Big Shot
Buscar
Buscar

BIG SHOTS /DIÁLOGOS BS

Big Shots / Diálogos BS

Big Shot

Jesse Damstra, director general de Royal Philips en México. Foto: Cortesía

Philips, la innovación al cuidado de la salud

En sus casi 130 años de existencia, Royal Philips ha sabido evolucionar de ser una compañía productora de lámparas de filamento de carbono y de manufactura electrónica para convertirse en una empresa diversificada de tecnología, salud y bienestar, que en el marco de la pandemia de COVID-19 ha tenido la oportunidad de mostrar su eficiencia y la fortaleza de su equipo a nivel mundial.

La innovación ha sido parte de su ADN desde su fundación en 1891 y fiel a su misión de mejorar la vida de las personas ha enfocado su experiencia en el desarrollo de tecnología que busca el bienestar y el cuidado de la salud.

Ni el impacto en las cadenas de suministro, ni la contingencia sanitaria, impidieron a la empresa a continuar con sus operaciones y servicios en más de 100 países en donde está presente para atender la demanda sin precedente de equipos médicos que ayudarán a diagnosticar y atender a pacientes con la enfermedad provocada por el coronavirus SARS-CoV-2.

En este contexto de incertidumbre, en julio de este año, Jesse Damstra fue designado como director general de Philips México.

Para Damstra, originario de los Países Bajos, esta circunstancia le ha permitido a él y su equipo ver día a día, cómo cumplen con la misión de la compañía, al ayudar a mejorar la vida de las personas de manera tangible.

“Un ejemplo de ello son los ventiladores y equipos de ultrasonido que entregamos este año para apoyar la lucha contra COVID-19 en México”, destacó en entrevista para Big Shot Media.

El directivo considera que parte de los buenos resultados operativos y el éxito de la compañía consiste en ver cómo es que gente cercana se beneficia de las soluciones que ofrece Philips y el trabajo que hacen diariamente.

Te recomendamos leer: Gaby León, la empresaria que quiere acabar con el COVID-19

“Tenemos la ventaja de que trabajamos en una industria que puede contribuir activamente a luchar contra el COVID-19 y eso nos inspira a mí y a mis colaboradores todos los días”.

Damstra dijo que ante la pandemia se observó un “cambio real” en el enfoque hacia la infraestructura de atención médica en el país para poder brindar atención de alta calidad a todos; “y la tecnología es clave para ello”.

Desde su llegada a México en 1939, la compañía de origen holandesa se ha enfocado en diseñar y proveer soluciones en distintas etapas del cuidado de la salud y acercar la tecnología a las instituciones de salud y a los consumidores.

“México es un país clave para Philips. Es el décimo país más grande por población y tiene un enorme potencial de crecimiento”, comentó el directivo, quien prevé un mayor crecimiento en este mercado al considerar que la infraestructura de atención médica en el país “aún está subdesarrollada”, un reto que fue evidenciado en la reciente emergencia sanitaria.

Las soluciones integrales que ofrece Philips están basadas en una combinación de equipamiento, aplicaciones informáticas y servicios que constantemente innovan en el sector salud.

“Creo que el punto fuerte de Philips es que nos reinventamos constantemente. Por ejemplo, la mayoría de nuestros ingresos provienen de productos y soluciones que se desarrollaron durante los últimos tres o cinco años. Eso resalta el hecho de que, si dejamos de innovar, nuestro negocio va a sufrir. Por eso la innovación está dentro de nuestro ADN”, explicó Damstra.

Philips, ejemplo de innovación, expansión y modernización

Para Jesse Damstra, quien ha colaborado en Philips desde 2011, el verdadero avance en la atención médica debe provenir de la gestión de datos. El dominar la tecnología con ese enfoque permitirá que la prestación del cuidado de la salud sea más eficiente y eficaz, lo que conduce a un mayor acceso a la atención y a una mejor calidad.

“Somos líderes en informática de la salud y contamos con la cartera más amplia para ayudar a los hospitales a gestionar sus flujos de datos de forma más eficiente”, destacó.

El “objetivo cuádruple”

El enfoque de desarrollo tecnológico de Philips pretende aumentar la eficiencia en la atención médica e impulsar innovaciones que ayuden a cumplir el “objetivo cuádruple”, el cual consiste en mejorar:

  • La experiencia del paciente.
  • Los resultados de salud.
  • La satisfacción y experiencia de los especialistas médicos.
  • Reducir el costo de la atención.

