivas: Fitch

La agencia de calificación crediticia Fitch considera que las sinergias resultantes de la posible fusión entre los fabricantes de automóviles podrían ser un factor de crédito positivo a medio plazo.

La firma destacó que la unión de los dos grupos generaría sinergias brutas anuales de unos 3,700 millones de euros con costes de implementación de 2,800 millones de euros.

“Los productos clave que se lanzarán en los próximos dos o tres años ya se han desarrollado por separado, y pasarán algunos años antes de que se puedan desarrollar motores y plataformas conjuntas y consolidar las alineaciones de vehículos”, detalló Fitch.

Te recomendamos: Así es el nuevo auto eléctrico de Audi

“No obstante, creemos que cualquier beneficio demorará al menos dos o tres años en materializarse”, asegura la agencia.

El grupo combinado se beneficiará de una amplia diversificación geográfica. PSA tiene una presencia significativa en Europa, mientras que la mayoría de los ingresos de Fiat provienen de América del Norte.

Según las ventas pro forma, la entidad combinada PSA-FCA sería el segundo mayor fabricante de automóviles en Europa y uno de los cuatro primeros en América del Norte. En América del Sur, Fiat Chrysler es fuerte en Brasil, mientras que PSA tiene una posición sólida en Argentina. China, sin embargo, seguiría siendo una debilidad.

La agencia advierte que las decisiones futuras de los accionistas de PSA y FCA serán cruciales para garantizar una integración fluida de las operaciones. Así considera que coordinar los intereses de varios accionistas “puede ser un desafío”: el Estado francés, la familia Peugeot y Dongfeng Motors poseen cada uno una participación del 12,2% en PSA, mientras que la familia Agnelli controla el 29% de FCA.

Italia no posee ninguna participación en FCA, pero tanto el gobierno francés como el italiano podrían desempeñar un papel en la definición de la futura huella industrial del grupo combinado en Europa y en las decisiones de racionalizar la estructura de costes del grupo.

autos, empresas, Fiat Chrysler, Fiat Chrysler Automoviles, fusión, industria automotriz, PSA

Scroll to top