Big Shot
Buscar
Buscar
Entrevistas
Blank

Entrevistas

Big Shot

Juan Antonio González Moreno, Director General de Gruma.

La tortilla que enamora al mundo

Con un CEO de la talla de Juan Antonio González Moreno, Gruma es un gigante que pisa fuerte en 112 países con ventas superiores a los 370 millones de dólares y el margen de utilidad más alto en la industria nacional e internacional.

El reporte RepTrak 2019, que enlista a las empresas con mejor reputación, y que encabeza el reconocido Reputation Institute, ubica a Maseca dentro de su top 50. Sin duda un resultado muy coherente dada la huella que Gruma, consorcio mexicano al que pertenece esta marca de alcance global, fundada en 1949 en Cerralvo, Nuevo León, por Roberto González Barrera, y que ha dejado una profunda huella gracias a una gestión operativa que le ha permitido extender sus límites a buena parte del planeta con una serie de productos que, abarcan desde tortillas de maíz y trigo, hasta pastas y snacks, por mencionar unos cuantos ejemplos.

Cimentar una trayectoria de esta envergadura sólo es posible con un liderazgo de primer orden como el de Juan Antonio González Moreno que, en su papel de CEO, ha más que duplicado el valor de la empresa desde que tomó la responsabilidad en 2013. Hoy, es un gigante con presencia en 112 países y 79 plantas en operación con marcas globales como Maseca y Mission, y de otras líderes locales como Guerrero en Estados Unidos, Tortiricas y Tosty en Costa Rica. Además de su consabido liderazgo en la producción de harina de maíz y tortillas en el mercado internacional, Gruma es un importante competidor en los segmentos de flatbreads como wraps, naan, pan pita, chapatti, base de pizza, así como pastas, condimentos y palmitos.

El impulso innovador de la empresa se ha reflejado en las regiones donde compite ”

Gruma es una compañía en constante lanzamiento de innovaciones al mercado, como es el caso de los grits de maíz para la producción de cerveza, snacks, y cereales. Por otro lado, figuran una serie de alimentos orgánicos como Mission Tortilla chips Organics en el mercado estadounidense, y su categoría de snack horneado de maíz comercializado en México y en el vecino del norte bajo la marca Mission. A esto se le suma su línea de antojitos que incluyen mezclas preparadas de tamales, chorreadas y empanadas, entre muchos otros.

LIDERAZGO INTERNACIONAL

Este impulso innovador de la compañía se ha cristalizado en todas las regiones donde compite. Algunos buenos ejemplos son productos como Mission Artisan, en Estados Unidos, Mission Wraps, en Australia, ambas opciones para quienes buscan sabor y alimentos nutritivos; Mission Paninas (albahaca y orégano) en México. Además, se une a la lista de innovaciones una línea de productos enfocados para el público infantil como Tosty Activa-T (snacks bajos en grasa y sodio) comercializados en Costa Rica, Mission Mini Wraps, en Reino Unido, por mencionar sólo unos cuantos.

En su carácter de empresa pública, Gruma es modelo en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), entidad en la que cotiza desde 1994 con un desempeño tradicionalmente rentable para beneficio de su grupo de accionistas. Cabe señalar que también llegó a cotizar por un tiempo en la New York Stock Exchange (NYSE), bolsa en la que se desenlistó en 2015.

A la conquista

Gruma A la Conquista

Responsabilidad social

Fundación Gruma

Esta iniciativa inició sus funciones en 2004 con el fin de ayudar a personas en estado de vulnerabilidad, a través de organizaciones de la sociedad civil mexicana sin fines de lucro o instituciones públicas que atienden poblaciones desfavorecidas. Sus principales líneas de acción son: filantropía estratégica, desastres naturales, nutrición infantil y vocación de servicio.

Los temas en los que se enfoca son:

  • Alimentación
  • Nutriciión
  • Desarrollo comunitario
  • Asistencia social
  • Derechos humanos
  • Desastres naturales
  • Discapacidad

Hospital infantil de México Federico Gómez

En 1994, bajo el patrocinio de GRUMA se estableció la primera oficina de la dirección de desarrollo y patronato para profesionalizarse incrementar la procuración de fondos, desarrollo de eventos y actividades en la labor que realizaban los patronos a favor del hospital. Sus principales líneas de apoyo han sido becas de especialización a médicos adscritos en los mejores centros de pediatría del mundo, equipo de alta tecnología, y programas de actividades educativas y lúdicas, así como espacios en beneficio de la salud de los niños.


Hoy, la empresa sigue siendo puntal bursátil con reportes positivos, como los de finales de 2017, año en el que logró ventas netas de aproximadamente 3,700 millones de dólares (mdd) de las cuales 73% provinieron de sus operaciones fuera de México, según reportes de la BMV.

El grupo principal de accionistas detenta 46% de los títulos, mientras que 54% corresponde al público inversionista, quienes han dado la pauta para que la compañía haya realizado inversiones de 209 millones de dólares en 2018.

CADENAS PRODUCTIVAS DE GRUMA

Desde su creación, Gruma ha orientado su día a día a la expansión de instalaciones, desarrollo tecnológico y consolidación de la eficiencia operativa. Sin embargo, una arista que forma parte del ADN de la compañía, desde el inicio, es su responsabilidad social; ímpetu que se traduce en el desarrollo de alimentos de alto nivel nutrimental, tecnología para generar elementos de carácter sustentable para generar la mínima afectación al medio ambiente.