Entre las soluciones más recientes que Philips ha desarrollado y comercializa en México destacan Azurion, la solución de laboratorio de cateterismo para tratar a pacientes con enfermedades cardiovasculares de forma no invasiva; e Ingenia Ambition, el primer equipo de Resonancia Magnética (MR) que trabaja sin helio; por mencionar algunas.

La clave de Philips para mantener una excelencia operativa por casi 130 años

Medir constantemente el impacto de sus soluciones en los diversos sitios donde operan, ha sido esencial para que Philips logre mantener una eficiencia operativa que le permita enfrentar retos como los que actualmente se han presentado a nivel global.

Damstra explica que esto ha consistido en identificar qué acciones dentro de las operaciones comerciales realmente contribuyen a lo que pagan los clientes. Se enfoca en actividades reales ofrezcan un “valor agregado”.

“Ser excelente en las operaciones y simplificar los procesos significa que todos en la organización busquen constantemente formas de mejorar todos los aspectos de las operaciones. Incluye aspectos como la fabricación para la calidad y la gestión de inventario justo a tiempo. Pero también cubre la capacidad de respuesta de todas las operaciones, logrando la excelencia organizacional y operativa, mejorando la calidad de los productos y / o servicios y mejorando la satisfacción general del cliente”.

Sus clientes se han convertido en una parte esencial para comprender sus necesidades y poder ofrecer soluciones que atiendan los desafíos específicos que enfrenta cada institución o especialista con quien colaboran.

“En estos procesos de co-creación también acompañamos a los clientes para desarrollar soluciones basadas en la eficiencia operativa de sus hospitales, clínicas y centros de diagnóstico”.

El consejo de Jesse Damstra a las nuevas generaciones que buscan innovar

El director general de Philips México advierte que la innovación no significa solo nuevas tecnologías y nuevos productos, sino también en modelos de negocio que han rediseñado los ya existentes, como es el caso de Uber o AirBnb.

“Diría que primero deben centrarse en la innovación. Y una vez que lancen su producto o solución, deben asumir que estará obsoleto en un par de meses o años. Por lo tanto, no pueden sentarse y relajarse, pero deben seguir innovando para mantenerse a la cabeza de su industria”, advirtió.

“Si se comprometen con la innovación, es muy probable que se mantengan por delante de la competencia y creen su propio espacio. Sin embargo, implica un riesgo y hay que asumirlo”.

El futuro y sus retos

Entre los planes de la compañía para fortalecer su posicionamiento en el sector, Damstra, destaca el interés por aprovechar las fortalezas que actualmente tienen como empresa, combinada con su enfoque en la informática y las soluciones que ofrecen.

“Buscamos dejar de vender productos a nuestros clientes y pasar a construir asociaciones y soluciones juntos. Es un cambio de una relación transaccional a una asociación a largo plazo, y estamos en una posición única para cumplir esa promesa”.

En el tercer trimestre de 2020 la compañía holandesa logró un beneficio neto atribuido de 338 millones de euros, lo que representó una mejora del 64.9% en comparación con el resultado registrado entre julio y septiembre de 2019, según Europa Press.

En este periodo, las ventas de Philips a nivel global aumentaron 5.9% interanual, hasta 4,980 millones de euros, con un crecimiento de 35.9%, en el área de cuidados conectados, centrada en ventiladores de hospital, imagen diagnóstica y monitores, cuyos ingresos alcanzaron los 1,556 millones de euros, mientras que el segmento de diagnóstico y tratamientos se redujo 6.9% las ventas, hasta 1,971 millones de euros.

Pese a su participación en el sector de la Salud, la empresa no fue ajena al impacto económico que ha generado la pandemia de Covid-19. En los nueve primeros meses del ejercicio, Philips obtuvo un beneficio neto atribuido de 584 millones de euros, un 4.6% por debajo del resultado correspondiente al mismo periodo de 2019, mientras que los ingresos de la compañía sumaron entre enero y septiembre un total de 13,534 millones, en línea con la facturación del año anterior.

En su reporte trimestral, la compañía anticipa que al periodo 2021-2025 se pueda registrar una aceleración del crecimiento medio anual de sus ventas comparables a un rango de entre el 5% y el 6%, así como una mejora de entre 60 y 80 puntos básicos del margen del Ebitda ajustado, que alcanzaría un nivel próximo al 15% para 2025.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Google NoticiasFacebookTwitter y LinkedIn.

innovación, Jesse Damstra, Philips, Philips México, Recomendado, Royal Philips, sector salud, tecnología

Scroll to top