Big Shot
Buscar
Buscar

BIG SHOTS / DIÁLOGOS BS

Big Shots / Diálogos BS

Big Shot

La filosofía de Grisi es entregar artículos de alta calidad a precios justos. Foto: Walter Shintani

Grisi, una centenaria muy ‘maja’

Texto: Georgina Baltazar

A sus 157 años la firma mexicana se encuentra en excelente forma.
¿La clave? Fortalecer los músculos de la innovación y la internacionalización mientras escucha las tendencias del mercado.

Fundada en 1863 por José Grisi, médico emigrante italiano, quien al poco tiempo de llegar a México formuló un medicamento que aún prevalece en el mercado, esta corporación mantiene su filosofía centrada en obtener lo mejor de la naturaleza para entregar productos que cuidan la salud y la belleza de sus consumidores.

Además de manufacturar productos farmacéuticos, de higiene, belleza y veterinarios, se encarga de la distribución de otras marcas en México.

Para Alejandro Grisi de Lara, director general de Grupo Grisi, a pesar de la longeva trayectoria de la firma, las oportunidades no se agotan. Ahora mismo el objetivo es continuar su expansión a través de los mercados internacionales, la adquisición de otras marcas e incrementar su participación donde ya tiene presencia.

El grupo exporta sus productos a 25 países, el mayor volumen a Estados Unidos, de donde es originaria la compañía distribuidora que adquirió Grisi para atender al mercado hispano de la unión americana, que a finales de 2019 ya sumaba más de 40 millones de personas.

A fin de consolidar la logística en Europa, Grisi adquirió una compañía en España encargada de la distribución de líneas como Maja -de belleza y cuidado personal femenino- que es una de las favoritas en los mercados holandés y alemán.

Rentabilizar la empresa para alcanzar un balance entre costos y gastos para competir con las grandes transnacionales en precios es una oportunidad que siempre ha aprovechado Grisi. Aunque lo más importante es su apuesta por la innovación de ingredientes naturales integrada a su productos, reflexiona el directivo.

El objetivo estratégico es duplicar la facturación cada cinco años. Asimismo, Grupo Grisi pone especial énfasis en incrementar su EBITDA año tras año, ser una empresa socialmente responsable y procurar el desarrollo de sus 1,200 colaboradores internos.

Diversificación como premisa

Para esta corporación, crear otros negocios alrededor del principal ha sido clave. De ahí que tenga su propia planta de envases, tapas y etiquetas.

“Tratamos de que cada empresa sea eficiente y rentable; no cargar a una más que a las demás. Por ejemplo, que la imprenta sea competitiva a través de la venta de etiquetas a Grisi y a otros clientes, lo mismo la fábrica de tapas y botellas, o las compañías que distribuyen productos de otras marcas estadounidenses y europeas en México”, explica Grisi de Lara.

Alejandro Grisi de Lara, Director General de Grupo Grisi. Foto: Walter Shintani.
Alejandro Grisi de Lara, Director General de Grupo Grisi. Foto: Walter Shintani.

El grupo tiene un proceso de planeación estratégico donde todos los meses mide los principales indicadores establecidos como objetivos:

“Ahí se miden las ventas de las principales líneas, el EBITDA de la empresa, los gastos operativos entre las ventas, el costo de ventas entre las ventas, el número de negados (cuando falta mercancía, tratamos de surtir por lo menos al 98%), los días de entrega (debemos estar a menos de cuatro) y el inventario”, detalla.

Entre las marcas de terceros que distribuye el grupo se encuentran Just for Men, Bioré, KAO y Jergens.

“Esto hace más complicado el manejo de inventarios. Por ello creamos un proceso de planeación de la demanda donde participan áreas como mercadotecnia, ventas, operación y manufactura, donde ajustamos nuestros pronósticos para dar un servicio eficiente a nuestros clientes”, dice Grisi de Lara.

Te recomendamos: Pepe Jeans, a paso firme en México

De esta manera y, a través de otros indicadores, como ventas internacionales y participación de mercado, el grupo mide su eficiencia cada mes.

La filosofía de la compañía es entregar artículos de alta calidad a precios justos. “Realizamos muchas pruebas a cada producto para que todos cumplan su promesa. Es decir, si un champú dice que aclara el cabello porque contiene manzanilla, así es. De igual manera la crema que dice que contiene concha nácar es porque ese ingrediente fue incluido”, asegura el directivo.

Para Grisi de Lara, ese es uno de los diferenciadores de la compañía. Hay empresas que están sustentadas en marketing, anuncian beneficios en sus productos que no son reales. En cambio la firma de origen mexicano es reconocida por utilizar ingredientes naturales y entregar productos de calidad.