Además de generar incentivos en las comunidades con las que trabajan, y apoyos sustanciales a sus colaboradores. “No basta con adquirir el maíz de los productores mexicanos; hay que ayudarlos a que sus procesos sean más eficientes, que dependan menos del temporal y que, con ello, se garantice a su vez la seguridad alimentaria en el país”, afirmó González Moreno a inicios de este año.

Te recomendamos: El legado de Jorge Vergara Madrigal

A estas acciones se suman inversiones y programas de desarrollo de cadenas productivas y comerciales en una dinámica que incluye a sus proveedores y empresas subcontratadas con las que establecen lazos de negocio. Por otra parte, Fundación Gruma es el brazo filantrópico de la compañía que opera desde 2004 con acciones encaminadas a atender a poblaciones marginadas ya sea con recursos en efectivo o especie.

Su estructura está diseñada para inyectar recursos a comunidades necesitadas y en situación crítica en temas de pobreza, enfermedades, discapacidad y migración; estos últimos golpeados por desastres naturales o por precarias condiciones económicas y sociales.

La iniciativa descrita ha dado como resultado tangible una notable mejora en la calidad y esperanza de vida de personas de todas las edades en líneas que se agrupan en filantropía estratégica, desastres naturales, nutrición infantil, y fortalecimiento institucional. Un buen ejemplo de esta vocación es, sin duda, el Hospital Infantil de México Federico Gómez; y del lado de la sustentabilidad destaca el Parque Nacional El Sabinal, ubicado en Cerralvo, Nuevo León (ver recuadro).

Pero las actividades extranegocio de esta emblemática compañía mexicana no se circunscriben solamente a la filantropía y compromiso con las comunidades, también extiende su obligación corporativa a la divulgación de la cultura, por ello, impulsada por su CEO, se dio a la tarea de acercar al público de Nuevo León la única réplica de la Capilla Sixtina autorizada por El Vaticano, esfuerzo realizado de la mano de Grupo Financiero Banorte.

“Comprometidos por México, el grupo financiero más cercano a los mexicanos, con 120 años de vida, y Maseca, empresa mexicana con una tradición de 70 años, apostamos por esta exposición única en el mundo, y la traemos como muestra de agradecimiento a quienes nos han apoyado”, señaló hace unos meses Juan Antonio González Moreno, quien añadió que la empresa a su cargo ha sabido salir al mundo y triunfar, por esa razón decidieron traer lo mejor de la cultura del mundo como esta obra, considerada de las más bellas e importantes de la humanidad.

Al cierre del primer trimestre de 2019 los números de Gruma destacan un sensible crecimiento en el volumen de ventas las cuales crecieron 1% respecto al mismo periodo de 2018 cuando reportó 971 mil toneladas métricas, para ubicarse en 985 mil toneladas métricas; crecimiento impulsado principalmente por los resultados de sus subsidiarias en Europa, Estados Unidos y México.

Las ventas netas aumentaron 6% para situarse en 18,579 millones de pesos, esto gracias a la mejora en el volumen de ventas y mejores precios promedio en Estados Unidos y México, además del fortalecimiento del dólar frente al peso.

Juan Antonio González Moreno, Director General de Gruma.
Juan Antonio González Moreno, Director General de Gruma.

Con la dirección de Juan Antonio González Moreno, Gruma se consolida como poderoso consorcio global con una rentabilidad de 15.3% en 2015-2017, un resultado que se explica por la adecuada gestión de este estratega, quien ha logrado que la compañía cuente con amplios márgenes de negocio dado que se calcula que, por cada 100 dólares que factura, 62 los utiliza en la producción de harinas y tortillas. Números envidiables para cualquier compañía en el planeta.

EL SABINAL

El Sabinal es un parque ecológico, desarrollado y cuidado por Gruma, que cuenta con 80,000 m2 de extensión con más de 700 sabinos. Se encuentra a cargo de el Patronato de Cerralvo A.B.P. Ubicado en Cerralvo, Nuevo León es el área verde más importante del municipio con instalaciones que cuentan con:

  • Realización de actividades relacionadas a la protección de los recursos naturales
  • Turismo
  • Educación ecológica
  • Alberca y chapoteadero
  • Asadores
  • Palapas
  • Áreas de snacks
  • Juegos infantiles
  • Foros al aire libre
  • Estacionamientos
  • Trenecito

GRUMA EN EL TIEMPO

Gruma nació en 1949 cuando Don Roberto González Barrera encontró un artefacto artesanal rústico en el que molía nixtamal seco.

AÑOS 50

Nace Maseca, nombre derivado de los conceptos masa-seca, que significa harina de maíz deshidratada.

AÑOS 80

Se consolida como empresa internacional con la adquisición de 10 nuevas plantas en EU, además de la construcción de un nuevo molino en Texas, que dio paso a Azteca Milling.

2000

Expansión a Europa con la construcción de la planta de tortillas de harina de trigo en Coventry, Inglaterra. Gruma deja de ser importador y pasa a ser productor de wraps.


2004

Gruma adquiere una planta de tortillas de trigo en Holanda y un molino de harina de maíz en Ceggia, Italia.

2010

Gruma Corp (filial de Gruma en EU) inaugura planta amigable con el ambiente y sustentable por lo que ganó el LEED Oro.

2012

Fallece Don Roberto González Barrera.


2013

Reconocida por Great Place to Work.

Big Shots, empresas, Entrevista, Juan Antonio González Moreno, Maseca, negocios, Tortillas

Scroll to top