“Una vez que alguna persona o familia prueba un producto de la marca, lo sigue usando”, comenta.

Agilidad y excelencia

Pero no todo es miel sobre hojuelas. Grisi de Lara reconoce que el mercado de la belleza es muy competido y participan en su mayoría empresas transnacionales con economía a escala: “Tenemos que ser muy originales, inteligentes y eficientes para pelear con grandes monstruos”.

En este sentido, la agilidad es indispensable. El nicho de la belleza y el cuidado personal también está regido por modas de ingredientes y funciones de los productos.

Grisi cuenta con un laboratorio de investigación y desarrollo integrado por más de 30 especialistas, quienes trabajan en las formulaciones para sus marcas de medicamentos, higiene y belleza.

Otro soporte para alcanzar los niveles de excelencia que la marca ha mantenido durante tanto tiempo han sido los proveedores. Entre estos juegan un papel fundamental los de extractos naturales (desde manzanilla hasta aloe vera), las fragancias y los colorantes, por mencionar algunos de los ingredientes que dan vida a esta gama de jabones, champús, cremas, lociones y muchos más productos hechos por Grisi.

Estos aliados son fabricantes mexicanos, españoles y franceses, pues cada producto requiere un promedio de 40 materias primas.

Estos socios de negocio ayudan también a identificar las tendencias mundiales. En la cosmética de repente se ponen de moda ingredientes como el agave azul o el carbón activado.

“Tratamos de estar atentos y aportar a esas modas. Un ejemplo es el champú Organogal, hecho a base de extracto de nuez y cactus, que mantiene el tono oscuro del cabello o las canas platinadas”, comenta.

En contraste, también mantienen productos de tradición como La fragancia de la línea Maja, que proviene de flores naturales (como rosas y geranios). Aunque gran parte de las usuarias son mujeres de edad media y avanzada, generaciones jóvenes se suman a la predilección de esta gama, la cual incluye jabón, talco, crema, agua de tocador y maquillaje.

El diferenciador

En términos empresariales, Grisi de Lara aconseja la perseverancia:

“Hay muy buenas oportunidades en muchos mercados, busquen diferenciarse de la competencia, tener un objetivo definido y dar un mensaje claro a los consumidores”, pues una compañía que ofrece productos iguales a los de su competencia tendrá que competir con precio.

El arte de la perseverancia

Descubrir la historia de este grupo empresarial es hacer una revisión a la propia historia de México: la de sus modas, iconos de belleza y formas de comercio; rubros en los que la firma se ha empeñado en destacar durante más de 150 años.

Grisi es una empresa químico farmacéutica mexicana dedicada a elaborar y comercializar productos de origen natural para salud, belleza, higiene y nutrición.
Grisi es una empresa químico farmacéutica mexicana dedicada a elaborar y comercializar productos de origen natural para salud, belleza, higiene y nutrición.

14 hitos de Grisi

Durante más de siglo y medio Grisi se ha centrado en expandir su negocio basado en la innovación de productos:

  • 1863

Surge Emplasto Monópolis, ungüento para distintos padecimientos.

  • 1890

Blas Grisi, hijo de don José, funda la droguería El Factor.

  • 1900-1918

Crece exponencialmente. Amplía su planta y complementa su línea de medicamentos con productos de belleza, a base de ingredientes naturales.

  • 1950

Nace el shampoo de manzanilla y posteriormente el de Organogal. Empieza a exportar jabones a Estados Unidos y Centroamérica.

  • 1970

Inaugura planta en Ciudad.de México. Incorpora los productos Excelsior, Garde y la línea a base jojoba y sábila.

  • 1988

Surge la línea de tocador Ricitos de Oro.Estrena imagen corporativa y logotipo.

  • 1993

Comienza la internacionalización con la firma de un acuerdo con Helene Curtis, de Chicago.

  • 1998

Inicia exportación hacia Europa, Centro y Sudamérica. Firma convenio de licencia con Procter & Gamble.

  • 1999-2001

Firma de acuerdos de distribución con Combe Internacional y Sara Lee.

  • 2002

Celebra su 140 aniversario e inaugura nueva planta de producción.

  • 2005

Recibe el Premio Nacional de Exportación.

  • 2006

Obtiene la Certificación ISO 9000:2001. Expande su centro de distribución.

  • 2010-2018

Por ocho años consecutivos obtiene el distintivo de Empesa Socialmente Responsable.

  • 2017

Surge la Fundación Grisi con fines filantrópicos.

Te invitamos a seguir Big Shot Magazine en Facebook y Twitter.

Alejandro Grisi de Lara, CEO, ceos, empresarios, empresas, empresas mexicanas, Grisi, industria de la belleza, productos de belleza, Recomendado

LO MÁS LEÍDO
Scroll to top